Sin categoría

Castigos o retirada de privilegios

8 abril, 2011

No soy partidaria de castigos, del rincón de pensar o similares. Creo que los niños aprenden rápidamente a cesar en el mal comportamiento, aguantar el castigo, pero no sacar nada en claro de ello. Aprenden a aguantar el chaparrón y punto. Aprenden a contentar a los padres. Esto sucede sobre todo con los castigos que se imponen sin pensar, entre voces y gritos, castigos sin explicaciones posteriores.

Esto que digo no es síntoma de «no estar poniendo límites al niño». Mi hijo tiene límites y muy definidos. Ya en alguna ocasión os he comentado que al Peque hay que llevarle bien firme porque en cuanto me descuido un poco se me desperdiga que da gusto. En cambio con una rutina muy marcada, y pautas muy cuidadas el niño se porta mejor y evitamos disgustos.

A base de berrinches, pataletas, llantos en público y similares he aprendido a aguantar el tipo, y sobre todo he aprendido que tomar una actitud desafiante con él, autoritaria, enfadada y demás no me lleva a ninguna parte. Confieso que no siempre me sale, es difícil, cuando la paciencia te abandona (cual desodorante) poco puedes hacer, y oye todos somos humanos, yo la primera. A veces pierdo los nervios y más de una voz se lleva. Pero en la mayoría de las ocasiones, respiro profundamente, me imagino en una playita del Caribe, caipiriña en mano escuchando el vaivén de las olas. Y desde esa idílica imagen, me enfrento a la cruda realidad, un niño en plena pataleta, a pesar de sus 4 años, llantos, desafíos, lágrimas de cocodrilo.

Ya en estas edades, deben aprender que sus comportamientos inadecuados tienen consecuencias, y aunque, como he dicho, no soy muy partidaria de castigos, tienen que comprender que si hacen algo incorrecto, perderán algún privilegio. Si, lo sé, es un castigo sin más. Yo veo ciertos matices, y sobre todo intento hacer que lo entienda, se lo explico y le argumento que realmente es él quien elige portarse mal, aun sabiendo que eso hará que se pierda algo bueno.

Hoy el berrinchón ha sido por algo absurdo. Entramos por el pan, donde gominolas y regalices están ahí, al alcance de la vista de los más pequeños. Estamos deacuerdo en que es difícil resistirse a ello, pero él ya no es un bebé y sabe cuándo y cómo se pueden comer chucherías. Sabe que la respuesta a cualquier petición dulce será un «no». Y a pesar de que lo sabe, sigue tirando del hilo. Tira tanto que al final acaba llorando, conducta absurda ya que sabe que antes de la comida nunca hay chuches. Llanto absurdo, llanto chantajista, llanto para desesperar a su madre y que ceda.

Hemos llegado muy tarde a casa, pero he conseguido mantener la calma (bien por mi!), la consecuencia, ya no hay tiempo para jueguitos de ordenador, y por supuesto se queda sin jugar todo el día, los niños que lloran no juegan (eso es algo que se lo intento grabar a fuego, pero oye, como si nada). Y con todo el dolor de mic orazón, el parque de hoy se acabó. Pensaba llevarle al parque un rato a que jugase con los amigos del cole y de ahí nos íbamos a ver a sus tíos. Pero hemos cambiado el plan, no hay parque, solo visita a los tíos.

Es un castigo, o una retirada de un privilegio, cada uno lo puede llamar como quiera. Cuando se ha calmado hemos hablado, como siempre, y él solo me ha argumentado que cuando se porta mal no puede hacer las cosas que le gustan, y que entiende que no vaya a ir al parque. Esto lo ha entendido, vale. Ahora solo queda que sea capaz de generalizar, que no es poco.

Otra táctica que me funciona es algo que leí en un libro de Rosa Jové. Primero de todo entenderle, que se sienta comprendido, y darle a elegir entre dos opciones. Si lo manejas bien, funciona de maravilla.

