Sin categoría

¡¡¡Eres mala!!!

27 enero, 2011
Que mi hijo tiene un carácter fuerte, a estas alturas, es bien conocido. Que suele decir lo que siente o piensa, es un hecho. Que no le gustan las personas que le agobian, presionan, intimidan, ya todos los sabemos.

E igual que vosotros lo sabéis, aún sin conocerle, lo saben las personas que tratan con él o conmigo, vecinos, amigos, familiares, etc. Son muchos los que se han llevado chascos con el niño, pues la gente generalmente espera un niño dócil que se deje achuchar, besar, intimidar, etc…. A pesar de que el niño no les conozca, aún sabiendo que se puede asustar, pero la gente es así.

Hay un porcentaje interesante de adultos que además disfruta haciendo de rabiar a las pobres criaturas, prometiéndoles cosas que de sobra saben que no van a cumplir (por ejemplo regalos). Y habrá niños que luego lo olviden, que no lo tomen en cuenta, pero mi hijo no lo olvida.
Tenemos una vecina, muy maja ella, y lo digo sin ironía alguna, es una señora de la edad de mis padres, es una buena persona, amable, que sé nos tiene aprecio. La conocemos desde que vinimos a esta casa a vivir, hace ya casi 10 años, ha visto nacer al niño, en fin, una persona asidua en nuestras vidas. El niño la conoce, pero aborrece las cosas que hace cuando le ve.
Cosas que un adulto (por ejemplo, esta señora vecina) hace ante un niño y que no gustan a los peques:
– Gritar al verles.
– Chincharles con el dedito.
– Recordarles que son pequeños (de todos es sabido que los niños se creen siempre mayores y que llamar a un niño «mayor» es el mejor de los piropos).
– Prometer regalos que nunca cumplen.
– Amenazar con que se les van a llevar a su casa.
– Llamarles malos porque no dejan que les llenen la cara con besos babosos.
– Llamarles malos o desagradecidos porque tras conseguir a la fuerza el beso deseado, el niño se limpia la cara asqueado.
– Ridiculizarles porque lloriquean o no acceden a los deseos de ese adulto.
Y así podría seguir en una lista interminable.
Pues bien, a pesar de que como digo esta señora es buena persona e incluso yo la aprecio, adopta este comportamiento pueril e indeseable cuando ve al niño. Ni que decir tiene que el peque está hasta la mismisima coronilla.

Ayer por la tarde nos la encontramos, el niño ya os he dicho que está un poco torcido (está cansado, convaleciente aún de la amigdalitis, pesadito, de mal humor), y claro, la señora apareció de repente, con unas gafas de sol que le ocupaban toda la cara, extendio los brazos y con un grito que me asustó hasta a mi emitió un graznido (eso no era solo un grito) diciendo: «hombre peque, ven aquíiiiiiiiiiiiiii». ¿Qué hizo mi hijo?, pues se asustó tanto que echó a correr calle abajo entre lágrimas mientras decía «¡¡¡eres mala!!!».

