Sin categoría

De la moto a la bici sin pedalear

23 abril, 2010
Gracias al blog de Una mamá española en Alemania, me enteré de que había unas bicicletas sin pedales. Mi hijo hasta ese momento había tenido un moto, de las que tienen ahora todos los niños, en plástico, no muy alta y con ruedas muy anchas, sin pedales especialmente pensadas para que cojan velocidad con poco riesgo.

La moto se había quedado en el cuarto trastero a pasar el invierno. El frío, nieve, lluvia y demás inclemencias metereológicas que hemos sufrido no han permitido sacarla mucho. Así que cuando llegó la primavera, el calorcito y el tiempo de paseo, la desempolvamos, pero ¡¡oh sorpresa!! se había quedado pequeña no, ¡¡muy pequeña!!. Y aunque por el parque se veían niños con las rodillas literalmente pegando al suelo, no me pareció buena idea que el peque anduviera por ahí de esa guisa. Sobre todo no me pareció buena idea cuando al segundo día de carreras ilimitadas tenía una buena rozadura en el culete y en los muslos. El pobre andaba con la manita en el trasero diciendo: -«ay mamá cómo me duele el culete de la moto».

Y justo Mamá en Alemania publicó una estupenda entrada hablando de lo que en alemán se llama Laufrad. Empecé a buscar por varias webs y encontré algo similar en Imaginarium. También encontré en tiendas como Dideco, pero lo que me convenció de la bicicleta de Imaginarium es que después se pueden añadir los pedales. Así que dicho y hecho nos fuimos una tarde y ahí estaba, era perfecta.

Mi pobre niño estaba emocionado, nervioso, lloroso, no podía esperar a llegar a casa y montarla. Tardamos 5 minutos en bajar de nuevo a la calle para probarla. Al principio un poco dubitativo, no es igual mantener el equilibrio en las motos de rueda ancha, que en una bicicleta de rueda estrecha. Pero poco tardó en cogerle el truquillo.

Esta mañana me he quedado sorprendida viendo los avances que ha hecho esta semana. Se le baja su padre muchas tardes y los dos corren por el parque con la bici nueva. Y hoy, después de unos días sin verle montar, me he quedado atónita viendo cómo la maneja, como corre, como levanta los pies y guarda perfectamente el equilibrio, incluso se ha dado el lujo de bajar unas escaleritas del parque. Es todo un fitipaldi. No creo que tardemos mucho en añadirle los pedales, y tampoco creo que pase mucho tiempo para que papá y el peque se vayan juntos de paseo con sus respectivas bicis.

Mamá en Alemania, estoy en deuda contigo, gracias por este pequeño descubrimiento.

Una imagen vale más que mil palabras.

You Might Also Like

10 Comments

  • Reply mama en alemania 23 abril, 2010 at 16:54

    Ains, que me emociono!! 🙂

    Me alegro mucho de que lo estéis disfrutando… Ya verás la impresión cuando empiece con los pedales! 🙂

  • Reply mamadejulio 23 abril, 2010 at 16:57

    Me alegro q lo esteis disfrutando tanto¡¡¡¡
    Yo la verdad es q con el frio q ha hecho poco le he sacado la moto al parque al mio. Aunque el mio es aun pequeño y le tengo q empujar yo, a ver si con el veranito la usa un poco mas, pq la verdad es q le gusta un monton….

  • Reply Una mamá (contra) corriente 23 abril, 2010 at 17:50

    Pues yo también tomé buena nota de mamá en alemania y viendo ahora que tu también estás contenta, no dudes que en un futuro voy a comprarla. Además la de Imaginarium me encanta por eso que tu dices, porque se le pueden añadir los pedales más adelante.

    Aunque ya que estamos, a vosotras que ya sois expertas, la motito esta de la que hablamos es de esas que tienen un palo largo que sirve para que los padres también empujen?. Sabeis a lo que refiero? xDDDD

    Es que una va ya tomando notas para lo que me viene ya mismito xDDDDDD

  • Reply Belen Pardo 23 abril, 2010 at 17:54

    Mamá en alemania, la verdad es que estoy deseando verle pedalear. Pero por ahora le voy a dejar así un poco más porque lo está disfrutando de lo lindo.

    Mamádejulio, verás como a medida que coja más fuerza irá solo. Nosotros al principio, hace un año vamos, nos costaba a veces que fuera solo, y al poco ya andábamos correteando tras de él porque se nos escapaba. Es que hay que dar tiempo al tiempo.

    Eva, sé lo que me dices pero eso son triciclos. la moto no lleva palitroque, es para que ya vayan solitos. Pero a partir de los 13, 14 meses esos triciclos con palito, que son estupendos te vienen a ti también fenomenal, que no pesan tanto como la sillita y ellos se lo pasan en grande. Ese es el primer paso, el segundo la moto, y el tercero la bici sin pedales.

  • Reply Chelo 24 abril, 2010 at 06:03

    anda, pues yo tampoco la conocía, lo apunto. La mayor ya va con bici-bici y la peque todavía con su moto de hello kitty pero tiene pinta de ser la solución intermedia perfecta porque es verdad que hay una edad intermedia donde no les vale nada….
    Beso!

  • Reply LAKY 24 abril, 2010 at 07:53

    La conozco aunque nosotros no la tuvimos. Pero me arrepiento porque el paso a la bici sin ruedines hubiera sido más fácil así…

  • Reply Una mamá (contra) corriente 24 abril, 2010 at 17:52

    Ohhhhhh! tomo nota, tomo nota!

  • Reply Treintañera con hijo 25 abril, 2010 at 04:46

    Yo también tomo nota, aunque por ahora mi hijo tiene que pasar a la moto, que todavia va en un correpasillos que son más anchos que las motos y no tiene mucha pinta de querer cambiar por ahora.

  • Reply Tifoidea 25 abril, 2010 at 08:02

    Yo la conocía del Imaginarium pero cuando ya tenía su bici de ruedines así que ya lo dejamos estar, ahora ya va con su bici normal y este año le quiero comprar unos patines para llevarmelo a patinar al retiro (es que me ha entrado nostalgia de mi época patinadora) XDD

    —–
    http://lallavedelbaul.wordpress.com/

  • Leave a Reply