Sin categoría

El final del verano,…., llegó

28 agosto, 2011
Suelo hacerlo muchas veces, adelantar el regreso a casa. O porque el tiempo no acompaña, o porque pienso en cositas que tengo por hacer en mi ciudad, o sencillamente porque me canso. Pero muchos años he adelantado el regreso, y esta vez no va a ser diferente.

Ya me he puesto manos a la obra, esta tarde haré las maletas y mañana regresamos a casa. El mal tiempo junto con un agotador comportamiento del Peque han sido los detonantes de la decisión. Ya ayer el tiempo acompañó más bien poco. Hoy además nos acompañan unas nubes traviesas que van dejando lloviznas aquí y allá. La temperatura es muy agradable y se está agusto, pero creo que ya me va entrando morriña por volver.

Además el nene no hace gala de su mejor comportamiento. Está muy demandante, hiperactivo, inconformista,…., y confieso que mi paciencia ha dicho ¡¡basta!!. No sé si es porque tanta actividad le tiene agotado, porque está cansado y quiere seguir con un ritmo irrefrenable, porque ya tiene ganas de volver a casa, o por qué razón, pero está en un plan que agota hasta a los padres más devotos y entregados. Y total para discutir, regañar o castigar no estamos aquí. Así que lo más adecuado es dar por concluídas estas vacaciones estivales y regresar al hogar, donde nos esperan los abuelos, los tíos, la prima, los amigos y unas gatas ansiosas de mimos.

El balance de estos días de descanso es muy positivo, hemos hecho exactamente lo que queríamos hacer, descansar sin planes, sin tener que hacer cosas porque sí, disfrutando de la playa al máximo, de los pequeños placeres, de comer helado del bueno, de perrear hasta el extremo, de grandes y ricos aperitivos, en fin, pequeñas cosas que han hecho grandes estas vacaciones. Las necesitábamos sin duda.

Aunque confieso que agradezco enormemente que mis padres (benditos abuelos) estén a mi llegada porque necesito un poco de descanso «infantil». Tanta demanda y tanta exigencia me tienen exhausta, le vendrá bien separarse un poquito de mi. Además los abuelos están deseosos de pasar tiempo con él, lo cual es totalmente normal.

El motivo de tan mal comportamiento en parte lo sé, la rebeldía, la alta demanda, la desobediencia se deben a una de esas fases de autoafirmación, provocadas por el crecimiento y el desarrollo. Está creciendo muy deprisa, su cabecita no para de pensar, es increíble lo que ha cambiado estos meses. Tiene algunas ideas alucinantes.

El otro día salía de la playa llorando, un claro quiero y no puedo: quiere seguir pero está tan cansado que no puede, y se enfada consigo mismo. El resultado es un llanto absurdo. Mientras yo tiraba de él al tiempo que de la bolsa de playa y demás enseres me dijo algo que me dejó de piedra:

– «mamá, ¿no vas a comprar a otro niño?».

Os explico, yo iba enfadada y explicándole los motivos de mi enfado, preguntándole qué le ocurría y por qué se comportaba así. Y fue entonces cuando me lo dijo. No sé muy bien por qué, pero el tener más hijos, hermanos para él, lo piensa como «comprar un niño». Fijáos, nosotros no amenazamos jamás al niño con quererle menos si se porta mal, o similar. Conozco a padres que lo hacen, lo oigo muchas veces en la calle «si te portas mal no te voy a querer», se me ponen los pelos de punta solo de escribirlo. Jamás hemos amenazado con algo tan terrible a nuestro hijo, nunca le hemos dicho que le querríamos menos si hacía esto o aquello. Pero a pesar de eso, él teme que así suceda, ¡qué cosas!.

Como digo está agotado porque se impone un ritmo frenético de lo mucho que le gusta todo esto, así que creo que ha llegado el momento de parar. Adelantamos un día y medio nuestro regreso, no es mucho. Así que toca tarde desenfrenada de preparativos. Mañana espero escribiros ya desde casa, comodamente sentada en mi silla del estudio y con una o más gatas a mi vera ronroneando de felicidad.

You Might Also Like

17 Comments

  • Reply Suu 28 agosto, 2011 at 11:20

    Yo creo que la fecha de vuelta es mejor no ponérsela, aunque sí el tope. Nosotros el tope es el 17, pero si nos volvemos antes porque estamos cansados o hartos o echamos algo de menos, no ocurre nada. Las vacaciones son para disfrutarlas y no para alargarlas, porque entonces el buen sabor de boca ya no lo es tanto.