Me quedé un poco paralizada, la verdad, porque nunca había reaccionado así. Salí corriendo tras de él claro, mientras mi vecina se quedaba con cara de estupefacción. No hablé con ella, desde luego no pensaba pedirle disculpas por el comportamiento del niño, la criatura tiene derecho a asustarse. Si no le chinchara tanto cada vez que le ve, no habríamos llegado a este punto. Bien es cierto que los niños tienen que saber comportarse, mi hijo a veces reacciona inadecuadamente, y yo le explico lo que hace bien, lo que hace mal, cómo debe actuar, y hemos hecho muchos avances. Por norma general es un niño educado, difícil y peculiar, pero educado.
Pero ayer supongo que no pudo más, y simplemente estalló. Cuando le alcancé él mismo estaba sorprendido de su comportamiento. No le regañé, le pregunté qué había sucedido y el pobre entre sollozos me explicó que le había asustado, que no quería hablar con ella. Nos sentamos y le expliqué lo que había sucedido, que desde luego ella no es mala, que simplemente habla muy alto, y a veces no se da cuenta. El pobre quería ir a buscarla para pedirla perdón y decirla que para otra vez no le gritara.
No estoy justificando la conducta de mi peque, generalmente soy muy estricta con él con este tipo de cosas. Yo respeto mucho su forma de ser, pero ahora que ya ha entrado en una edad en la que la vida social se hace más evidente, tiene que aprender a tolerar a todo tipo de personas, adultas o niños. Tiene que aprender que si algo no le gusta no puede reaccionar de un modo explosivo, porque no soluciona nada y encima hará que las personas que están con él se sientan peor. En definitiva, le enseño a como controlar su ira, a como controlar su temperamento explosivo. ¡¡Ojo!! no le enseño a reprimirse, lo cual me parece horroroso, le enseño a canalizar su ira, a comprender que esa conducta no le lleva a ningún sitio y que hay otras maneras de proceder que harán que se sienta mejor. Es complicado, pero posible. Desde muy chiquitín trabajamos en ello y hemos conseguido grandes avances. Pero aún queda camino por recorrer.
Supongo que a muchos os sonará a chino esto que cuento, porque vuestros hijos o hijas se comportan siempre fantásticamente, pero no todos los niños son así. También sé que podréis pensar que mi hijo es una mala bestia y que menuda educación estoy dándole. Pero mi hijo es tremendamente sensible, hipersensible diría yo, y en absoluto conformista. Es honesto, no reprime y le gusta decir lo que siente o piensa. Esto socialmente no está bien visto, pero es lo que hay. Mi trabajo, enseñarle los pros y los contras.

You Might Also Like

32 Comments

  • Reply Tricius 27 enero, 2011 at 08:52

    Pues yo también habría chillado sinceramente… es normal el pobre tiene que estar hasta el gorro.. la gente piensa que como son niños todo vale y no, oye, que ellos también pasan por malos días.
    De todas formas tu actitud ante los hechos ha sido increible, muchas veces te leo y pienso "madre mia yo no lo haría tan bien ni aún proponiéndomelo"

  • Reply M@rt@ 27 enero, 2011 at 08:54

    madre mia si le hace todo lo que cuentas no me extraña que el niño saliera corriendo y diendo eso,es que hasta yo se lo diria jeje

  • Reply Belen Pardo 27 enero, 2011 at 08:57

    Tricius, es que llevo ya con mi hijo mucho camino recorrido. No es yo lo haga bien, que va, es que después de equivocarme muchísimas veces me he dado cuenta que esa actitud es la que más compensaciones tiene.

    M@rt@, no estoy exagerando eh??. De todos modos si lo piensas son conductas habituales entre muchos adultos hacia los niños, pero no sé por qué son socialmente aceptadas. Lo inaceptado es la conducta que mi hijo exhibió ayer…. Está bien que un adulto atosigue y acose a un niño, y que un niño reaccione está mal visto… En fin, vivir para ver.

  • Reply Cartafol 27 enero, 2011 at 09:17

    Odio a la gente que les hace de rabiar, y aquí el personal es así la mayoría…que asco de gente, yo no soy así que sino cuando tengan hijos les debieramos hacer así…y también hay otra gente que les dice cosas que les gustan y luego no las cumplen, eso me puede…el niño al final le coge rabia y asco, no me extraña…

  • Reply Mamá (contra) corriente 27 enero, 2011 at 09:19

    Jo, es que estas señoras son muuuuy plastas, de verdad, qué falta de saber estar que tiene la gente!!. Lo estás haciendo estupendamente y tu niño, con el tiempo, aprenderá a ser más políticamente correcto, aunque eso suponga tragar carros y carretas. Joer con los vecinos!.

  • Reply Arual 27 enero, 2011 at 09:21

    Pues Belén yo te leo y te comprendo porque mi hijo cada vez actúa más así ante los extraños y me deja en envidecia. Su palabra estrella de la temporada es "Tu malo", no te digo nada más. Lo difícil es saber salir airosa de la situación, yo a veces me desbordo tanto que no sé ni qué hacer. Al menos tú veo que sabes como reconducirle y haces avances. En el caso de mi hijo avance ni uno, al contrario, y con la mamitis que tiene además aún se agrava más. En fin paciencia!