Hace un rato, después del berrinchón, cuando ha acabado de comer ha tenido el valor de pedirme un poco de chocolate. Él siempre dice «quiero algo». He ignorado la petición tan caradura, pero ha seguido insistiendo. De nuevo he respirado imaginando mi idílica playa y le he dicho: -«puedes seguir empeñado en pedir algo, y hacer enfadar de nuevo a mamá, o sentarte tranquilito mientras ves tus dibujos y todos quedarnos contentos». Lo sé, lo sé, manipulación pura y dura. Pero desde su óptica quien elige es él. Por supuesto ha elegido la opción correcta.

Esto de darle a elegir entre varias opciones lo hago bastante a menudo, no en un plan tan descarado como el ejemplo anterior, y funciona!! Os lo recomiendo.

Os deseo feliz fin de semana.

You Might Also Like

26 Comments

  • Reply lamamadeunabruja 8 abril, 2011 at 13:53

    Bravo por ti!! yo creo que en más de una ocasión acabaré cediendo, la carne es débil y a veces por no aguantar según que cosas…
    Una vez oí a Rosa Jove decir que en su casa no hay castigos sino consecuencias lógicas de cada comportamiento, en mi opinión lo llames como lo llames es lo mismo: haces algo mal y te quedas sin algo que te gusta.
    Para mí lo importante de los castigos o retirada de privilegios o como cada uno lo quiera llamar es no abusar de ellos y utilizarlos en casos que lo merezcan, por ejemplo hace tiempo me encontré con una amiga que había castigado a su niña sin dibujos animados porque no había querido probarse un pantalón que le había regalado su abuela, a mí me pareció exagerado y además la peque salió ganando porque como no había dibujos la tuvieron que bajar a jugar al parque.

  • Reply Maria 8 abril, 2011 at 13:57

    Me gusta mucho como planteas las situaciones y como te enfrentas a ellas, creo que es la forma mas adecuada de hacerle ver las consecuencias de los comportamientos, que entienda el fondo y no se quede solo con el castigo. Muchas gracias por los consejos. Un besito y que paséis muy buen finde!!!

  • Reply mamadejulio 8 abril, 2011 at 14:48

    Esto q comentas lo he leído en algún sitio ya. Me gusta la idea la verdad, a Julito mandarle a pensar es imposible, no va y ala fuerza no le voy a llevar. El sabe perfectamente cd me enfado y lo q hace es acariciaren, abrazarle, besarme. y llamarme guapa para q le perdone y vuelva a estar contenta. No es listo ni na el TIO…

  • Reply Cartafol 8 abril, 2011 at 14:54

    Muy bien planteado, yo suelo castigar sin algún privilegio también, pienso que es lo que mejor funciona en estas edades, algo que en verdad les guste a ellos y puedan pasar un rato sin el…

  • Reply Anónimo 8 abril, 2011 at 15:03

    Pero si le dejas ver los dibujos el se busca otra forma de entretenerse,no? Aunque no sea ir al parque sabe de por si que no se va aburrir. O no?

  • Reply Leia Organa 8 abril, 2011 at 15:43

    De puro buena eres maquiavelica… deberían prohibiros a los Psicologos utilizar vuestras artes con niños indefensos (y más si son vuestro niños) Jaja!

    Vale, cuando PequeñoJedi me saque de mis casillas, en vez de regañarle, quitarle privilegios o cualquier cosa que se me ocurra; le voy a amenazar con llamar a la "Tia Belén". Eso seguro que surge mejor efecto.

    Ah! Gracias por darnos estos pequeños consejillos… que como salga en temperamento al padre, me van a hacer muuucha falta.

  • Reply Ana 8 abril, 2011 at 17:06

    Pues yo la verdad es que no sé muy bien como me voy a manejar en estos temas…y David ya tiene dos añitos y medio, por lo que me voy a tener que poner las pilas!!! de momeneto, nunca le he castigado, ni retirado privilegios, solo le he dicho que a mamá no le gusta que haga no se qué, o que me pongo triste cuando hace no se cuantos. Lo de las dos opciones lo tengo en mente, me parece una muy buena idea!!

