Sin categoría

¿Crisis de los 4 años?

4 febrero, 2011
Esta semana, hablando con una amiga, me preguntaba si mi Peque estaba ya con la crisis de los 4 años. ¿¿¿Qué???, ¡¡No fastidies!!. Había oído hablar de ella, pero francamente, después de pasar lo que pasamos con la maldita crisis de los 2 años, había borrado de mi mente cualquier crisis posterior.
Fue una conocida (que no amiga), de profesión maestra la que me alertó de las crisis que me quedaban por pasar. Me comentó que la de los 2 años, sin duda, es la más fuerte, cuando el niño experimenta un cambio importante, pasa de ser casi un bebé a convertirse en un niño más autónomo y eso a veces, como muchas sabéis, supone muchos berrinches, rabietas, rebeldías y un largo etcétera. ¿La receta para combatirla? Paciencia, y más paciencia, no se me ocurre recetáos nada más. Y mira que he probado cosas. Si la crisis de los 2 años la pasamos más o menos «airosos», la de los 4 será leve, pero, según ella si no somos firmes en esta crisis, la de los 4 es tremenda. Como no comparto muchas cosas en cuanto a crianza con esta persona no le di veracidad a su información. Con la única parte que me quedé de lo que me contó fue con que teníamos pendiente una crisis.
Como digo nuestros 2 años fueron de los terribles. Después de muchos berrinches, llantos y peleas conseguimos superarla. A medida que crecen es más fácil combatir ese llanto de frustración pura y dura, un llanto de no entender nada. Con el tiempo hablas con el niño, dialogas, te entiende, le calmas, le mimas…. y así un día, y otro, y otro… Ya sabemos cómo son los críos. Pero una cosa es un llanto puntual y otra un llanto en serie.
Pues yo llevo una semana de llanto en serie. Lo peor del asunto es que aquí no hay solo llanto, hay rebeldía, ha aprendido a mentir, me echa pulsos, y siempre pendiente de dónde le pongo el límite. Si os digo la verdad, esto está empezando a ser durillo.
Esta mañana se ha levantado con un firme propósito: «¡mamá, yo no quiero ir al cole!». Ese ha sido su particular ¡¡buenos días!!. Así, nada más empezar. Mamá con una paciencia ya casi agotada ha hecho caso omiso a semejante patochada, le he dado el desayuno y me ha ayudado a preparar su mochila y su re-desayuno del recreo. Todo ha quedado olvidado y ha ido tan feliz. Pero al salir,…., vuelta a empezar. ¿El motivo?, realmente daba lo mismo, pero ha decidido que el tema de la bronca sería: «se me ha olvidado contar una cosa a mi profesora, tengo que volver y decírselo». Esto ya con el cole cerrado, la profe en el comedor, etc, etc, etc. Resultado, lloros varios, gritos, me rebozo por el suelo. Ainsssssss, agotador. Pero aquí mamá no ha tenido tanta paciencia y es que me matan estos ataques que le dan. Eso sí, tras calmarme yo, hablamos, y en seguida pide perdón, pide un abrazo y como si no pasase nada. Me ha acompañado a comprar fruta y parecía una malva.
La rebeldía es continua, y ahora miente. Ayer le doy un bocadillo de merienda, le dejo solo unos minutos en el salón mientras yo preparaba las cosas para irnos a música. Viene muy contento a abrazarme, contándome que se lo ha comido todo. ¡Mentira! le dio medio bocata a la gata, ella feliz claro.
Vamos que tengo una joya….. de la corona. Hoy tendrá su castigo. No me gusta castigar, aunque yo más lo llamo retirada de privilegios. No es que tenga un efecto demoledor. Pero hoy no hay juegos de ordenador, que le gustan mucho, no los tendrá en todo el fin de semana. Y a la hora de comer no hay dibujos. Puede verlos más tarde, pero no mientras come. Se acabó la tarde de parque, podrá irse con su padre a devolver unos libros a la biblioteca pero no más.
Él ya entiende perfectamente que su comportamiento trae consecuencias, y debe aprender que no se debe dejar llevar por la ira.
Me consta que estos períodos son fundamentales en su crecimiento y desarrollo. Necesitan fijar límites para autoafirmar su personalidad, sé que esto forma parte de la tarea de ser padres, ayudarles a superarlo, no castigar sin más, entenderles. Pero las cosas como son,…, ¡soy humana!. He agotado mis reservas de paciencia. Y es que, con quien peor se porta es conmigo.
Esta amiga me contaba que ella había rachas que le daba por perdido,…., os confieso que anoche se lo decía así mismito al papá sin complejos. Pero después recapacito y me arrepiento. Este niño, insisto, no me pone las cosas fáciles. Esto de la maternidad tiene un desgaste….
Yo estoy agotada, ya os lo digo, porque llevamos así toda la semana. Así que sí, tiene pinta de que estamos en otra maldita crisis. Vamos que estamos como el país.
Quería aprovechar para agradecer a Lulú y su blog Experiencias de una madre, un premio que me dio hace unas semanas, el premio me encanta tu blog. Lulú disculpa la tardanza pero ando algo despistada. Aprovecho para desearte una pronta recuperación de tu pequeña.
Y también agradecer a Ana de Creciendo con David, Estanjana de Yo Madre y Cartafol de Historias de un principe y cuatro princesas, que me han concedido el premio de Blog con estilo.
Mil gracias a todas, a estas alturas todos los blogs que me gustan y sigo tienen estos premios, así que queda todo dicho. Un gran beso para todos.