  • Reply Mis Chicos y yo 27 enero, 2011 at 09:28

    Pobrecito tu peque, si es que yo también habría salido corriendo

  • Reply Belen Pardo 27 enero, 2011 at 09:58

    Cartafol, la mayoría de la gente es así sí. Yo a veces alucino, porque saben cómo es mi peque. Pues no le digas nada o pasa de él, pero no, siguen ahí, machacando y machacando.

    Mamá cc, gracias. A veces una duda hasta de su sombra, pero es que a mi no se me ocurre acosar a una criatura, no comprendo estas actitudes.

    Arual, a mi me ha costado sudor y lágrimas llegar a donde estoy, quienes me conocen lo saben, y creo que quienes me leéis sabéis que es así. Los avances se ven con el tiempo y son difíciles. NO desesperes porque poco a poco a medida que el niño madure conseguirás grandes pasos, ya lo verás.

    Mis chicos y yo, jeje, sí, era para salir pitando sí.

  • Reply Arual 27 enero, 2011 at 10:05

    Gracias Belén, NO DESESPERARÉ!!!

  • Reply Supermama 27 enero, 2011 at 10:05

    Esa señora me ha recordado a mi abuela, a mi suegra, y a mas de una vecina, sí, porque la gente suele gritar a los niños? pero si te oyen igual o mejor que los demás!

    Los niños son niños y como tales no saben reprimir sus sentimientos, asi que su reaccion la veo de lo mas normal, la verdad. Ahora bien, con lo que le dices estoy segura de que aprenderá a comportarse ante estas situaciones, pero todo a su tiempo.

  • Reply Nuria 27 enero, 2011 at 10:25

    A mi no me suena a chino, mi hija se niega a dar besos cuando se los piden de manera insistente e incluso se pone a llorar y cuando oye una voz más alta de lo normal para llamarla, se esconde entre mis piernas asustada.
    Es difícil explicarle a la gente que la quiere que no la fuercen a dar besos, hay quien lo entiende y quien no.

  • Reply Maria 27 enero, 2011 at 10:27

    Que pena, el pobre se asusto. Me parece muy bien la forma en que le explicáis las cosas; me viene fenomenal porque mi gorda, con sus 5 meses, maneja un carácter interesante. No le gusta que la achuchen gente desconocida y no es de las niñas que se va con todo el mundo. Un besazo fuerte

  • Reply Belen Pardo 27 enero, 2011 at 10:52

    Arual, qué difícil nos lo ponen estos peques a veces 😉

    Supermamá, en la familia también tenemos personas que no respetan mucho los deseos del niño. Afortunadamente son las menos. El autocontrol, y la canalización de la ira y los malos sentimientos es importante en los niños, para que de adultos sepan cómo hacerlo, pero los pobres tienen que lidiar a veces con situaciones que nosotros, los adultos, no tenemos.

    Nuria, a mi es que lo de los besos me pone mala. Gente que no conoce al niño, y empeñada en besarle. Me dan ganas de decirles, que no oiga, que el niño no besa y punto.

    Maria, si ya con 5 meses (es del tiempo de mi sobrina) apunta maneras prepárate, jejeje. Mi sobrina también tiene un fuerte carácter.

  • Reply LA TETA REINA 27 enero, 2011 at 12:07

    jajajajaja, el post mío de mañana va por el estilo…

    Pues lo siento pero me parece que hizo bien.
    Ya vale de tener que aguantar esas chorradas que la da por hacer a muchas personas, joer!

    Igual tú te tienes que aguantar por educación, pero el niño?, el niño, no. Además ni la insultó ni le hizo nada, solo dijo lo que pensaba.

    Todo mi apoyo para tu nene.

  • Reply estanjana 27 enero, 2011 at 12:26

    Bueno yo ya lo conté un poco en un post que hice de una comida familiar. Pero mi hijo tampoco se deja besar porque si, y no está por la labor de aguantar tonterías de nadie. Es muy pequeño todavía para enseñarle qué es la educación, pero tendré que hacer lo mismo que tú, porque el mío no se reprime ni se deja mangonear.
    Poco a poco irá entendiendo, que tu hijo es muy listo

  • Reply Mamá (contra) corriente 27 enero, 2011 at 12:30

    Vamos a hacerle un club de fans al nene!!.

