Sin categoría

De la copa menstrual a las esponjas vaginales

10 enero, 2013
Hace un año, por estas fechas, os contaba mi experiencia con la copa menstrual. Harta de tampones, compresas y demás inventos maquiavélicos que lo único que pretenden es ocultar y esconder algo tan natural como la menstruación, decidí probar métodos alternativos. 
Eran muchas las madres blogueras que hablaban maravillas de la copa menstrual: fácil, cómoda, higiénica, barata….. No me pude resistir y me hice con una. Pero tras varias pruebas, tuve que rendirme a la evidencia, la copa menstrual no era para mi. Efectivamente es un método sencillo y práctico, pero como ya os conté mi parto no fue un camino de rosas, y después de que aquel amable ginecólogo me arrancara de cuajo la placenta, hubo que hacer -palabras textuales de la cirujana- un cosido de culo de pollo para arreglar el desaguisado que el médico -por referirme a él de algún modo- tuvo a bien hacerme. El culo de pollo y mi suelo pélvico venido a menos hacen que no pueda sujetar, literalmente, la copa menstrual. Triste, lo sé 🙁 
Así que guardé con mimo mi copa en un cajón y continué con los tampones. Pero un día una amiga que sabe mucho de casi todo -gracias Eloísa- me habló de las esponjas vaginales, otro método alternativo. No es tan conocido como las copas, que de un tiempo a esta parte se han puesto muy de moda, pero igualmente eficaces. 
Comencé a buscar y encontré varios puntos de venta online para hacerme con ellas. Su coste era menor a 2 euros, así que la inversión no era muy elevada, la verdad. Decidí arriesgarme y probar. ¡Y bendita la hora! ¡Estoy encantada! Su funcionamiento es sencillo, al igual que el de la copa menstrual o los tampones. Se moja un poco para facilitar su inserción, se introduce en la vagina y al cabo de unas horas, según tu flujo menstrual, la retiras con cuidado, la aclaras, y la vuelves a introducir. Es suave, no notas nada, no molesta, no roza, no debes estar pendiente de si tu flujo es mayor o menor. Y cuando acaba el ciclo debes lavarla con un jabón de ph neutro, si usas algún gel íntimo puedes utilizarlo para su higiene, o bien una solución de una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua tibia. Y hasta el siguiente mes. Fácil, limpio, sencillo, baratísimo. No he encontrado ninguna desventaja. Así que el siguiente paso es hacerme con las esponjas marinas, más naturales. 
Así que os recomiendo que probéis tanto las esponjas como las copas vaginales como métodos alternativos a los más tradicionales. Cuidarán vuestra salud y vuestro bolsillo 🙂 

You Might Also Like

30 Comments

  • Reply Anónimo 10 enero, 2013 at 08:22

    Siempre se aprende algo nuevo contigo. Cuando encuentres las esponjas marinas nos lo dices y yo pienso probarlo. Estoy harta de tanto atentado contra el medio ambiente y contra mi propio cuerpo.
    buen día, nena.
    Yolanda

  • Reply Myriam 10 enero, 2013 at 08:29

    Wooww, que descubrimiento!!

    Yo acabo de adquirir una copa menstrual pero aun no he tenido ocasión de probarla, sin embargo me apunto las esponjas por que es otro recurso mas que como tu dices es fácil, economico y respetuoso.

    Gracias por descubrirmelas, jamás hubiese imaginado que existia algo así 😉

  • Reply Anónimo 10 enero, 2013 at 11:06

    Un consejo no pedido y por tanto probablemente malo pero yo he tenido 2 niños y tras el segundo parto he hecho con una fisio especializada en recuperacióhn de suelo pélvico terapia de rehabilitación. Te lo recomiendo seriamente… que en estos tiempos acabemso las mujeres con incontinencia de por vida cuadno se podría mejorar mucho con una fisio especializada es una pena. Sobre todo te lo recomiendo para mejorar tu calidad de vida actual y futura. Llama al colegio de fisios de tu comunidad y te podrán informar. Un saludo y siento la intromisión…

  • Reply Belen Pardo 10 enero, 2013 at 11:13

    Yolanda, muy bien que me parece. Ya lo comentamos cuanto nos veamos 😉

    Myriam, ya me contarás que tal te va con la copa menstrual 🙂

    Anónimo, de consejo malo nada. Te agradezco mucho tu comentario y tu consejo. NO dudes que haré lo que dices. Un abrazo 🙂

  • Reply Maria Pilar 10 enero, 2013 at 12:50

    Cuánta información en un solo post! -yo tengo la copa en mente para cuando vuelva a menstruar, ahora estoy de baja por lactancia 😉 Pero no descarto hacerme con esponjas si eso no me va bien, yo tengo la zona algo maltrecha tras 3 partos… Y voy a buscar una fisio ya, me quedan muchos años para estar sufriendo por esto. ¡Gracias a todas!

  • Reply Carol 10 enero, 2013 at 14:58

    Aunque las conocía no las he usado, me refiero a las esponjas. Y me ha gustado mucho que hables de ello, porque así más mamás lo conocen.

