Sin categoría

Conos vaginales (III parte)

23 noviembre, 2010
Tenía pendiente hacer una tercera y última parte de los conos vaginales. La última entrada referente a este tema la hice aquí, en el mes de junio. Los resultados, la verdad, fueron sorprendentes. En poco más de un mes conseguí que la musculatura de mi suelo pélvico empezara a fortalecerse. Como recordaréis os conté que tenía verdaderos problemas para echar una carrera, aguantar mucho tiempo (una hora) sin ir al servicio. Tenía casi siempre la sensación de tener la vejiga llena, aún sin estarlo. No conseguía sostener, y digo bien, la orina correctamente, aunque fuera poca. E incluso a veces, y sin darme cuenta, tenía algún escape.

Bueno pues en el mes de junio acabé trabajando con el cono número 4. Me costó un poquito sujetarlo, incluso tuve que reforzar con el cono número 3. A veces se me caía, iniciaba de nuevo el tiempo de 15 minutos, pero no lo conseguía. Entonces recurría al número 3. Poco a poco conseguí sujetarlo, aunque no sin esfuerzo. Al principio tenía que quedarme quietecita de pie. Aprovechaba cuando planchaba, o cuando veía la tele, ahí de pie. Después poco a poco pude empezar a caminar, a hacer mis cosas por casa tranquilamente mientras llevaba el cono puesto. En el verano paré.

He estado unos meses sin utilizarlo, por varios motivos. Primero he querido comprobar si la musculatura queda fortalecida sin más o es conveniente reforzar de cuando en cuando. Y segundo quería dejar descansar un poco la zona para atreverme con el pesado cono número 5.

Cuatro meses después, puedo decir que utilizar estos conos ha sido un éxito. Puedo correr, puedo aguantar perfectamente si tengo ganas de orinar, incluso con la vejiga muy llena. A veces si toso, o si voy muy rápido noto que me cuesta un poco más. Así que he empezado otra vez, lo dejamos en el cono número 4 y por ahí he seguido. Al principio me ha costado un poco, de hecho tuve que coger el 3 para conseguir retenerlo correctamente. Pero ha sido cuestión de un par de días poder estar al mismo nivel que en junio con el cono 4. Así que parece que sí, que de vez en cuando hace falta reforzar. Ahora soy más consciente de la fuerza del músculo, noto mejor como lo sujeta. Y ahí sigo, reforzando y consiguiendo una mejor sujección del 4 para poder pasar al 5.

Os lo recomiendo sin reservas. No solo a aquellas mujeres que habéis pasado por uno o varios partos, o a las que tengáis perjudicado el suelo pélvico. Os lo recomiendo a todas las mujeres. El motivo, pues este músculo con la edad tiende a aflojarse, y nos olvidamos que también podemos trabajarlo y reforzarlo. Y esta es una manera eficaz, sencilla y no excesivamente cara de hacerlo.

Tengo pendiente el Pilates. De eso ya os contaré.

You Might Also Like

16 Comments

  • Reply Suu 23 noviembre, 2010 at 08:09

    Me parece genial, a mi más o menos me pasa lo que te pasaba a ti cuando estornudo y que me cuesta mucho aguantarme, pero con el paso del tiempo mejoró. Sólo he tenido alguna pérdida ocasional y cuando estornudo me es muy complicado. La matrona que me enseñó masaje infantil también me enseñó ejercicios de suelo pélvico, pero nunca encuentro el momento de hacerlos. Espero poder hacer las clases de preparación al parto con ella el próximo enero y así aprender más ejercicios. De todas formas gracias por toda esta información tan útil.

  • Reply Mamá (contra) corriente 23 noviembre, 2010 at 08:19

    Me parece un invento súper útil. Yo tengo la zona bien, siempre he tenido fuerza, aunque me gustaría probar los conos para saber realmente cómo estoy por ahí abajo, me parece muy curioso.

  • Reply LAKY 23 noviembre, 2010 at 08:39

    Me alegro de que te hayan ido tan bien.
    Yo no noto nada después de este segundo parto, creo que todo funciona correctamente…

  • Reply Cartafol 23 noviembre, 2010 at 09:18

    Yo como Laky, no he notado nada después de mis partos. Gracias por la información!

  • Reply LA TETA REINA 23 noviembre, 2010 at 09:37

    A mi tampoco me hace falta, pero se los he recomendado a varias amigas que sí tenían problemas y se han quedado tan encantadas como tú.

    Si mi madre y mis tías los hubieran conocido, no tendrían los problemas que tienen ahora que cada vez que les da la risa, se peleanp or llegar las primeras al baño, xq sino se mean toas!!!!jajajaja

  • Reply LadyA 23 noviembre, 2010 at 09:58

    Yo no he tenido problemas… Con los ejercicios de Kegel se puede fortalecer el suelo pélvico de una forma sencilla….