You Might Also Like

29 Comments

  • Reply Mamá Española en Alemania 4 febrero, 2011 at 15:31

    Buenoooo…. qué te voy a contar yo, que estamos saliendo (ya casi del todo, eso sí) de esa crisis maldita.

    No sé qué te contó tu amiga, pero a mí la de los 4 años me pareció mucho peor que la de los 2…

    Hoy he leído en el blog de mividaconhijos precisamente algo sobre este tema. Por lo visto la autora habló con Rosa Jové y le dió unas pautas muy interesantes. Cuando lo he leído, me ha hecho click en la cabeza, y creo que, en muchos de los episodios, esa "estrategia" hubiese funcionado.

    Paciencia y ánimo! Yo había días que también pensaba que podía darle por perdido, pero ya está mejor 🙂

  • Reply mamadejulio 4 febrero, 2011 at 15:34

    Te mando un abrazo llenito de paciencia. Como te he dicho muchas veces, tifo pasa.
    Otro abrazo y buen finde.

  • Reply Arual 4 febrero, 2011 at 15:35

    Buff qué duro! Yo ahora estoy aún sufriendo los latigazos de la crisis de los 2 años y miedo me da pensar en futuras crisis, pero bueno lo esencial es saberlo para que no nos pille desprevenidos. Aisss qué complicado es todo y qué dosis de paciencia más grandes necesitamos para superarlo…

  • Reply ricinhos 4 febrero, 2011 at 15:52

    Mi sobrina está inmersa en esa fase, se transforma como hulk, de una niña buenísima a un monstruo en cero coma, resultando insoportable. Eso si asi como se enfada se calma.

  • Reply Mónica 4 febrero, 2011 at 16:14

    Yo no quiero meteros miedo, pero NADA es comparable a la adolescencia, y creedme que cuando digo NADA, es porque es así. Yo creo que mis hijos no tuvieron crisis a esa edad, pero también puede ser que no me acuerde…Ten paciencia y si decides castigarlo cúmplelo, porque yo perdí muchísima autoridad al no cumplir los castigos que les ponía!!!! Un beso

  • Reply Belen Pardo 4 febrero, 2011 at 16:23

    Mamá española en Alemania, pues precisamente estaba leyendo el blog de Mi vida con hijos cuando he visto lo que Rosa Jové recomendó a esta madre, Os copio un estracto, pero os recomiendo que leáis el post:

    "El paso 1, darle siempre la razón. Que está, por ejemplo, acogotando a su hermanita, tú le dices, normal que te enfades con ella porque trata siempre de quitarte tus juguetes. El paso 2 es tratar de razonar con él, no ves que no es buena idea pegarle, mejor que te vayas tú con tus cosas a tu cuarto. Y el tercer paso, dejarle que él elija. Y si sigues esta sencilla regla, las rabietas desaparecen en el 80% de los casos".

    Suerte t u que ya estás acabando. MIra acaban de salir por la puerta padre e hijo y respiro por primera vez agusto en todo el día.

    Mamadejulio, hija eres un sol, tu siempre con tu cariño. Gracias guapa. Por cierto ¿cómo sigues?.

    Arual cielo tu céntrate en lo tuyo que aún te queda por pasar. Ya pensarás en lo que viene después.

    ricinhos, igualito le pasa a mi hijo. Y es cierto, es insoportable, siento decirlo así pero es una realidad.

