Sin categoría

Comiendo regular

15 abril, 2011
Quien me lo iba a decir a estas alturas, 4 años, crisis varias superadas, pero ahora empezamos a tener ligeros problemillas con la comida.

Cuando el Peque tenía un añito empezamos a hacer asquitos a los purés. Hasta ese momento los había tragado que daba gusto. Papillas, cereales, pureses varios…. salvo la fruta que no la toleraba el pobre, progresaba adecuadamente con lo demás. Como digo al año más o menos me dijo básicamente que el puré me lo tomara yo, que él pasaba.

Fueron momentos difíciles, ya que coincidieron con problemas de salud, hospital. Aquello marcó un antes y un después. A los purés se negó así que empezamos definitiva y únicamente con la comida en trozos. Y como muchas madres, empecé a obsesionarme con lo poco que veía que comía. Claro no es lo mismo un puré donde tu pones todos los elementos que son ( o tu consideras ) necesarios, a que le veas tomar cuatro trozos de esto y dos de aquello. Confieso que me convencía malamente. Pero el niño no solo no perdía peso, nunca perdió, sino que ganaba y las cosas parecían funcionar.

Pero los problemas de salud continuaron y ahí me vi forzada a acudir a los potitos, un día se lo dieron y funcionó y sí, está muy bonito eso de “se lo hago yo que es más sano”, pero cuando hay una negativa, un problema importante y come eso o nada,…, pues una se tira a los potitos prefabricados y a lo que haga falta. Aquel verano fue lo único que quiso comer. Potitos y picoteos varios eran su dieta. Y aunque a mi se me hicieron meses eternos, echando la vista atrás, no fue tanto. Poco a poco aceptó volver a comer, pescadito, pollo, poco a poco carne. Pero la verdura no la quiso ni oler, el arroz, la pasta.

Con el paso del tiempo he conseguido que acepte alguna verdura: espárragos trigueros, zanahorias crudas, ensaladas, tomates,…, a veces, berenjenas. He conseguido que coma pasta, los espaguetis le pirran. Pero del resto de verduras ni hablar, el arroz ni en pintura.

Mi gran logro, o mejor dicho el suyo, la fruta. De no comerla, ni en puré, ni en cachitos, hemos pasado a tomar fruta con asiduidad, y además a comerla con gusto.

Pensaba que al hacerse más mayor no tendría tanto miedo a probar los nuevos sabores, alimentos que viera que comíamos su padre y yo, pero nada, no hay manera. Su dieta no es todo lo extensa que me gustaría. Aunque reconozco que no puedo quejarme: legumbres, carnes variadas, pescados blancos y azules, pasta con moderación, algunas verduras y frutas. Pero sé que podía comer mejor.

Y luego está el tema de las cantidades. No sé qué pasa en estos momentos pero come muchísimo menos. Me surge la duda de si está en otro de esos momentos donde el crecimiento se estanca y su cuerpo pide menos comida. Pero por otro lado, pienso que también gasta mucha energía y debería comer más.

El caso es que no come como antes, como hace un mes o dos, come menos, no se acaba sus platos, come sin ganas, me cuesta que finalice sus comidas. De salud el niño está bien, contento, duerme bien, juega, corre, está activo, con buen aspecto. Ningún problema aparente.

Nunca he sido de dar demasiada importancia a las cantidades de comida o a la variedad. Siempre he confiado que el niño se iría regulando, y de hecho así ha sido. Su peso siempre ha sido estupendo, constante, no ha engordado de más ni tampoco perdió peso.

Pero ahora dudo. Pesa lo mismo que hace seis meses o más. Su ritmo de crecimiento es bueno, en su última revisión sus percentiles siguen la misma línea de siempre, no hay oscilaciones importantes. Así que no sé, como digo, si estamos en un periodo de estancamiento.

Sabias mías con hijos mayores, ¿qué me decís?, ¿me estoy obsesionando?, ¿hay efectivamente un parón en su crecimiento?, ¿se trata de una fase?.

Con los niños una nunca está del todo tranquila.

You Might Also Like

18 Comments

  • Reply @Mousikh 15 abril, 2011 at 21:15

    Poco te puedo ayudar porque yo voy muy por detrás tuya, aunque entiendo tu preocupación. Pero bueno lo importante es que está sano y fuerte, será una fase más. Estaré atenta a lo que te digan las otras mamis. un besico.

  • Reply Inma 15 abril, 2011 at 22:17

    Yo tampoco te puedo ayudar mucho, porque el mío es más peque… pero si lo vez feliz y enérgico, yo personalmente no le daría mucha más importancia…¡Ánimo!

  • Reply Anuda 15 abril, 2011 at 23:05

    Yo en experiencia, cero patatero. Pero supongo que, mientras el peque esté bien, no deberías preocuparte mucho. Los adultos también tenemos épocas en la que no nos apetece comer mucho, no? Igual es sólo eso, juntado con el calor que está haciendo estos dias…

  • Reply Mamá Blue! 15 abril, 2011 at 23:38

    mi enano es menor q el tuyo y pues no se muy bien como aconsejarte. Yo soy de las q piensa que si el nene esta creciendo bien y sano, no debo por que preocuparme de mas. Todo a su tiempo.

