Sin categoría

El milagro de la vida

13 abril, 2010
Como sabéis voy a ser tía, lo cual me hace sentir inmensamente feliz. Yo no voy a tener más hijos, y aún no tenía sobrinos, así que el embarazo de mi hermana lo estoy viviendo con una intensidad especial, sobre todo porque ha sido un embarazo lleno de sobresaltos, miedos, inquietud. Ahora ya estamos de 21 semanas, y todo está en calma. Se acabó el reposo, el hematoma, el sangrado, el riesgo, la pérdida de líquido por la amniocentesis, todo se acabó. Mi niña (porque es una niña), ajena a todo el temor de su familia, crece plácida en la barriga de mamá. Es una niña inquieta, se deja sentir desde muy pronto, aunque no lo creáis yo pude sentirla en la tripa de mi hermana a la semana 14. Vamos que la niña apunta maneras, como su primo en su día. Mi hijo también fue tremendamente inquieto, no paraba ni un momento. Y así continúa.
Ahora ya que el riesgo ha desaparecido, o mejor dicho ha pasado a ser el mismo que el de cualquier otra mujer embarazada, estamos contando al peque que pronto tendrá una primita a la que cuidar. Y está muy emocionado, cuando ve a su tía la mira inquisidoramente la tripa, supongo que preguntándose que se esconde ahí. Se inventa diálogos con su prima y es sumamente divertido.
Recientemente una moto que tenía se le ha quedado pequeña, y había llegado el momento de guardarla en el trastero para dejar paso a su nueva bici (sin pedales). Le conté que muchas de sus cositas, ropa, juguetes, la cuna, de cuando él era bebé ahora se las daríamos a la prima porque él ya era grandote y no lo necesitaría. He aquí nuestra conversación con relación a su moto:
– Cariño como la moto se ha quedado pequeña se la vamos a dar a la prima, para que cuando ella crezca puedas tu enseñarla a montar. Tu ya serás muy mayor e irás en una bici de pedales como la de papá.
– Sí mamá, se la guardamos a la prima, y yo la diré: no prima, tu no puedes montar en bici, eres muy pequeña, la bici es para mi que soy mayor, ahora tu montas en esta moto y yo te enseñaré.
Le llena de orgullo ser el mayor.
Otra cosa que le parece divertida es hacer regalos a su futura prima. Nos ha oído a su papá y a mi hablar sobre que es conveniente comprar sábanas para la cuna y alguna toalla más (aunque ya tiene unas poquitas de Lucas). Y nos cuenta lo siguiente:
– Mamá tenemos que ir a la tienda a comprar para la prima sábanas para la cuna y una toalla gigantesca para el baño (le gusta todo lo gigantesco, que le vamos a hacer). La prima me va a regalar a mi un coche nuevo con boca y ojos.
Parece que el vínculo inicial ya está establecido. Ahora atosiga a mi hermana cada vez que la ve con el nombre de la nena. Ellos aún no lo tienen decidido y como han pasado tanto miedo estas últimas semanas prefieren esperar un poco más para elegir el nombre. Pero claro, eso no puedes decirle a un niño, así que mi hermana le ha dicho que cuando la peque nazca la mirarán a la carita juntos y decidirán que nombre es bonito para ella. Mi hijo estaba más ancho que pancho, él era el protagonista, él iba con su Tata a elegir el nombre de la bebé.
Así que él ya está participando en esta nueva aventura de un bebé en la familia, no lo percibe como una amenaza y a mi me gusta que haya entendido ese papel protector de primo mayor que le toca.

You Might Also Like

15 Comments

  • Reply ana maría 13 abril, 2010 at 07:46

    Como me alegro que todo vaya bien…
    Por cierto, me encantan las conversaciones con tu peque, luego se las cuento a mi marido y nos reimos mucho, espero que no te importe.

  • Reply Belen Pardo 13 abril, 2010 at 07:49

    Gracias Ana María. Cómo me iba a importar, por eso lo cuento aquí porque las conversaciones con niños son maravillosas, divertidas, dignas de compartir.
    Me has pillado repasando tu receta de pastela moruna para hacerla a mediodía, je, je, je

  • Reply Tifoidea 13 abril, 2010 at 07:57

    Que bonito. 🙂
    Así es como se crean esos vínculos desde antes de que la nena nazca.
    Me alegro muchísimo de que ya haya pasado el peligro y de que tanto tu hermana como la niña estén bien.
    No me extraña que esteis todos como locos de alegria.

