Sin categoría

¿Deberes en verano?

30 junio, 2014

Con el curso acabado y un largo verano por delante, la pregunta es obligada: ¿deben los niños hacer tareas o deberes durante los meses de vacaciones? Yo creo no hay un única respuesta, pues hay varios factores que debemos analizar: 
1.- Edad de los niños: desde mi punto de vista en los primeros cursos de Educación Infantil (3 y 4 años) la necesidad de tareas durante el verano es mucho menor. Es importante que jueguen, interactuen con otros niños y disfruten del tiempo en familia. Aquí yo veo necesario que, mediante el juego, se vayan repasando los aprendizajes adquiridos durante el curso escolar. Para ello no se me ocurre nada mejor que muchos cuentos y juegos educativos. 
2.- Necesidades de cada niño. A partir de que el ciclo de Educación Infantil acaba, las necesidades cambian. Habrá niños a los que no les venga mal algunos encargos en estas fechas como leer libros o cuentos (una tarea siempre divertida), de nuevo los juegos educativos pueden ser grandes aliados sin que se perciba como los clásicos y aburridos deberes. CD’s, app y demás juegos que engancharán a los niños de inmediato y les permitirá repasar lo dado en el curso. Si hasta para hacer sumas sin llevadas hay app’s muy interesantes. No digamos de otras materias como inglés, lectura comprensiva y un largo etc. La red está llena de ayudas que encantarán a los más pequeños. 
3.- Evolución a lo largo del curso. Cada niño es un mundo. Los hay que seguro han acabado el curso sobrados, con buenas notas y una buena adquisición del conocimiento. Y los hay que llegan algo más justitos aunque no por ello mal. En unos casos y otros, yo creo que los padres deben analizar con el profesor qué es lo más recomendable. Los padres debemos conocer bien el nivel de nuestros hijos y en función de ello organizar algún plan que pueda reforzarles. Pero, pensemos que están de vacaciones, todo ha de ser enfocado desde el juego. Para hacer exámenes ya tienen las aulas. Ahora se trata de reforzar y en todo caso complementar. 
Y por supuesto no debemos olvidar que: 
– Las tareas de verano van más allá de rellenar fichas y cuadernillos. 
– Consideremos siempre las ayudas digitales y las TIC (app’s y juegos interactivos).
– La lectura de libros y cuentos es una tarea imprescindible y debemos hacer que nuestros hijos lo vean como algo divertido e interesante no como una obligación. 
– El verano es muy largo y los niños podrán compaginar tareas, juego y lectura, con piscina, playa, montaña o demás actividades en familia. 
En nuestro caso Rayo es un niño muy activo y curioso. Compaginamos un cuadernillo de actividades donde se repasan los contenidos del curso (esto por petición expresa suya) con juegos interactivos y app’s. La lectura no falta en su día a día, siempre por puro placer, a esto no lo podemos llamar tarea. Lo bueno es que todo esto él no lo percibe como un “trabajo”, sino como un entretenimiento. 
¿Y vuestros hijos?, ¿hacen tareas en verano?, ¿cómo os organizáis?

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Anónimo 30 junio, 2014 at 15:50

    Mi hija me pide que le compre cuadernos de vacaciones. Le encantan, yo jamás le he obligado a hacerlos, ¡pero es que a ella le gustan un montón! Así que yo le compro y le dejo que elija y que haga lo que quiera, sin imposiciones, en plan "pasatiempo".

  • Reply Gemma 2 julio, 2014 at 09:02

    Gran tema. Creo que los niños, una vez entran en primaria deben hacer deberes en verano y no me parece mal que incluso ellos puedan considerarlo obligación en cierta medida y no solo hacerlos si les apetece. A ver, los días de verano son muy largos, hay tiempo de piscina, juegos, paseos y lo que quieran, pero dedicar 15/20 minutos diarios a trabajos, a sentarse y centrarse en una ficha, un pequeño dictado o unos problemas no me parece ningún exceso. Hay niños que quizá ya traen incorporada la virtud de la responsabilidad, el orden, la disciplina de trabajo, pero en muchos otros creo que hay que trabajar esos puntos, un pequeño entrenamiento para lo que les espera más adelante, cuando lleguen a cursos donde realmente se les exija y de hecho, en la vida misma. Algunas cosas gustan más, otras menos, pero tenemos que hacerlas, sea marzo o agosto.
    No lo considero un tema de aprender o reforzar conceptos, que a estas edades poco hay que reforzar, pero me parece más importante mantener una rutina, aunque estemos en verano.

  • Reply Gaby 14 julio, 2014 at 03:24

    A mi hija le gusta hacer actividades en verano, pero siempre a modo de juego, y la lectura es una forma de diversión aquí en casa. Otra cosa que hace es rellenar los cuadernillos de texto de la escuela de años anteriores, le gustan más cuando ya no son de clases jajajaja
    Saludos!!!

  • Leave a Reply