  • Reply Susana 8 abril, 2011 at 18:03

    Como tú, veo una (gran) diferencia entre castigo y pérdida de privilegios. ¿Cuál? Fácil, una castigo es algo negativo, mientras que con la pérdida de privilegios simplemente no obtiene algo bueno. Es decir, aquí no hay consecuencia negativa sino que no se condigue la positiva.

    En el cole me pasa más o menos como a ti, que trato de mantener la calma y respiro una vez, dos, tres, me agarro a la silla una vez, dos, veintisiete…. pero al final hay veces que suelto el grito de "verdulera en el mercado". ¿Funciona? A veces, pero lo normal es que el niño en cuestión de cierre en banda (si es un jeta) o se bloquee (si realmente tiene un problema con el tema en cuestión, aunque entonces mi aguante es muuuuuuuucho mayor).

    En fin, que me parece genial tu comportamiento con el peque, y sobre todo me parece estupenda tu opción de "no castigo" y de diálogo con él. Acabará por generalizar y por autorregularse, ya verás. Sólo necesita tiempo, como para tantas otras cosas y como el resto de niños de su edad.

    Un abrazo muy fuerte.

  • Reply Susana 8 abril, 2011 at 18:04

    Por cierto, 4ª línea: "no se condigue", del verbo "condeguir" de toda la vida 😀

  • Reply Mamá (contra) corriente 8 abril, 2011 at 21:07

    Me uno al comentario de Leia. De hecho, creo que deberías poner un 902 24 horas para cuando necesitemos tus consejos. Yo voy tomando nota.

  • Reply bel 8 abril, 2011 at 22:42

    no sé la edad que tendrá tu peque, pero vamos a la par. yo siempre intento dialogar con mi hijo, le explico las cosas, se las repito mil veces si hace falta, le pido explicaciones por el berrinche que ha pillado. ahí es cuando me sale con contestaciones nada lógicas y siempre cambiando de tema. le digo 'por qué te portaste así?' su contestación normalmente es 'porque no quería (y le sigue un cambio de tema, como por ejemplo) porque hoy el Iker ha chutado la pelota fuerte'. claro, intento volver al tema, pero no hay manera.

    me contengo muuucho, pero hay veces que la verdad que no puedo, y pierdo la calma!

  • Reply Mami Milka 9 abril, 2011 at 02:09

    Que complicado es educar a los peques, sea con castigos o retiradas de privilegios… lo mas dificil es conseguir hacerles entender el porque, que no lo vean como que les quieres "fastidiar", que realmente comprendan e interioricen que han hecho algo mal y tiene unas consecuencias.
    Me gusta la idea de "dejarle escoger" aunque es cierto que en el ejemplo que citas fue muy descarado!
    Un abrazo.

  • Reply Supermama 9 abril, 2011 at 08:24

    Me parece una idea genial la de las opciones…yo creo que hago algo parecido…aunque tambien podria verse como un chantage, le digo que si quiere algo que le gusta, jugar, un camion, pintar…tiene que cambiarse el pañal, o vestirse o calmarse…es lo unico que me funciona de momento! si la cosa termina mal, llanto, pataleta, etc…intento razonar con el, pero no sé bien si me entiende…yo lo intento y al menos que cale algo.

    La verdad que tu hijo me recuerda a mi de pequeña…no se rinde! y eso es muy bueno. (creo yo…)

  • Reply Carol 10 abril, 2011 at 15:37

    Yo también he oido lo de las dos opciones y me parece buena idea. Me gustó mucho el libro "Cómo hablar para que sus hijos les escuchen y cómo escuhar para que sus hijos le hablen", da muy buenos consejos y muchos casos prácticos. Me lo tendré que volver a leer dentro de un tiempo, que todavía nos queda.