    Tambien creo que haciendo comidas innovadoras, por ej, un pastel de zanahorias (q es super rico), o ponerle las verduras "camufladas" con otra comida q a el le guste, puede ser una hamburguesa, pero la carne que sea hecha a base de vegetales o pescado. Nose, son ideas

    espero q todo mejore

    un beso

  • Reply Myriam 16 abril, 2011 at 05:52

    Pues mira no solo son las etapas, la edad o la mania transitoria de turno y no solo es la neofobia propia de segun que edad, si no que hay niños, que llegan a la edad adulta comiendo así, por que así es su forma de alimentarse, su gusto y su apetito y claro que con la edad uno se va "obligando" a comer lo que esta espiluda ya como saludable en calidad,variedad y cantidad, peros ucnado uno tiene 4 años se guia solo por instinto y apetencia…
    Si el niño esta sano, crece y coge peso, yo te diria que ellos se saben autoregular estupendamente aunque nosotras nos parezca que no y nos parezca poco lo que comen.
    Mi hijo, es un niño de paetito selectivo, no come de todo ni mucho menos y va camino de los 6 años: pasa del metro 10 y pesa 17 kilos con 5 años y 5 meses que tiene….
    Lo unico que tu puedes ahcer es ofrecerle alimentos saludables y variados y el ira escogiendo lo que quiere y necesita.
    Como madre, es casi inevitable preocuparse por esttos menesteres y lo se por que lo llevo viviendo en carnes propias desde que mi hijo tenia 6 meses y comenzó su andadura por la AC rechazando cada uno de los alimentos y tambien pasó por una etpa de vivir de potitos por que cometí el error de darle uno en mi desesperacion por que comiese algo que no fuese leche….y sin embargo su hermana no quiere ver un potito ni en pintura, es mas: los pures no la gustan y todo lo quiere comer como nos ve comerlo a nosotros, pero lo prueba todo y aun no he encoontrado sabor que la disguste (se come la cebolla y el pimiento verde crudos) pero yo estoy relajada por la experienci vivida con su hermano y los dejo comer la cantidad que quieran y el ambiente durante la comida a cambiado muchisimo….
    Por si te loq uieres leer, aquí te dejo mi experiencia sobre el tema: http://demimaternidadyotrosdemonios.blogspot.com/2011/01/ninos-de-apetito-selectivo.html

    Un beso!!

  • Reply Belen Pardo 16 abril, 2011 at 08:02

    @Mousikh la verdad que nunca he dado excesiva importancia a las cantidades y al modo como se ha ido alimentando. Pero me sorprende este cambio q está experimentando. Y sobre todo esa negativa a probar ciertas cosas, a pesar de la edad que ya tiene.

    Inma, sí hija, energía tiene más que yo, te lo aseguro 🙂

    Anuda, lo que pasa que quisiera que empezara a comer verduras y algo más variado. Porque, ¿y si se queda a comer en el cole el próximo curso?, no come ni de lejos todo lo que debería.

    Mamá Blue! no quiere probar cosas nuevas, o cosas que no sabe exactamente qué tienen, menudo es. Ahí está mi problema. Porque si él se atreviera a probar yo le hago de todo!! pasteles de verduras, de zanahorias, hambuerguesas camuflando cositas, pero es ver algo nuevo y rechazarlo de plano.

    Myriam, veo que me comprendes a la perfección. Qué diferentes tus hijos no?? Me alegra ver que otra mami pasa por lo mismo que yo, voy a leer tu entrada ahora mismo. Mil gracias.

  • Reply Leia Organa 16 abril, 2011 at 08:37

    Por lo que cuentas el niño se alimenta bien, y sano además. Soy de la opinión que el cuerpo es muy sano y hay que "escucharle" si no quiere comer más cantidad tampoco hay que forzar ¿no?

    Pero claro, esta opinión es de una futura mamá, no de una que esta en lucha diaria desde hace años… por lo que te autorizo a pasar de mi opinión y reservarla para dentro de unos meses y "tirarméla" a la cara. Jeje.

    Muchos besos.

  • Reply Belen Pardo 16 abril, 2011 at 08:50

    Leia, en absoluto!! no te tiro tu opinión a la cara 🙂 tienes mucha razón. Siempre he respetado su ritmo de alimentación, eso de "no forzar" siempre me ha horrorizado. Utilizar la palabra forzar con un niño es aberrante. Jamás se le ha obligado a comer ni se le obligará, faltaría más. Pero una madre siempre anda con la mosca detrás de la oreja, eso ya lo sabes tu, aunque PequeñoJedi todavía esté en tu vientre.