  • Reply etiKeta 23 noviembre, 2010 at 10:46

    La matrona nos aconsejo hacer ejercicios del suelo pelvico todos los dias , toda la vida! y los hago porque no quiero llevar pañales a los 50 cuando es una cosa que se puede evitar. 5 minutitos bastan: viendo la tele, en el autobus o el metro, enfrente del ordenador!

  • Reply Mis Chicos y yo 23 noviembre, 2010 at 10:57

    Pues yo no he tenido problemas, bueno los primeros 15 o 20 días después del parto si pero luego volvió todo a su sitio, pero de todas formas me lo apunto para un futuro.

  • Reply Mamá Coqueta 23 noviembre, 2010 at 12:51

    Yo no he notado que se me haya relajado el suelo pélvico después del parto ¿Puede dar la cara más adelante o de tener algún problema ya debería notarlo?

    Qué curioso eso de los conos, no los conocía.

  • Reply Belen Pardo 23 noviembre, 2010 at 13:23

    Suu, me alegro que te sirva lo que he contado.

    Mamá cc, como he dicho creo que son muy útiles para todas las mujeres, aunque el parto no te haya dañado la zona, aunque no tengas hijos. Porque es un músculo y como todos, con el paso del tiempo, pierden fuerza, elasticidad.

    Laky, me alegro que este segundo parto no haya dejado secuelas.

    Cartafol, lo mismo te digo.

    Reina, es que no veas lo incómodo que es eso de hacerse pis, y lo incapacitante. A veces era incontrolable, me ponía de un humor de perros.

    Lady A, los ejercicios de Kegel a mi no me fueron suficientes. De todos modos yo he tenido una historia complicada, un embarazo finalizado a medias, después otro a los tres meses escasos de suceder lo del primero, reposo absoluto durante cuatro meses, y para rematar un desgarro interno importante (unos cuarenta puntos). Los ejercicios de Kegel como que se me quedaron cortos. La verdad que pensé que era un serio problema, pero los conos me han ayudado una barbaridad.

    Etiketa, haces bien en practicar. Todo lo que se pueda.

    Mis chicos y yo, yo empecé a notar la zona mucho peor al cabo de unos meses.

    Mamá Coqueta, como he dicho sí puede dar la cara más adelante. NO dejes de practicar los ejercicios de Kegel y si ves que tienes problemas, no dudes en pedirlos. Es fácil y rápido.

  • Reply Treintañera con hijo 23 noviembre, 2010 at 13:56

    Me alegro que te haya funcionado. Yo los compré pero no he empezado, haber si me animo.

  • Reply Anatema 23 noviembre, 2010 at 14:46

    Van genial, y yo creo que son una buena manera de mantener esa zona bien aunque en principio no se tengan problemas.
    Verás como el pilates también va genial. 🙂

  • Reply Belen Pardo 23 noviembre, 2010 at 20:51

    Treinteañera, a ver si te animas y nos cuenta.

    Anatema, tienes razón, todas debemos cuidarnos esa zona. Ya os contaré sobre Pilates.

  • Reply M.R.G. 25 noviembre, 2010 at 09:02

    Perfecto, Belén. Suena estupendo. tomaré nota.

    efectivamente, pro´xima parada pilates. Te diré que en el trabajo de Pilates el suelo pélvico se conecta con los músculos del centro del tronco, los abdominales de soporte. Por lo tanto, sería como una continuación del trabajo que has hecho.

    A mis alumnas empiezo por enseñarles a identificar cómo activar y desactivar el músculo. Luego, tienen que sentirlo para seguir activando otra musculatura que es la que refuerza el tronco.

    Es importante tanto activarlo como relajarlo. Debes ser capaz de sentir la contracción pero también la distensión del músculo. Eso es verdadero tono muscular, ser capaz de mandar sobre él.

    Y la conexión entre suelo pélvico y el 'core' (los músculos centrales del tronco) es una auténtica maravilla que te fortalecerá la espalda, mejorará tu respiración, te dará flexibilidad y salud para tu columna. En definitiva… movimientos más eficientes y un cuerpo sano y joven.

    besines

  • Reply M.R.G. 25 noviembre, 2010 at 09:04

    Un apunte… los ejercicios de Kegel son buenos pero demasiado básicos (se han quedado pelín antiguos porque en esto se avanza cada día).

    El mayor problema es que los Kegel solo hacen hincapié en la contracción del esfinter pero el suelo pélvico se activa no contrayendo el esfinter sin más (eso es a veces incluso confuso), sino contrayendo estos músculos y 'elevándolos'. Porque si no el ejercicio es incompleto.

    Obviamente es mejor Kegel que nada pero no es suficiente, como bien dices, Belén.

    bss

  • Reply Belen Pardo 25 noviembre, 2010 at 13:54

    M.R.G. muchas gracias por tu explicación, es muy valiosa.

  • Leave a Reply