  • Reply Mamá Española en Alemania 10 abril, 2011 at 18:09

    Lo de las dos opciones sí que es una buena idea… Yo lo uso cuando consigo imaginar la playa jajajajja…

    A mí también me funciona, en caso de pataleta a lo bestia (de esas de gritar y patalear como en las pelis) un "qué te pasa, que quieres mimos? Quieres un abrazo?"… y, si esta no funciona, le pregunto qué le pasa y que si puedo hacer algo para que deje de estar enfadado. Normalmente cuando entran en el bucle de las pataletas histéricas, se suelen olvidar del origen de su enfado, así que se quedan un poco confundidos y no te piden la chuche… o se calman a pensar en qué podría hacer para contentarle y aparece la opción "diálogo" (que no existía durante la pataleta).

    No sé, cuando montan pollos por cosas que saben ya de por sí que es un NO rotundo, tengo la sensación de que venían ya cabreados por otro tema, que no se habían podido desahogar y que "aprovechan" esto (que saben que va a haber conflicto) para sacar la rabia que llevan.

    🙂

  • Reply mami poppins 10 abril, 2011 at 20:04

    Yo también prefiero la retirada de privilegios, aunque a veces me da la sensación de que es lo mismo. Dar opciones hombre que funciona, también lo hago para la ropa y la comida, no sé si estará ok, pero creo que ella piensa que elige y yo que guio un poco. Yo que sé pq es tan difícil.

  • Reply Mónica 10 abril, 2011 at 20:32

    Yo me uno a la idea de que pongas un 902, jijijiji!!!Y a la edad de mis hijos, yo ya tengo una playa paradisíaca particular, después de tantos años visitándola, ya es mía…Pero cuando son mayores, son ellos los que me chantajean a mi, o los que me dan las dos opciones y yo me quedo con la menos traumática!!!!!!Un beso

  • Reply mama de parrulin 11 abril, 2011 at 09:27

    Mi retirada de privilegios es quedarse sin cuento, porque le encanta.
    El parque no lo retiramos porque sería mi opción preferida y tengo miedo que con cualquier excusa le dejara sin parque que lo odio, ja, ja.

  • Reply Mis Chicos y yo 12 abril, 2011 at 12:43

    Pues yo no veo ninguna diferencia entre la retirada de privilegios y un castigo? para mí es exactamente lo mismo pero con distinto nombre.
    Lo de dar dos opciones es algo que yo siempre he hecho cuando he intentado calmar a un niño pequeño, con el mío de momento no funciona, supongo que será muy pequeño aún, aunque lo que mejor me funciona es intentar dialogar con ellos a su altura, y explicarles el por que no puede comer x cosa en cierta hora por ejemplo, pero hay veces que da igual lo que intentes y al final lo mejor dejar que se pase la rabieta y luego explicarle lo que ha hecho mal.

  • Reply Clementina 12 abril, 2011 at 17:26

    Muy bueno tu blog. Yo intento no ponerla en penitencia pero a veces es muy difícil y antes de agotar mi paciencia opto por mandarla sólo un par de minutos al cuarto, no sé si sirve, pero cuando estoy en la calle, cuando necesito que se porte bien, y me hace berrinches, le digo que se va a ir en penitencia y se calma. No siempre se puede seguir el "manual", hay que adapatarlo a cada niño. Los invito a todos a conocer mi nuevo blog. Besos.

  • Reply Anónimo 16 abril, 2011 at 14:37

    lo de las chuches, lo entiendo, pero si despues de comer te pidio chocolate, por que no se lo diste??
    y lo de no ir al parque?? a mi me parece excesivo, no le diste chuches, ya me parece suficiente, no? porque no pudo ir al parque?
    a lo mejor soy demasiado permisiva pero me pareceun poco exagerado el castigo,n o??