  • Reply Belen Pardo 27 enero, 2011 at 13:28

    Teta, mil gracias. Aunque ya sabes tu que a veces no es fácil…

    Estanjana, el mío tampoco ha sido de dar besos. A ver, no es de dar besos a quien él no quiere. Porque a las personas que quiere, las adora, y se las come a besos. Por aquí circula mucho una amiga a la que adora, y siempre que le pide un beso se lo da, pero claro ella jamás le ha obligado, le respeta, y él no se siente coaccionado.

    Mamá cc, jeje, sois unos soletes…..

  • Reply Esther 27 enero, 2011 at 14:02

    Joer a mi lo de las gafas de sol grandes me ha impactao, no se porqué. Hace muy bien tu hijo en no tolerar babosadas; yo de pequeña siempre me preguntaba porqué algunas personas tienen mas derechos que otras solo por haber vivido mas o menos años

  • Reply Mami al borde de un ataque de nervios 27 enero, 2011 at 14:19

    Pues a mí no me parece que le estés educando mal. Yo creo que es muy valiosa la pureza con la que los niños dicen las cosas, claramente, con sinceridad…
    Además, yo creo que tienen una especie de radar para detectar aquello que no les gusta (y que yo estoy segura que a la mayoría tampoco nos gustaría). Yo he visto a mi hijo rehuir a otros niños, y bien conocidos de él, nada de recien conocidos… sencillamente porque está claro que soy niños revoltosos, burros, malcriados y que acabarán por hacerle daño o hacérselo pasar mal, y… casualmente, suele coincidir con niños que a mí tampoco me caigan especialmente bien ¡aunque juro que nunca se lo he dicho a él, está claro!!!
    Igual que curiosamente le veo como se relaciona increiblemente bien con niños de la misma dulzura que él, incluso cuando a nuestros adultos y borrosos ojos, no habría sido posible detectarlo por las pocas veces que se han visto..

    Insisto, para mí, tienen un radar para algunas cosas…

  • Reply Leia Organa 27 enero, 2011 at 15:10

    A mi lo que me sorprende es que después del susto que se llevó el pobre, aún quisiera pedirle perdón a la señora (que debería tener dos dedos de frente, por otra parte), tu chico tiene muy buen fondo, eso no se lo puedes negar.

    Yo hablaría con la señora, con sutileza y cuidado explicandole el porqué de la reacción de tu hijo, así quizá los dos aprendan a "encontrarse" de forma natural. ¿No crees?

  • Reply LAKY 27 enero, 2011 at 17:29

    Cómo vamos a pensar eso mujer! Sí hizo lo más normal del mundo… Todavía me acuerdo yo de la gente que de pequeña me martirizaba con "dame dos besos", que si pellizco en el moflete, que si cántame algo en vasco… Era odioso! Y encima tu niño se asustó, normal que reaccionase así!

  • Reply madredemellizos 27 enero, 2011 at 18:36

    Tu niño tiene un comportamiento muy noble, al querer pedirla perdón. Me parece muy correcto por tu parte explicarle al peque que tiene que respetar a las personas y que cada uno tiene su caracter. Hacer entender y razonar al nene pienso que es de buena educación. Por otra parte es bueno, no reprimir al niño. A mi forma de ver, has echo bien!

  • Reply mami Poppins 27 enero, 2011 at 20:22

    Me parece que tu niño es un chico normal, yo no dudo de que este bien educado y por lo que cuentas trabajas con el muchos aspectos.
    Creo que es totalmente normal que reaccionara asi, se asustó y me parece buena tu actuación. Me encanta que luego quisiera pedirla perdón.

    Mami Poppins

  • Reply Papalobo 27 enero, 2011 at 22:19

    La nobleza es algo que deberíamos de fomentar en vez de tanta hipocresía. Hay muchas formas de decir la verdad sin que sea ofensivo a parte que no entiendo que alguien se ofenda cuando le dicen lo que es evidente. No envidio la tarea que tienes por delante, pero estoy seguro que al final conseguirás que tu hijo controle sus emociones pero siga manteniendo ese fondo que le hace tan especial

  • Reply Monica Sanchez 28 enero, 2011 at 02:48

    Hola! Primera vez que leo. Tu post es muy interesante. Te felicito por dos cosas: la honestidad de tu hijo y la infinita paciencia que le tienes a la vecina (yo no la tendría).