    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com

  • Reply Una mamá (contra) corriente 13 abril, 2010 at 08:11

    Qué bien que tu hermana ya esté mejor. Me da mucha envidia que cuentes estas cosas porque yo nunca tendré esa relación, ya que no tengo hermanos, y mi cuñada la quiero cuanto más lejos mejor. Así que mi hijo tampoco sentirá ese afecto por su primo…

    Dile a tu niño que lleva mucha razón, que la toalla bien grande, que yo tengo algunas muy pequeñas para el mío y, la verdad, no sirven para nada!!.

  • Reply Caro 13 abril, 2010 at 08:18

    Me alegro muchísimo, Belén, qué descanso 🙂

    Lo segundo mejor después de ser madre, es ser tía o abuela! Ojalá yo tuviera más cerca a mis hermana y a mi sobrinilla…

    Disfrutad todos mucho de este tiempo de la vida 🙂

    (y yo estoy deseando que mi hijo hable para tener esas 'grandes conversaciones'como las vuestras!!)

  • Reply Belen Pardo 13 abril, 2010 at 08:30

    Ya estoy deseando verla la carita, aunque en las ecos 3D que le han hecho ya se la ve muy bien, creo que se parece a mi hijo, je, je, je.
    A ver si me deja robarle una para escanearla y la pongo, para que podáis ver el bellezón de nena que voy a tener.

  • Reply mamadejulio 13 abril, 2010 at 13:24

    Me alegro que todo vaya bien ahora y que el peque este tan ilusionado.. NO se yo si mi peque podra ejercer de primo mayor. Ya veremos…

  • Reply Treintañera con hijo 13 abril, 2010 at 14:16

    Me alegro un montón que haya pasado el peligro y que la niña y tu hermana esten bien.

    Esta muy bien ese vinculo de primos que ya tienen aunque la niña todavia no haya nacido. Mi hijo todavia tardará en tener primos porque aunque somos cuatro hermanos tanto por mi parte como por la parte de mi marido parece que los tios se resisten a tener hijos todavia, a este paso tendrá antes hermanos.

  • Reply Mainada 13 abril, 2010 at 20:08

    Me alegro mucho por tí y por tu hermana.
    Sobre lo de las conversaciones, no te cortes en poner las que te apetezcan, porque además de hacernos pasar un buen rato así las podrás leer cuando quieras dentro de un tiempo.. no sea que se te olviden con los años.

    Un saludo
    Mainada

    http://www.miexperienciaenmainada.om

  • Reply Belen Pardo 13 abril, 2010 at 20:36

    Os cuento mi idea. Quiero recopilar todas las cosas que me dice, sus ideas, sus ocurrencias. Y con el tiempo cuando él sea mayor, hacerle un libro, fechado, con sus frases y sus cosas. Creo que puede ser un regalo maravilloso. ¿Qué os parece?

  • Reply Una mamá (contra) corriente 13 abril, 2010 at 20:40

    Me parece una idea estupenda.

  • Reply Treintañera con hijo 14 abril, 2010 at 00:39

    Pues es muy buena idea, nosotros siempre le preguntamos a mi madre que deciamos nosotros de pequeños y nos reimos un montón y eso que la pobre se hace un lio con cuatro que somos.

  • Reply Caro 14 abril, 2010 at 07:43

    Sencillamente genial, y con tu permiso, te la pienso copiar!!!!

  • Reply Anónimo 17 agosto, 2012 at 08:08

    Qué bonito lo de los vínculos entre primos antes de que uno de ellos nazca….
    Yo estoy embarazada de 30 semanas, mi sobrino, de 3 años y medio, ya ejerce de primo mayor con un cariño que me desarma….cada vez que me ve y se despide, la da un besito a mi barriga y dice "Adiós Martín"….el otro día me daba un juguete suyo (un coche) y me decía:
    -Toma tita, ponételo en la barriga para Martín.

    (yo me lo pongo encima y él dice)

    -No tita, mételo dentro para que él lo coja….
    -¿Por dónde cariño?
    -Pos por el ombligo…..

    Ainsssssssssss me lo como!!!!!

    Orange

  • Reply Belen Pardo 17 agosto, 2012 at 08:13

    jajaja Orange, esa misma edad tenia Rayo cuando su prima nació. Lo vivió muy intesamente, y con un cariño muy especial. Y así sigue. La adora, la protege, la mima. Y mi sobrina le mira con ojillos aduladores. Son tal para cual. Verás qué relación tan bonita tienen :D:D

  • Leave a Reply