Sin categoría

El final del verano

26 agosto, 2011
Cuando yo era niña llegadas estas fechas, finales de agosto, siempre se escuchaba por los chiringuitos, las radios, la tele una canción que se titulaba «el final del verano», ¿la recordáis?. Tanto me impactó en su momento que siempre, año tras año, viene a mi memoria en estos días, esté donde esté.

Siendo niña y después adolescente, despedía el verano en el mismo sitio donde estoy ahora, en mi pueblo de la playa, veía como poco a poco las calles se vacíaban de coches, como la playa se volvía más apacible y menos ruidosa y nos íbamos quedando los de siempre. Los días se acortaban, la noche llegaba pronto, el viento de poniente (como el de hoy) refrescaba un poco el ambiente. Y mi nostalgia aparecía, mientras escuchaba la canción.

Años después, ya siendo adulta, la canción me acompaña «el final del verano llegó, y tu partirás,…., yo no sé hasta cuando,….». Es una canción muy antigua, que se puso de moda un verano cualquiera siendo yo niña. Esta mañana me he sorprendido a mi misma tarareándola mientras contaba los días que nos quedan para marchar, mientras pensaba en qué comprar para comer, cómo organizar los días que restan.

Tarareando la canción he acudido a la playa, a una distinta de la habitual, con demasiada gente, demasiado ruido. Para todos ellos el verano sigue su curso, o quizá también sientan nostalgia.

Mañana acudiré de nuevo a mi playa medio salvaje, sin chinringuitos, donde nadie te agobia con su sombrilla o su toalla pegada a ti, donde el mar ruge más salvaje y el agua se atreve a lucir un maravilloso color turquesa. Y entonces, creo, sentiré aún más nostalgia. Pero estoy almacenando en mi mente sus ruidos, su olor, el romper de las olas, el aroma a sal, la sensación de la brisa en mi cara, el calor del sol. Todo ello me lo llevo, para seguir aprendiendo en mis clases de yoga, para meditar, para relajarme, para perderme en la inmensidad del mar aun estando en la asquerosamente asfaltada ciudad.

Pero no estoy triste, en absoluto, Madrid me espera con muchos nuevos planes, cosas por hacer, mi niño empezará su segundo año de cole, mi sobrina ya tiene un año, y tengo muchas ganas de empezar con las baterías cargadas. Será que leyendo a Clarissa Pinkola mi nostalgia es más honda, ….., no sé.

You Might Also Like

11 Comments

  • Reply Leia Organa 26 agosto, 2011 at 19:12

    Personalmente prefiero el invierno al sofocante calor del verano… pero has conseguido retrotraerme a mis veranos infantiles. GRACIAS!

  • Reply Maria 26 agosto, 2011 at 19:34

    A mi el final del verano siempre me produce una mezcla de nostalgia, melancolía e ilusión por el nuevo curso que empieza… Este año va a ser genial!!! Ya veras!! Un besazo

  • Reply María M. 26 agosto, 2011 at 20:22

    Qué gracioso! me pasa lo mismo con la canción que es del Dúo Dinámico y salía en el último episodio de "Verano Azul"…

  • Reply Sandra 26 agosto, 2011 at 21:12

    Qué palabras más bonitas. Aquí te esperamos porque más de una hemos recargado muchas muchas pilas 🙂

  • Reply Fernando 27 agosto, 2011 at 07:54

    Buenas, te deje un premio en mi blog

    Un beso

    http://miprincesalola.blogspot.com/

  • Reply Cartafol 27 agosto, 2011 at 09:25

    Yo como María para mi es mezcla entre nostalgia y melancolía de que se termina el verano de recordar los pasados e ilusión por septiembre, comenzar la rutina, las compras para el cole, olor a nuevo, chaquetas, abrigos….dale una buena despedida al verano.
    Besos

  • Reply Rocío 27 agosto, 2011 at 09:49

    Que bonito post!! pues sii, entiendo tu sensacion de nostalgia sobre todo si disfrutas tanto el verano. Es una epoca bonita el cambio de una estacion a otra. A mi me encanta. Muak

  • Reply @Mousikh 27 agosto, 2011 at 15:09

    Qué panzadas de llorar me pegaba yo de adolescente con esa canción! Todos los amigos cantandola con nuestras guitarras, al más puro estilo verano azul… Y ya de más mayor, el final del verano, sigue poniéndome un pequeño nudo en la garganta y la emoción a flor de piel; este año si cabe aún más porque septiembre trae cambios importantes… Muchos besos

  • Reply Carol 27 agosto, 2011 at 15:15

    Auque el verano empieza antes y termina después para mi es julio y agosto, porque son los meses que pasaba en el pueblo. Por eso quizas para mi ya sólo quedan unos pocos días para que termine.
    Disfrutad los días que os quedan en la playa, para que lleguéis aquí con energía renovada.
    Besos

  • Reply bel 27 agosto, 2011 at 22:25

    yo estoy un poco así como tú, inmersa en pensamientos futuros a muy corto plazo como es la vuelta al cole. mi niño emperará P5, me parece hasta mentira!!!

  • Reply superamatxu 28 agosto, 2011 at 20:39

    ¿Cómo olvidar la cancioncilla? A mí sí me da pena que se acabe el verano, y este año que hemos tenido un tiempo tan horroroso por el norte más, pq tengo la sensación de que se acaba el verano sin haberlo tenido…

  • Leave a Reply