    Mónica, lo sé, la adolescencia es terrible. Qué miedito!!. Pues mira no he cumplido muchas cosas y así me ha ido. Pero llevo una temporada que intento cumplirlo. Por lo pronto ahí se ha ido un poco tristón por no poder jugar a sus juegos de ordenata y por no poder ir a l parque, pero es lo que hay.

  • Reply Mama mimosa 4 febrero, 2011 at 16:43

    Pues los consejos de Rosa Jové suenan muy bien pero en la práctica no sé, supongo que debe de ser más complicado, sobre todo si la madre está cansada, que por desgracia suele ser en la mayoría de los casos. Bueno, espero que esta crisis sea cortita y que puedas sobrellevarla lo mejor posible.

  • Reply Maria 4 febrero, 2011 at 16:44

    Animo corazón!! Esto también pasará, ya se que es agotador. Muchos besos y mucho animo, intenta q papa cuando pueda pase tiempo con el y tu dedicatelo un poquito a ti. Un besazo muuuuu fuerte

  • Reply Leia Organa 4 febrero, 2011 at 16:51

    Pues al menos vas avisada y con el escudo preparado ¿no?; aunque tiene que ser duro al ver como tu maravilloso, cariñoso y dulce hijo se convierte en un ser… ¿desesperante? Pues realmente lo debe ser, pero ten paciencia; recuerda que no es más que frustración, que él también sufre y que… TE QUIERE!

    Por cierto… Obi-Wan tiene más de cuatro años y también le da a Sole la comida por lo bajo, ¿será la crisis de los casi 40? ¿Le castigo? A Sole no parece importarle, pero ¿tu que crees? ;P

  • Reply mamadejulio 4 febrero, 2011 at 17:04

    Pues Belén aun no estoy bien del todo. Ayer volví al medico y me mando un inhalador mas. Julito con décimas y yo ahora mismo estoy en un autobús volviendo a casa sudando como un pollo y mareada del calor q hace aquí dentro. En fin….

  • Reply Suu 4 febrero, 2011 at 17:33

    Ay madre, que no sólo existe la de los 2 sino también la de los 4!!! Espero que la paséis lo mejor posible y salgáis airosos de ella. Ánimo y mucha suerte.

  • Reply Mamá (contra) corriente 4 febrero, 2011 at 18:08

    Sólo puedo decirte que te armes de paciencia y que igual que superaste la anterior, superarás esta.

  • Reply Mis Chicos y yo 4 febrero, 2011 at 18:22

    Puff yo estoy de la de los 2 hasta el gorro y eso que acabamos de empezar como quien dice.
    Mucho ánimo y paciencia

  • Reply La chica de las flores. 4 febrero, 2011 at 21:56

    Oh, noooo!! prefiero no pensarlo, sigo con mi creencia de que si todo va con suavidad, las crisis no existirán. Y como tú dices, si uno sale airoso de una crisis, las demás son pan comido.

    Besicos!!

  • Reply sariita 4 febrero, 2011 at 23:29

    Un besito "pacencioso" que si lo sabes llevar con paciencia no hay crisi.
    Quedo oficialmente unida atu blog! un besazo.

  • Reply Supermama 4 febrero, 2011 at 23:30

    Uff, pues menudo plan…yo acabo de empezar con la de los 2…y de verdad que hay veces que me subo por las paredes!
    Y lo que me da mucha rabia es lo que dices…con quien se porta peor es conmigo!! ¿por qué? Me hace sentirme incluso fracasada, como si hiciera algo mal…aunque enseguida veo que es así, y que ha sido así toda la vida…así que paciencia…mucha comprensión, intentar razonar…yo creo que los castigos mientras no sean humillantes estan bien, de hecho con su comportamiento te pide a gritos que le pongas limites!!

    No entiendo como Rosa Jové dice que no hay que poner límites a los niños…los necesitan!

    Seguro que superas con creces estas crisis, aireate de vez en cuando, lo que tu marido te permita y verás como va pasando.

  • Reply Virgini@ 4 febrero, 2011 at 23:36

    Paciencia, mucha paciencia jajaja
    Saludos wapa !!!