  • Reply Belen Pardo 17 abril, 2011 at 15:14

    Lamamadeunabruja, podemos llamarlo como queramos, pero lo importante es que el peque entienda que si uno hace algo mal, tiene una consecuencia. Consecuencia además que debe ser explicada, para que él valore su comportamiento. A mi me funciona. Es cierto que hay veces que son más fáciles que otras, como todo. El caso que cuentas, sin duda es exagerado. No querer probarse unos pantalones no hace que la niña merezca un castigo, pobre! Pero bueno, cada uno sabrá, no?

    María es que los niños aprenden muy pronto a “aguantar el chaparrón” sin más, sin aprender nada de ello, y eso es lo que no quiero. No quiero que asuma el castigo solamente, quiero que comprenda, quiero hacerle pensar. No es fácil, te lo aseguro, pero en eso estoy.

    Mamadejulio, desde mi (humilde) punto de vista, el rincón de pensar vale para poco, o al menos a mi no me sirve. Y además, un niño de corta edad, solo, ¿pensará realmente en la mala conducta realizada?, me parece que no. Pero si tu te sientas con él y le explicas qué ha pasado y cómo debería actuar, igual si puede sacar conclusiones. Pero solo,…., difícilmente.

    Anónimo, hombre es que yo tampoco quiero privarle de todo. Obviamente si no baja al parque se irá a su cuarto y jugará con sus juguetes, bueno, no pasa nada. O al menos a mi me parece que no pasa nada.

    Leia, jajajaja,¿maquiavélica? No mujer!! Es que una tiene que buscarse las mañas como sea, ya lo verás ya!! Y no le amenaces a mi niño con la tía Belén eh????

    Ana, cada niño es un mundo, pero con la edad de David al mío ya tenía que irle midiendo porque tenía y tiene un fuerte carácter. Mi hijo es muy sensible, y enseguida que me enfado y se lo hago ver, se empeña en que me ponga contenta, creo que lo peor para él es que le alce la voz (sí lo hago, soy humana), o que me enfade. Se pone muy triste el pobre.

    Susana, yo también parezco a veces verdulera de mercado, no creas. La teoría es bonita de ver, pero la práctica a veces es muuuu dura. Y en tu caso, hija mía, casi más. Lo del diálogo para mi es básico. No puedo esperar que él entienda ciertas cosas como las entendemos los adultos. Y creo que muchos padres (sin querer) pecan de eso. Son niños y no comprenden muchas cosas, no son tontos, pero son niños. Hablar, hablar y hablar, para mi ese es el único secreto.

    Mamá (contra) corriente, oye si hay que poner un 902 se pone y santas pascuas, sin problemas eh?? 😉

    Bel, mi hijo tiene 4 años, e insisto, todas tenemos nuestro límite, yo también le grito a veces, y luego me arrepiento. Lo importante es ir dialogando con ellos, pero a veces ni ellos saben a que se debe su mal comportamiento. No hay que presionarles, yo de más pequeño le intentaba explicar que mamá le entendía, que a veces uno se enfada y hace cosas que no están bien. Él me miraba con la boquita abierta y yo sé que algo comprendía.

  • Reply Belen Pardo 17 abril, 2011 at 15:22

    Mami Milka, utilizó mucho lo de “hacerle escoger”. Una debe ser hábil y plantear opciones descaradas, no vaya a ser que te salga el tiro por la culata, pero de ese modo el niño entiende que puede elegir, que no hay imposiciones, y eso, es muy importante para el desarrollo de su personalidad, entre otras cosas.

    Supermamá, tu peque aún está en una edad complicada. Pero créeme, entienden mucho, y lo importante es que creas un camino para cuando vaya creciendo ycomprendiendo más. Mi niño no se rinde no, es de firme carácter, de convicciones inamovibles, yo también creo que es bueno, aunque yo tengo mucho más trabajo claro 😉

    Carol ese es un libro que tengo pendiente. A ver si me lo regalan para el día de la madre jejeje.