    Feliz vuelta!!!

  • Reply Carol 28 agosto, 2011 at 11:49

    Habéis disfrutado todo lo que habéis querido, y ahora os apetece volver por estos motivos, así que bienvenidos de vuelta.
    Tu hijo estará encantado de estar con sus abuelos.

  • Reply Rocío 28 agosto, 2011 at 12:46

    Pues si, habeis tomado buena decision asi tanto el peque como vosotros descansareis y entrareis en la nueva rutina, asi se afronta mejor todos los cambios que vienen en septiembre. Y los abuelos estaran encantados 🙂 Besitos

  • Reply Maria 28 agosto, 2011 at 15:23

    Las vacaciones han sido estupendas y eso es lo importante, yo tb echo de menos mi casa y nuestras "rutinas" cuando estamos muchos días fuera. Habéis disfrutado y cargado las pilas, vuestro día a día os espera y va a haber muchísimas cosas buenas!!! Un besazo, ben viaje familia

  • Reply @Mousikh 28 agosto, 2011 at 15:25

    Seguro que el regreso a casa y a sus rutinas le sienta bien. Buen viaje de vuelta!

  • Reply La chica de las flores. 28 agosto, 2011 at 16:16

    Lo mejor que puedes hacer… ya habeis disfrutado unos días… pues ahora a no hacer nada en casa, que también es bueno!!

    Muchos besos!!

  • Reply Susana 28 agosto, 2011 at 16:51

    Si el adelantar la vuelta va a ser para bien, bienvenidos a casa! Al fin y al cabo seguiréis de vacaciones, aunque sea en vuestra casa.

    Abrazos.

  • Reply M.R.G. 28 agosto, 2011 at 17:12

    las vacaciones son un estado mental, asi que adaptarse a las necesidades de vuestro estado de ánimo es lo más inteligente. bienvenidos. madrid ya esta algo mas fresquito y a veces la vuelta a la 'normalidad' también apetece.

    besitos

  • Reply superamatxu 28 agosto, 2011 at 20:31

    Mi hija pequeña está igual: rebelde, irritable… Sinceramente, creo que la rutina es lo mejor para los niños… Y para los mayores a veces también, ¿no os da a veces un gran alivio volver a casa y a las rutinas por muy bien que hayamos estado de vacaciones?

  • Reply www.artesanodefotos.com 28 agosto, 2011 at 20:43

    De acuerdo con superamatxu, la rutina nos sienta de miedo A TODOS!!! mi hijo llega a veces tan agotado de la playa que el pobre se pone a llorar sin motivo y me dice: mamá, es que estoy muy tonto!!
    Respecto a lo de comprar otro hijo, mi peque me preguntó con 3 años si en Etiopia él estaba en una tienda de niños!!! Entonces le expliqué lo que era un orfanato, y le enseñé fotos del suyo, se quedó supercontento.
    … y es que tienen unas ocurrencias!
    besos,
    Ana

  • Reply Ira 28 agosto, 2011 at 21:34

    Bueno, habéis disfrutado de unas estupendas vacaciones, no?? Pues eso es lo que cuenta, ahora vuelta a la rutina, verás como se relaja.
    Yo también odio los chantajes emocionales tipo "si eres malo no te querré", primero pq son mentiras, segundo pq son eso, chantaje emocional. Un besote guapa!

  • Reply Papalobo 28 agosto, 2011 at 22:48

    En nuestro caso el peke está igual. Yo creo que la falta total de rutinas se suma al "yo solo" y al final terminas teniendo una bomba de relojería en casa.

  • Reply Tricius 29 agosto, 2011 at 06:25

    El mío esta igual demandante, con sus rabietas de los dos anos, queriendo hacer todo solito y sin poder… Creo q necesitan volver a la rutina ( o eso espero)

  • Reply Mama mimosa 29 agosto, 2011 at 07:23

    Buen regreso a casa!

  • Reply LAKY 29 agosto, 2011 at 07:36

    Es que llega un momento en que hasta de las vacaciones nos cansamos… Buena vuelta a casa!

  • Reply Rebe 29 agosto, 2011 at 13:26

    Feliz regreso!!! Y con un premio en mi blog de regalo!!!

  • Reply lamamadeunabruja 29 agosto, 2011 at 20:08

    Bienvenida a casa!! aunque suene triste reconocerlo yo no aguanto mucho tiempo de vacaciones, enseguida me dan ganas de volver a mi casita y a lo de siempre, supongo que a los peques les pasará lo mismo. Besos

  • Leave a Reply