    Yo uso la copa, junto con compresas y salvaslips de tela desde que me volvió la menstruación tras el parto y estoy muy contenta.

    Un abrazo

  • Reply Opiniones incorrectas 10 enero, 2013 at 19:10

    ¿No dan hongos, si las vuelves a introducir aclaradas? Es que soy tengo el chichi muy sensible y sólo por menstruación abundante ya me dan picores.

  • Reply Mo 11 enero, 2013 at 11:15

    Pues no las conocía para nada, y parece un buen método, gracias por compartirlo!
    Por cierto, no había leído la entrada de tu parto, vaya tela…Lo siento.
    Un besote.

  • Reply con lluvia y con sol SHOP 12 enero, 2013 at 17:21

    muy interesante lo que nos cuentas!!!

    estoy de sorteo en mi blog, te aviso por si te apetece pasarte y participar.

    un besito

    http://conlluviayconsolshop.blogspot.com.es/2013/01/sorteo-y-rebajas.html

  • Reply Nik neuk 13 enero, 2013 at 11:30

    Gracias por compartirlo con nosotras. No lo había oído nunca la verdad. Yo uso la copa y estoy bastante contenta pero cuando estoy en los días de más flujo y pasando tantas horas fuera de casa a veces he tenido algún accidente. Voy a informar que tal
    Saludos

  • Reply Nik neuk 13 enero, 2013 at 11:33

    Me quedó una duda. Cuantas veces puedes usarlas?

  • Reply dibujosdenube... 14 enero, 2013 at 20:56

    Yo también tengo una duda. He usado esponjas marinas de calidad para limpiar a mi bebé… pero es fácil que se fragmente en trocitos, que se desmigue en contacto con agua y con el uso… No pasará así al tirar de ella para sacarla?
    Una entrada muy interesante…

  • Reply Aneralia 15 enero, 2013 at 07:05

    Saludos, para eso que te sucede te vendría genial la GAH (gimnasia abdominal hipopresiva) A mi también me hicieron un destrozo en mi primer parto con un desgarro interno de 20 puntos y con la información de un taller de una especialista en fisioterapia uroginecológica la cosa va mucho mejor. Su nombre es Sofía Sanchez. Un saludo y no te resignes a no mejorar tu suelo pélvico…

  • Reply Elena 16 enero, 2013 at 17:14

    Reconozco que habia oido hablar de las esponjas vaginales, pero mi mente lo habia borrado por completo, asi que agradezco el recordatorio.En que pag las comprastes? Buenas para la salud, buenas para el bolsillo…Pienso probarlas

  • Reply esmifarmacia 16 enero, 2013 at 18:33

    Nos parece genial todo lo que comentáis. Varias del equipo ya están usando la copa vaginal y están encantadas. Yo, en concreto, después de tres partos realizo los ejercicios rehabilitadores del suelo pélvico de Kegel (confieso: no tanto como debiera).
    Todas usamos productos Intimina que tienen muy buena relación calidad precio. Si estáis interesadas los tenemos en nuestra web: http://www.esmifarmacia.com

  • Reply Marta_lar 18 enero, 2013 at 13:08

    Aquí una experta en esponjas naturales. Efectivamente, son muy buena cosa: cómodas, suaves, adaptables…Pero hay que aprender a discernir entre dos tipos de esponjas naturales que a simple vista casi parecen iguales, y sin embargo no lo son: unas se desmigan fácilmente, como ha señalado alguien; otras tienen mayor consistencia y durabilidad.

    Se aprende a distinguir entre las dos clases a base de experiencia, por el aspecto (no hay otra manera, porque nadie las etiqueta según su cohesión) aunque a veces también por el precio. Las más frágiles suelen ser más baratas (antes yo las encontraba hasta en el todo a cien) aunque tampoco es una norma, y en ocasiones pagas mucho por una esponja que te dura nada.

    Personalmente prefiero las esponjas naturales porque las siniéticas me producían cierto escozor. Pero, por otra parte, también es cierto que las naturales , al ser biodegradales, se deterioran al cabo de cierto uso y hay que tirarlas. Cuando las he usado, yo nunca he reutilizado las esponjas más allá de una regla, por una cuestión de seguridad…aunque entiendo que si la calidad de la esponja es máxima, soportaría más uso (es un extremo que no he comrobado)

    El riesgo de los hongos es real. Es otro tema que conviene enfocar si una es muy tendente a ese problema. Hay quien lo soluciona poniendo en la esponja una cantidad mínima de crema anti hongos, u otra sustancia similar que sea, al mismo tiempo, inocua para la flora. Es un tema que hay que observar.

    Por último, para usar esponjas naturales hay que tener una mano (o unos dedos) muy bien entrenados en "rebuscar" por el interior de nuestra anatomía, ya que se adaptan tan bien a ella que a veces, con el flujo, pueden mimetizarse muy bien y "sentirse" casi como parte de nuestro cuerpo. Depende del tacto de la esponja, y de su tamaño.