  • Reply Anatema 5 febrero, 2011 at 09:25

    Tranquila Belén, esto son rachas. Entiendo perfectamente eso de dar por perdido al niño, pero es causa del estress que te provoca la situación, obviamente se pasa. Yo más que acharcarlo a cierta edad, (la crisis de los dos años, de los cuatro etc) te diría que todo es cíclico. Va por rachas. Y es cierto que cuando viene una de las malas, parece que no ves la salida, pero verás como luego viene una racha de esas de dulce.
    Respecto a lo que has puesto de la Jové, lo siento pero no estoy de acuerdo en absoluto con ella. Queda muy bonito y muy ideal, pero en la práctica, no funciona. O si funciona es algo momentaneo que solo hace empeorar las cosas. Lo digo porque primero si su acto está mal no puedes decirle que lo comprendes y que está bien, solo consigues confundirle, eso si, él tan feliz. Y en segundo lugar porque tratar de razonar en esos momentos es casi misión imposible, hasta que no se pasa la rabieta el niño no va a razonar, eso sí luego como es noble seguramente se arrepienta y esté como una malva. Y en tercer lugar dejarle que elija, ¿dejar que elija que?. Cuando ves que va a comenzar una rabieta (no cuando ya está en ella) puedes decirle, si haces esto pasará esto, pero si haces lo otro entonces pasará tal, estoy suele funcionar, por que los descoloca un poco.
    Pero la Jove dice "si sigues estos tres pasos las rabietas desaparecen" pues bueno, si no sigues esos tres pasos también, y seguramente más pronto. Por que vuelvo a decir que es cíclico.
    Pero vamos, que si a ella le funciona eso, pues estupendo. XDD

    Al menos es lo que he comprobado en estos 7 años de vida de mi hijo. Y por supuesto hablo de mi propia experiencia, ya digo yo que cada niño es un mundo.

  • Reply madredemellizos 5 febrero, 2011 at 12:00

    No queda otra…hay que adaptarse a la evolución de los peques..paciencia y a la vez firmeza. Belén, apenas puedo opinar, los bebés son pequeños y no lo he vivido, pero yo voy leyendo, poniendome al día, pues cualquier día de estos tengo…rabieta de sorpresa.

  • Reply Belen Pardo 5 febrero, 2011 at 12:15

    Mamá Mimosa, los consejos de Rosa Jové funcionan según las situaciones. Pero lo que ella quiere decir es que depoco sirve llevarles la contraria y ponerse a discutir con ellos. Y es cierto. A mi eso sí que me funciona, pero en un solo paso, le digo que sí y él automáticamente me dice que no, es decir, me salgo con la mía y le hago creer que él hace lo que quiere. Al menos se calma. ;))))))

    María, ahora con su padre es´ta en la calle. Y yo escuchando a Madonna, pero los inicios de Madonna, mientras preparo unas alitas a la barbacoa, jejejeje.

    Leia, sí, eso me queda clarísimo hija, que me quiere, me lo dice hasta entre lágrimas… en fin. Así que Obi Wan también alimenta a los animales a escondidas eh? ¡¡hombres!!, iguales a cualquier edad.

    mamadejulio ya te puedes cuidar este finde. Y a ver si hay suerte y lo de Julito es leve. Ve contándonos.

    Suu, aquí tenemos crisis cada dos por tres, no te vayas a pensar.

    Mamá cc, no queda otra o la pasamos o le echo de casa ;))

    MIs Chicos y yo, pues eso, que esto no ha hecho nada más que empezar, de aquí hasta que se vaya de casa me temo que iremos pasando por unas cuantas.

    La chica de las flores, qué positiva eres hija!!.

    sariita gracias guapa. Y bienvenida,…, "oficialmente", jeje.

    Supermamá ese es el sentimiento común, sentirse fracasada, sentir que lo que has hecho no ha servido de nada, sentir que te has equivocado, y es muy duro, ojo!!. Los castigos no valen de nada. Los niños aprenden a soportar el chaparrón y luego seguir haciendo lo que les da la gana. Yo retiro privilegios, aunque te diré que ayer se quedó sin ordenador, sin algunos dibus y sin parque y esta mañana me la ha montado igual, así que ,…. que cada cual saque sus propias conclusiones.
    Respecto a los límites de los que habla Rosa Jové me gustaría un post-.charla con todas vosotras, ¿qué son límites?, ¿cómo los ponéis con vuestros hijos?, ¿un límite es mano dura o flexibilidad?. Es un tema complejo no creas. Lo dejo pendiente.

    Virgini@ gracias guapa.