  • Reply Mama mimosa 28 enero, 2011 at 06:46

    Me encanta leer cómo resolviste la situación preguntándole qué había pasado en lugar de reñirle o reírte de la situación. Me encantaría tratar así a mi hijo el día que lo tenga.
    Creo que tu hijo aprendió mucho con lo sucedido porque ya mismo quería pedirle disculpas a la vecina. Ya nos contarás qué pasa la próxima vez que os encontréis. Creo que la vecina se habrá mosqueado, pero es lo mínimo que le puede pasar por gritar y achuchar al niño.
    A mí tampoco me gusta la gente que en lugar de hablar con serenidad a los niños, les gritan como si estuvieran sordos. Mis suegros, por desgracia, son de esos. Me pone de los nervios.

  • Reply Marta 28 enero, 2011 at 08:39

    Me he reído con lo de "besos babosos". jajaja.
    A mí eso de besar a los niños es algo que no termino de entender. Yo intento evitarlo, si no es un niño más mayor o muy cercano. Pienso que es un gesto demasiado íntimo, demasiado cercano como para que gente casi desconocida ande besuqueando a los pequeños. A lo mejor es una chorrada pero con esas caritas tan pequeñas que tienen, plantarles un besote ahí con nuestros morros tan grandes… Hija, yo debo ser medio nórdica pero a mí no me parece necesario. Se les puede sonreír, hablar bajito, tener un gesto de afecto "en su lenguaje" pero los besos de cortesía son algo de adultos. Para un niño un beso es un gesto de cariño, de afecto… Y dárselo a una vecina no debe encajarles mucho.

    Ojalá pudiésemos cambiar las normas sociales y enseñar a los mayores que a los niños no se les besa.

    (Que´radical soy, no? pero es que yo lo veo así)

    un besito.

  • Reply Marta 28 enero, 2011 at 08:42

    Por cierto, para las que solo conocen a tu niño por leer tu blog, CONFIRMO que realmente es un niño educado. Con todos sus posibles altibajos propios de la infancia, la capacidad que tiene para escuchar, analizar, y responder educadamente, según sus límites x la edad, es perfecta. Así que las que te dicen que es un niño normal y bien educado no se equivocan. Yo lo he comprobado.

  • Reply Mamareciente 28 enero, 2011 at 17:52

    pero Belén, cómo va a ser una mala bestia? Seguro que muchos niños reaccionarían igual. Se asustó y ya está. Y de todos modos, con lo que cuentas, seguro que aprende a reaccionar con más mesura.

  • Reply superamatxu 28 enero, 2011 at 21:44

    Hombre, pues es un niño… Está bien que le expliques que no se tiene que comportar así, pero tampoco se puede esperar que controle todas sus reacciones como un adulto. En cierto modo, me dan un poquitín de envidia: ¡son tan sinceros y no se sienten obligados a disimular!

  • Reply lamamadeunabruja 29 enero, 2011 at 15:12

    Es que hay gente que no sólo es muy pesada sino que les hacen cosas que no soportaría ningún adulto y encima pretenden que los niños se dejen hacer. En cierta forma es lógico que tu hijo actuara así, ya veremos si la susodicha se ha dado por vencida o sigue tocándole las narices la próxima vez.

  • Reply Faith 14 febrero, 2011 at 18:06

    Pues veo tu historia bastante "normal"…. Es que a veces los adultos "molestan" demasiado a los niños, quieren besos, abrazos, que se dejen agarrar, que les digan cosas…. pero los niños, como los adultos no siempre están de humor para esas cosas, claro, ellos están aprendiendo a expresarse…. A mi Peluche le pasa mucho con mi hermana, ella siempre quiere andar con él como si de una mascota se tratara, pero cuando él anda de mal humor, entonces ella le dice que no lo quiere, que es malo, que es un amargado…. yo le digo: "tu tampoco estás siempre de buen humor, no lo obligues si no quiere"…. El Peluche va a cumplir 4 años y bueno, va entendiendo que tiene que saludar, pero no lo puedo obligar a hacer cuanta gracia y morisqueta le piden…. ahi vamos….

  • Leave a Reply