    Como es difícil encontrar esponjitas naturales de un tamaño adecuado, también es factible comprarlas grandes y cortarlas en pedazos (sale más a cuenta) pero entonces hay que adquirir destreza en el corte, sin malgastar el resto de toda una gran esponja, y sin que queden picos extraños que puedan producir el desmenuzamiento o desgarro de la esponja al extraerla.

    Y ya lo último: si a pesar de todo, queda un trocito de esponja dentro, no problem. Con el propio flujo caerá solo al exterior. En caso contrario (días en los que apenas haya flujo y la vagine esté reseca), habría que hacer una irrigación vaginal…Pero vamos, las esponjas naturales son lo menos alergénico que hay, no tiene mayor riesgo que ése.

  • Reply Miguel 18 enero, 2013 at 21:54

    A mí se me quedó atascada y me la tuvo que sacar mi pareja. Pasé un rato de angustia importante.¿Alguien sabe cuánto duran?

  • Reply Anónimo 21 enero, 2013 at 11:59

    Las había visto solo en alguna película curiosamente, pero nunca había leído nada detallado sobre ellas. Así que mil gracias por la información tan útil y detallada. Un beso y buen comienzo de semana!

  • Reply Una Mama Practica 21 enero, 2013 at 12:00

    El anónimo anterior soy yo, me he equivocado al darle a publicar :S Otro beso!

  • Reply Mariua 2 mayo, 2013 at 13:58

    Hola!
    Yo uso desde hace un año aprox. la copa y estoy encantada con ella, al principio si tuve algún problemilla para colocarla bien pero una vez le pillas el punto es una maravilla!
    Lo de la esponja que comentas me parece interesante pero me da la sensación de que es más fácil que con el uso la esponja se deshaga o desmonte y deje algún resto en nuestro interior al sacarla…

    Por cierto, muchas mujeres no saben donde encontrar la copa, yo la compre aquí: http://placersecreto.es/25-copas-menstruales

  • Reply azucena 13 junio, 2013 at 19:56

    se save para cuando las esponjas estarn en los supermercados

  • Reply Emma 11 diciembre, 2013 at 17:03

    Hola! Estoy interesada en las esponjas vaginales, sobre todo si son reutilizables como he leído. El problema es que no las encuentro en ningún punto de venta físico y no me es posible pedirlas por internet. ¿Alguien podría decirme si las ha encontrado en alguna tienda de España? Gracias.

  • Reply Belen Pardo 11 diciembre, 2013 at 18:37

    Hola Emma, en el propio post he incluído un enlace donde puedes comprarlas. Te lo copio aquí: http://www.tuscondones.com/tienda/esponjas-menstruacion/49-esponjas-menstruacion.html
    Gracias por comentar 🙂

  • Reply Anónimo 31 diciembre, 2013 at 01:32

    ola yo aun no las he probado prro tngo amigas k si…..y stan encantadas yo lad cnsegui en un sex shop de las palmas de gran canaria….saluditos ya las probare a ver k tal.

  • Reply Anónimo 26 enero, 2014 at 09:45

    Pues yo no me las he podido introducir. Y las corté por la mitad y todo.

  • Reply Alejandra T. 28 mayo, 2014 at 01:02

    La copa menstrual es el mejor invento que hay, sobre todo en higiene, lo práctica que es, es muy cómoda y sobre todo nos ayuda a conservar al medio ambiente, ya que no vuelves a deshechar toallas (y tu dinero) a la basura. ¡Muchas gracias por el artículo!
    Aquí viene más información de las copas menstruales http://mcup.com.mx/web/info/

  • Reply dalia nuñez 9 enero, 2015 at 00:32

    Hola soy novia de un biólogo, sabias que las esponjas marinas están en peligro de extinción y es muy cruel como las extraen. Ojalá mi comentario no haya sido demasiado tarde. Cuidate

  • Reply Patty Arévalo 10 enero, 2015 at 15:15

    Hola Dalía, tienes razón, por eso es importante saber lo que estamos comprando y de donde proceden… Pero, aún existen personas comprometidas con el medio ambiente y existen esponjas marinas a la venta que son recolectadas con el mayor respeto a los recursos marinos, contribuyendo así a su reproducción natural… Un ejemplo son las esponjas de la marca intimidad natural, ademas como comenta martha-lar, no todas las esponjas sirven para lo mismo y deben tener unas caracteristicas especiales para poder ser insertadas en la vagina…. http://feminidad-natural.com/tienda/esponjas-intimas.html

  • Reply Lacopamenstrual .es 28 enero, 2015 at 12:27

    Os dejo un enlace de la web donde podéis comprar las esponjas vaginales para la menstruación.

    http://www.lacopamenstrual.es/tienda/esponjas-vaginales/

    Un saludo!
    Cristina

  • Reply Xica BCN 21 abril, 2016 at 19:40

    No veas si son caras las esponjas naturales. Ni que fueran de oro. Yo había probado unas sintéticas de venta en sex Shops pero me costaba mucho sacarla y una vez me tuvieron que ayudar. Era una redonda pequeña ahora he visto que hay unas en forma de corazón quizá al acabar en pico va mejor para cogerla y sacarla.

  • Leave a Reply