    Anatema, tu tienes más experiencia que yo tu hijo es ya muuuuuy mayor. Me consta que esto son rachas y que es cíclico, es necesario este tipo de (mal llamadas) crisis para que den pasos hacia adelante. Dependiendo del carácter del niño se hace más o menos llevadero, sin duda. Pero lo que peor llevo con creces es el tema de ponerse retador. Arggggg!!!!! no lo soporto, solo tiene 4 años!!!! y ni siquiera cumplidos. Qué haremos cuando tenga7?????. Es difícil, de verdad que si. Lo que sí es cierto es que el tema rabieta ya no es como antes, el llanto en sí apenas dura, ahora cuando le hablas de teescucha y entiende. Todo es distinto, pero no por ello más fácil.

    madredemellizos, desde luego que la única receta es paciencia. Y sí, sí, opina opina, que aunque a ti no te haya tocado aún a mi me encanta que todas opinéis porque yo luego me hago un cocktail, lo mezclo todo y me ayuda mucho.

  • Reply Faith 5 febrero, 2011 at 17:51

    Ya pasé por la crisis de los 2, estoy terminando la de los 3 y en abril comienza la de los 4…. espero no volverme loca antes de los 5. La paciencia no siempre alcanza para tantas situaciones, sobretodo cuando nosotras mismas no nos encontramos bien…… Saludos y paciencia!

  • Reply Lulu 5 febrero, 2011 at 21:47

    Ostras cuando he visto mi nombre y mi blog, se me ha puesto la carne de gallina. Para nada lo esperaba. Entiendo que no tengas tiempo, yo hace mucho que no puedo leer ni escribir. Mi pequeña está mejor,muchas gracias. El lunes empezará la guarde otra vez.
    Respecto a lo que has explicado, me has desanimado por completo. Estoy en los horribles 2 años y pensé que a los tres ya volvería a tener una niña dulce, pero ahora resulta que a los 4 vuelta a empezar. Muchos ánimos y te envío un abrazo lleno de paciencia a ver si te ayuda. Besos!

  • Reply Ishamommy 6 febrero, 2011 at 03:20

    Crisis de los dos? A mi hijo no le dió. O creo que es muy relativo eso de las crisis, a mi hijo le dio justo ahora! A los tres años y es porque ha llegado la hermanita.
    Supongo que muchos factores influyen en que le de o no una crisis al peque. Como sea, espero las crisis duren muy poco, por el bien de todos! Jaja

  • Reply LA TETA REINA 7 febrero, 2011 at 10:09

    La que nos espera…
    änimo! y estoy segura de que estás haciendo lo correcto aunque a veces una ya no sepa ni por donde tirar.

    Mil besos.

  • Reply Enrique 7 febrero, 2011 at 16:40

    Buenas:

    Aparte de paciencia, pienso, es importante no confundir independencia con rebeldía. Hay actitudes que tomará tu hijo que son de rebeldía, pero otras serán actitudes de autonomía; pero como muchas veces se acostumbra uno/a a que tome siempre una serie de actitudes rutinarias a las que nos hemos acostumbrado, aceptar los cambios cuesta, y a veces se toma como actos de rebeldía.

    Una actitud de rebeldía sería, por ejemplo, lo que tú indicas: dar el bocadillo a la gata.

    Una actitud de independencia sería, por ejemplo, si rechaza que le des tú de comer porque lo que quiere es comer él solo; o por ejemplo, por mi parte, decirle yo a mi madre que no quiero ir con ellos de vacaciones, sino pagarme algo por mi cuenta e irme con mi novia o mis amigos/as.

    Bajo mi punto de vista, tal vez puedas probar premiando. Los niños y las niñas siempre hacen todos los días algo bueno, por mínimo que sea. Aunque nos parezca insignificante la buena acción que desempeñe, prueba a decirle un "muy bien", o darle un besito.

    Creo que con castigos exclusivos, al final se le da al niño la conciencia de que siempre se equivoca y que nunca agrada.

    Pero si reforzamos esas pequeñas acciones, se sentirá a gusto y motivado, y pienso que irá poco a poco comportándose mejor.

    Por cierto, he entendido en la entrada que el niño tiene 4 años, ¿verdad? Si es así, es posible (no estoy completamente seguro) de que los castigos cuya duración pase del día (o dos, o algo más) no sirvan, porque acaba olvidando por qué está castigado.

    Muchas veces decimos: Cuando se lo cuente a tu padre (o a tu madre), o cuando llegues a casa… Pero cuando eso ocurre, el niño ha olvidado por qué se le castiga, y ya no sirve.

    Por último, lo de la profesora es normal. Cuando los niños y las niñas comienzan la etapa exploratoria y desean aprenderlo todo, cogen más interés por aquella persona que más les enseñe (el aprendizaje adquiere para ellos/as incluso más importancia que la alimentación, según me contó un profesor); por lo que es normal que se pusiese como se puso cuando olvidó contarle algo a la profesora.

