Sin categoría

Campamento de verano, ¿a favor, en contra o todo lo contrario?

23 julio, 2013
Llegadas estas fechas el campamento de verano se convierte en la tabla salvavidas que muchas familias necesitan para poder conciliar más allá del curso escolar ordinario. Muchas de mis amigas buscan con esmero durante la primavera para encontrar un colegio, un centro cultural, un polideportivo o algún taller donde poder dejar a sus polluelos unas horas y así poder trabajar. 
Mi trabajo me permite flexibilidad horaria, a parte de trabajar en casa…. lo sé, lo sé, muchos en este instante exclamaréis: ¡qué suerte! Bueno como todo tiene sus pros y sus contras. Por tener este tipo de trabajo yo no he llevado nunca a Rayo a un campamento urbano. La verdad que si me hubieráis preguntado en junio si me gustaría llevarle, rotundamente hubiera dicho que no. El curso se hacía ya muy cuesta arriba, el niño estaba cansado de madrugar y yo notaba que necesitaba sacudirse horarios, rutinas y clases. Necesitaba, como todos cuando hemos sido niños, perecear, no mirar al reloj, jugar sin límites y de vez en cuando hasta aburrirse. ¿No habéis hecho eso vosotros en verano?
Si me preguntáis ahora si quiero llevarle a un campamento la respuesta se ha convertido en un rotundo sí. Sigo pensando que necesita olvidarse de horarios y responsabilidades, sigo pensando que si mi trabajo me lo permite, ¿para qué voy a llevarle? Pero la realidad es que necesita jugar, y sobre todo, necesita compañeros de juego. Se aburre en casa, quiere que juegue todo el tiempo con él, aunque sí es cierto que parte de la mañana logra entretenerse: un poco de tarea divertida (sobre todo matemáticas que le pirran), tocar la flauta, unos poquitos dibujos, un partido a la Wii, un paseito corto por el parque (corto, porque menudo calor hace en Madrid). Pero entre medias hay quejas, tiras y aflojas, y yo tengo una responsabilidad, una casa y un niño que atender al tiempo. 
Y hoy le he preguntado… antes de buscar nada, que será ya difícil encontrar una plaza en algún sitio que no valga una fortuna. No quiero que se quede a comer (no lo hace ni durante el curso), no quiero que madrugue, sólo quiero que pase unas horas divertidas donde yo pueda hacer del tirón mi trabajo y así luego poder dedicarle un tiempo de mayor calidad y de mejor dedicación. “¿Rayo quieres ir a un campamento de verano?“. Su respuesta también ha sido contundente: “¡¡¡NO!!! No quiero madrugar, no quiero tener que ir todos los días como si fuera al cole, mamá el verano es para estar en casa, jugar y descansar, ¿por qué me quieres llevar ahora al colegio?“. 
Dicho esto, ¿qué más puedo añadir yo? 

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply Mo 23 julio, 2013 at 15:25

    Yo nunca fui a campamentos porque mi madre también trabajaba en casa, así que no he vivido la experiencia, pero mis amigos sí lo hacían y se lo pasaban muy bien.
    En principio, mientras pueda evitarlo, no quiero llevar a Peque a uno. Otra cosa es que él con el tiempo me lo pida. Entonces ya veremos…
    Besos!

  • Reply Alejandra BrazosyAbrazos 23 julio, 2013 at 17:07

    Pues te lo ha dicho bien claro. Aunque puede que al ver que la dinámica no es la misma que el colegio al final le gustara y lo disfrutara a tope, aquí hay algunos que puedes pagar por días e incluso por horas sueltas.