  • Reply teresavet 16 abril, 2011 at 08:58

    El Pollito pasó una fase así, al principio no nos preocupamos, porque lo que se dice comer, ella comía, pero menos. Pero no cogía peso, ni crecía. Al final le hicieron pruebas, y resulta que era un poco de anemia, y un parásito intestinal. Le dimos un antibiótico una semana, y volvió a comer como una campeona, purés y trozos y todo lo que comamos nosotros.
    Vamos, que si te preocupa llévalo al pediatra, y que lo mire. Si todo está bien, pues es que come menos porque necesita menos. Y si tiene algo, mejor tratarlo. Pero estar así con la preocupación… como que no es lo mío.

  • Reply Maria 16 abril, 2011 at 09:13

    Tú lo has dicho, esta sano, feliz, coge peso, esta activo y duerme bien… Creo que tu hijo está "de dulce" Jejeje… Mi hija es bastante mas pequeña pero a mi de pequeña en la entrada de la primavera-verano mi apetito bajaba muchísimo, eran épocas! Un besazo fuerte

  • Reply Belen Pardo 16 abril, 2011 at 14:36

    Teresavet, segunda persona en pocos días que me habla de parásitos intestinales,…, uf! Si veo que su ritmo desciende más de lo esperado, lo consultaré al pediatra sí,….

    María, "de dulce", jejeje, sí es verdd, pero que te puedo decir yo!! no soy objetiva!!! 🙂

  • Reply porfinyomisma 16 abril, 2011 at 15:46

    ¿que edad tenía tu niño? ¿cerca de 4 años?, xq los mios pasaron una fase cómo la que comentas a esa edad, y otra a los 6 (el segundo está metido de lleno en lo mismo). Comen menos, rechazan alimentos q otros días se comen sin problemas,… su pediatra siempre me dice lo mismo: ¿duerme bien? ¿tiene diarrea? ¿está feliz y con energía? Pues no te preocupes que no necesita comer más. Pero es difícil no preocuparte (sobre todo si tienes una abuela tipo mi madre de las q esta siempre uy q delgado está este niño ¿no?)

  • Reply Sandra 16 abril, 2011 at 18:03

    Yo te puedo comentar lo que hace mi hijo mayor de 3 y medio. También pasa por épocas que a veces come más y a veces come menos. Al principio me preocupaba pero como estaba bien de peso y sano y sobretodo de buen humor, mientras coma lo mínimo ya me conformo.

  • Reply Mamá (contra) corriente 17 abril, 2011 at 07:23

    Para la comida me confieso bastante relajada. Nunca me ha preocupado en exceso si un día en el nene comía poco o casi nada, a pesar de estar muy delgadito (ahora menos, es cierto). Yo creo que si está sanito y contento, pues es normal que tenga rachas de comer menos.

  • Reply Mama mimosa 17 abril, 2011 at 09:11

    Yo creo que entra dentro de lo normal. Hay niños con mayor apetito, sí, pero lo importante es que esté sano. Obsérvalo de cerca, pero quítate la angustia de encima. Dale un margen de tiempo para ver cómo evoluciona.

  • Reply Cartafol 17 abril, 2011 at 15:56

    Tienen épocas, y tambien días, días que comen fenomenal y otros no comen nada, por lo menos las mías….yo aprovecho y los días que comen les dejo comer en abundancia,jajaja, no les privo de nada, luego habrá tiempo para andarles pidiendo por favor…con el calor también se come menos.

  • Reply Mis Chicos y yo 18 abril, 2011 at 20:57

    El mío está igual que el tuyo, come muy poco, no sabemos si por la primavera o si lo están saliendo los colmillos o que, se lo pregunté a su pediatra y me dijo que le diera unas vitaminas que además abren el apetito pero sigue comiendo igual de mal, hoy de cena sólo ha querido la leche el pescado que se lo toma muy bien no ha comido más que 2 trozos y a regañadientes, así que no se, lo que me preocupa es que parece que ha adelgazado 1 kilo, si la báscula no ha calculado mal, así que ya veremos lo que nos dice el pediatra en 15 días que le toca la revisión de los 2 años.

  • Reply mariluz 25 abril, 2011 at 05:46

    Yo he llevado a Juanito por este motivo 2 veces a la pediatra…
    me dijo que era normal. que solo piensan en jugar y comen menos, el calor afecta también, no le dio demasiada importancia… de pequeñín se lo comía todo, todo… yo le hacia todo casero y pasado por la batidora ycomia de lo lindo: fruta, verdura, etc.
    pero cogió la primera gastroenteritis y dejo de comer, solo tetilla…
    curiosamente en la guarde se lo come todo, y sin embargo en casa es súper selectivo: arroz, espagueti, patatas, huevos, carne regular al igual que la verdura, y la fruta solo batida con leche… es normal preocuparse, creo que tienen rachas… si en lo demás esta bien: alegre, activo, duerme bien.. habrá que esperar a que se regule, eso si antes de comer nada de nada, y mucho menos dulces o chuchee…
    me queda el consuelo que en el comedor come bien y que su tetilla no la deja…

  • Leave a Reply