  • Reply Enrique 7 febrero, 2011 at 16:59

    Olvidaba comentarte algo:

    Es posible (y esto es una hipótesis personal) que la mejor manera de que deje de ser tan rebelde es que sienta que tú, al igual que sus maestros y maestras, eres también una gran fuente de la cual puede aprender; es decir, que le enseñes también muchas cosas.

    Una vez me comentó una profesora que una madre acudió a ella para pedirle que le dijese a su hija que comiese zanahorias, porque a la profesora sí le hacía caso. Se lo dijo la profesora… y al día siguiente comía zanahorias.

    Una compañera mía me contó que una niña a la que ella cuida comenzó a pedir las cosas "por favor" cuando ella se lo enseñó.

    Y yo, cuando daba clases de ajedrez, una vez me equivoqué en una cosa… y una niña la aprendió mal. El padre, que sabía jugar, se dio cuenta del error e intentó enseñárselo bien a su hija. No fue hasta que acudió el padre a mí con su hija y yo se expliqué a la niña que me había equivocado, cuando hizo caso.

    Tal vez sea ése el problema de esa crisis: que a esas edades son los maestros y las maestras la gran fuente de admiración de los/as hijos/as, y tal vez por eso dejan de hacer tanto caso. Quizá si los padres y las madres enseñan cosas… No lo sé… pero es posible.

    Saludos.

  • Reply Belen Pardo 7 febrero, 2011 at 20:10

    Faith sí es cierto que el gran handicap es nuestra paciencia, ¿lo conseguiremos?, yo creo que sí. Ánimo para ti también.

    Lulu me alegro que tu nena ya esté bien. Ya me contarás que tal en la guarde. Tu ahora concéntrate en tu crisis, en la de los 2 años y ya llegarán el resto.

    Enrique, mil gracias por tu comentario. Tengo claro lo que es autonomía y lo qu es rebeldía. Sus expresiones de autonomía las respeto, no sabes cuanto. Es un niño que come solo, va al baño solo, duerme solo, intenta vestirse solo, tiene que abrir él el yogur, y cosas similares. Todo eso se le respeta por mucho que tarde o mucho que le cueste, entendemos que es necesario, es bueno para él y además bueno para nosotros, cuanto más autónomo sea el peque menos trabajo da a los padres en esos aspectos.
    Castigos: motivamos mucho al niño, estoy muy pendiente de reforzar sus conductas positivas, porque recriminar continuamente no nos lleva a nada, al final se creería su rol de malote y siempre sería malo. El castigo qe se le impone suele ser en el día, o como mucho un día después, ante situaciones concretas, y en este caso tiene clarísimo por qué se le castiga y qué privilegio se le retira. Estoy de acuerdo contigo que castigos prolongados o duraderos sirven de poco.
    Yo intento enseñarle muchas cosas, vamos juntos a música, reforzamos en casa, soy yo quien lo hace, le enseño inglés, le he enseñado las letras, canciones, a hacer magdalenas!! no soy una madre florero, no soy la que le cuida y da de comer, me he empeñado muchísimo en que vea a una mami interesante, de la que aprender, con la que no se aburre.
    Pero a veces, cuando llega esa descarga de ira todo se nubla, para él y para mi, porque a mi también me ciega a veces.
    Yo pulo mi comportamiento, y me cuesta no creas, y gracias a eso moldeo el suyo.
    Mil gracias por tus consejos, por tu tiempo y por leerme.

  • Reply Cocinando entre Olivos 8 febrero, 2011 at 18:45

    Sólo puedo mandarte un abrazo con mucho ánimo, seguro que pasas esta fase. A mi estos post me ayudan mucho, sobre todo ahora que comienzan a asomar algunas rabietas y los primeros caprichos..os doy las gracias a todos por compartir vuestras experiencias porque seguro que nos hacen el camino más fácil a los demás.

  • Reply Unknown 18 mayo, 2016 at 03:31

    Hola chicas,soy nueva en el Bloc.
    Me gustaría saber donde busco todas esas referencias que mencionan. No tuve crisis de los 2 años y los tres pasaron inadvertidos, todo bien. Estoy a un mes de celebrar los 4 años y hace una semana que se desató la crisis con su aja aja aja, olvidado , no es justo, estoy harta y un sin fin de palabras que me tienen anonadada. Ayuda

  • Leave a Reply