    Mamá en alemania, a base de mucha práctica :S aprendí que una vez en la pataleta, poco puedes hacer. Solo intentar darle mimos y abrazos, como bien dices, y esperar. Y ya luego dialogar. A veces es muuuy complicado, incluso imaginar la playa, cuanta razón llevas 

    Mami Poppins, se trata de eso, de guiarles y al mismo tiempo enseñarles que ellos tienen poder de decisión. No es fácil, para nada, pero merece la pena, no crees?

    Mónica, es que tu llevas mucho entrenamiento, jejejeje. Como te digo siempre, no me asustes que aún me queda para llegar a tener mi playa particular.

    Mis Chicos y yo, yo veo mucha más negatividad en el castigo sin más. Pero bueno, es cuestión de opiniones, por supuesto. Y sí, tienes razón, a veces, por mucho que una intente, la rabieta aparece, pero aún así, como bien dices, cuando pasa, hay que hablar de ello.

    Clementina, supongo que cada una tenemos nuestros métodos. A mi mandarle a su cuarto nunca me funcionó.

    Anónimo, no me parece que fuera muy dura con él, la verdad. Soy estricta sí, pero no dura, te lo aseguro.

  • Reply mariluz 27 abril, 2011 at 16:02

    El darle a elegir es algo que hago casi a diario, sobre todo en cosas que le cuesta O no le gusta, por ejemplo el vestirse, un caballo de batalla que se va ganando… completamente de acuerdo en hacerles entender,con dialogo, que todo acto tiene sus consecuencias…así se harán mas responsables.. y les ayudara a pensar..
    lo de quitarle privilegios lo hago, y no lo veo como un castigo… hablo mucho con el y le explico que todo lo que hace tiene consecuencias..
    invierto las consecuencias, por ejemplo en vez de decir: si no te vistes, etc.. no ves tu dibujos , le digo: Cuando te vistas, veras tus dibujos… acto inadecuado seguido de recompensa si lo logra… es cierto que a veces: si no haces… no tendrás esto otro, pero lo estoy invirtiendo en positivo y a mi me funciona, pero estamos acostumbrados tanto al no , que es difícil sacarnOslo de encima…
    la silla de pensar no sirve, al no razonar con el… al contrario se ríe y lo toma como un juego..
    yo para controlarme, que también se me escapa alguna voz, cuento al revés .. y así me controlo…lo de la playa lo probare, no será difícil , es mi lugar favorito…
    últimamente cuando hace trastada gorda ( me tiro la cámara de fotos por el water…el otro día) lo que hice fue darle un palo para que la sacara , y luego lo puse de cara a la pared y le dije que contara , al mismo tiempo de: las cosas hay que cuidar las cosas , sin tirar ni romper…No me ha vuelto a tirar nada por el water…
    lo que me esta costando es que vaya de mi mano por la calle, y hoy que lo ha hecho rabiando y rebeldon, no le he puesto sus canciones, también si estoy cerca de casa, nos damos la vuelta, si me coge la mano , al rato lo recompenso…
    u

  • Reply mariluz 27 abril, 2011 at 16:05

    cuando digo que cuente me refiero números…

  • Reply mariluz 29 abril, 2011 at 21:03

    medidas drásticas hoy…
    aunque parezca excesivo, hoy le he quitado a Juan Pedro parte de sus juguetes, mejor dicho escondido, tampoco va a disfrutar del cantajuegos, dibujos ni iPod, porque?…
    aunque no me retracto de lo dicho anteriormente en el anterior post, he considerado necesario llevar a la practica estos correctivos porque ya es pasarse… le ha dado por tirarme las cosas al water, o por la ventana, aunque pensé que eso estaba superado… pues no , ha vuelto a la carga, y no es tonto , no, me tira cosas de valor…
    así que en esas estamos… tiene que aprender… pues no es cuestión de desmantelar el piso…
    menuda irritación me he llevado hoy… no le he gritado , ni nada, leche escondido lo que mas le gusta…

  • Leave a Reply