    Yo no he llevado a mi hijo por los mismos motivos que sí y por los mismos me he planteado llevarlo, y es que hay días que se aburre como un mono el pobre. Pero bueno, creo que también tienen que aprender a gestionar el aburrimiento y a saber buscarse las habichuelas para entretenerse 😉

  • Reply Mami Wendo 23 julio, 2013 at 17:10

    Nada! me pasa lo mismo con mi hija, no ha querido ir a un campamento por más que le he rogado, y pasa que como es hija única no quiere que me le despegue ni un minuto. Como yo también tengo que hacer otras cosas, lo he resuelto por un par de días, he invitado a su prima a dormir unos días a la casa, así no madrugan, despiertan entre risas y la han pasado jugando, evidentemente a mi ni me pelan! besos

  • Reply Anónimo 23 julio, 2013 at 18:19

    Yo opino igual que tú,además donde vivimos todos los campamentos o actividades que nos vendrían bien por edad empiezan a las nueve de la mañana.
    Unas actividades muy interesantes y gratuitas eran de 10 a 1,pero no lo admitían por la edad.

    Él también se aburre y hasta me ha dicho que quiere volver al cole porque quiere jugar con sus amigos.
    Yo hago lo que puedo para que tenga un feliz verano,jugando y disfrutando al aire libre.

  • Reply Monstrua 23 julio, 2013 at 19:38

    No sé, yo creo que depende de la edad. De todos modos, un campamento es bastante distinto. Y, desde luego, me da que los urbanos no molan tanto como los otros 🙂

    En fin… ya me llegará 🙂

  • Reply Mama medusi 24 julio, 2013 at 06:20

    Jajaja precisamente ayer publiqué yo un post relacionado con el tiempo de calidad y como podemos valorar si ellos estan disfrutando o no.
    Por lo que dices aunque te de la impresion de que el se aburre, por su reacción a lo mejor no se aburre tanto. Es muy complicado valorar si ellos estan pasandolo bien o no…
    Y como opcion imagino que habrá campamentos y campamentos, será cuestion de encontrar el que mejor se adapte a las necesidades. Yo he oido hablar de campamentos en ingles y me parecen una muy buena opción.
    Un abrazo!

  • Reply UrbanMon España 24 julio, 2013 at 06:41

    Yo he tenido que tirar de campamentos urbanos desde que empezamos el cole. Son una buena opción para entretener a los niños aunque, como al resto, no me gustan las rutinas y horarios en verano.
    Pero hay muchas opciones: dejarles unas horas, por semanas e incluso por días. Estos son los que más me han gustado en Madrid: http://urbanmon.wordpress.com/2013/07/22/nos-vamos-de-campamento-urbano/

    (si no consideras apropiado poner el enlace borralo)

    Bss

  • Reply Belen Pardo 24 julio, 2013 at 06:42

    Mo, si los niños se adaptan a todo y se lo pasan bien, pero como siempre he tenido mis reservas de llevar a Rayo por aquello de no agotarle, controlarle yo, yo que sé,…., ahora que está mejor me cuesta dar el paso y darle más cancha.

    Alejandra, pienso como tu, es bueno que aprenda a gestionar el aburrimiento. Mi madre no estaba preocupada de entretenerme cuando yo era niña, bastante trabajaba la pobre….

    Mami Wendo, tu plan me encanta. Mi sobrina aún es algo peque, y no creo que quiera dormir sin su madre aún. Pero yo creo que al año que viene esa puede ser una opción estupenda.

    Anónimo, ahí está el tema, hacemos lo que podemos.

    Monstrua, los urbanos no están mal, hacen actividades con monitores, juegos, durante unas horas, tiempo suficiente para que no estén pensando todo el rato en lo aburridos que están… vamos eso creo yo….

    Mama medusi, te leí anoche 😉 no te comenté porque desde el móvl no me deja. Pero pensaba que por mi situación ahora mismo yo no puedo ofrecer mucho tiempo de calidad a mi hijo, y eso me fastidia…. mucho.

  • Reply MATT 24 julio, 2013 at 07:07

    Si no fuera necesario yo no llevaría a mis hijos, pero como trabajo en Julio van a uno en un club deportivo con piscina, juegos y mil actividades, y la verdad es que lo pasan genial. Pero insisto, si pudieran quedarse conmigo no les llevaría.
    Un beso

  • Leave a Reply