Sin categoría

Haciendo balance

29 diciembre, 2012
Echando un vistazo rápido a este año que ya toca a su fin sería muy fácil para mi decir que ha sido de los malos el peor. Motivos, desde luego, no me faltan. La salud de Rayo, o mejor dicho la falta de ella, ha presidido este 2012. Nos ha perseguido como una sombra oscura y nos ha traído recuerdos, experiencias y sensaciones que habíamos enterrado ya en nuestra mente y en el baúl del ayer. Afrontar lo que llegaba y luchar contra los demonios del pasado han sido duros golpes. 
Un cambio de vida, la vuelta al mundo laboral, problemas de pareja, problemas familiares, como veis hemos tocado todos los palos. Pero yo creo que sería muy superficial por mi parte afirmar con un simple “ha sido un año muy malo”. Yo no creo que con el año nuevo empiece un tiempo nuevo, porque el tiempo en sí mismo es un continuo. Y viéndolo así no se trata de romper con el pasado y adentrarnos en un futuro con un mapa perfectamente trazado. Creo que esto genera miedo, inseguridad y mucha indecisión. 
El camino se hace andando, cada paso es importante y las experiencias vividas han de servir para hacernos madurar, para conocernos mejor a nosotros mismos y para ayudarnos a crear un futuro más feliz. Porque de lo malo se aprende, ¡y mucho!, de las nefastas situaciones vividas debemos ser capaces de encontrar lo positivo, lo que te haga sonreir
No hay que buscar soluciones mágicas, no hay que esperar tiempos hiper felices, la felicidad absoluta no existe, sino que es algo puntual y si esperamos un estado continuo de felicidad lo único que conseguiremos será desilusión y frustración. 
Ha sido un año difícil, pero nunca diré que ha sido un año para olvidar. A pesar de los pesares aquí sigo en pie, como un roble milenario contra el que no pueden cien huracanes. Aquí sigo, firme, segura, tranquila. Sabiendo que el tiempo y el dolor me hicieron un poquito más sabia. Conocedora de mis límites, que no existen, sabedora de que una madre es capaz de soportar siempre mucho más de lo que cree. 
Y voy a acabar el año sonriendo a la vida, que me deja un hijo feliz, osado y valiente. Sonrío porque a pesar de las dificultades tengo una pareja que continúa a mi lado y con quién continúo mi proyecto de vida. No necesito más, y desde luego no pido nada al nuevo año. El camino se hace andando, y cada uno de mis pasos me llevan hacia un único destino: La Vida

You Might Also Like

13 Comments

  • Reply Elenuska 29 diciembre, 2012 at 12:08

    Piensa que la vuelta al mundo laboral es hoy en día un privilegio… y si además tienes un hijo luchador y una pareja con la que compartir… quizá no haya sido tan malo…

  • Reply Pilar de maternidadcontinuum 29 diciembre, 2012 at 13:19

    Precioso guapa!
    yo creo que es en los años menos buenos en los que más aprendemos y después en los que son más fáciles, disfrutamos lo aprendido.
    Es importante tener actitud positiva, enfrentarte al futuro con entereza y fortaleza sabiendo que venga lo que venga, tú podrás hacerle frente.
    Feliz año nuevo y muchísimos besos

  • Reply MeGustaSerMama 29 diciembre, 2012 at 13:52

    En la vida ha de haber de todo, y nunca sabes cuando. Yo también he aprendido cosas este año porque también para mi ha sido malo, en el trabajo y en la salud, y todos los pesares desgastan también la pareja. Pero la actitud es la que tienes: hay q ser positivo e ir superando las cosas que van viniendo. Mucho ánimo y besos a rayo.

  • Reply Creciendo con Carlota 29 diciembre, 2012 at 16:37

    Me encanta el post de hoy…

  • Reply Una Mama Practica 29 diciembre, 2012 at 17:53

    "Caminante no hay camino, se hace camino al andar" que nos decía Machado y nos cantaba Serrat, y tú ahora me has recordado 🙂 Y creo firmemente que con esa visión, habrá mejores y peores momentos, pero sobre todo habrá una vida plenamente vivida y sentida. Espero que el 2013 sea un año de más salud, de alegrías y de momentos felices, en los que también podamos compartir las penas y dificultades para que éstas sean la mitad de penas y de difíciles. Un besazo!

  • Reply Irene 29 diciembre, 2012 at 21:50

    Tenemos que recordar lo positivo de este año que termina, para asi atraer lo positivo para el año que va a empezar… Con la enfermedad de mi madre me di cuenta de una cosa muy importante, tenemos que disfrutar del presente, porque la vida puede cambiar en cualquier momento. Y ahora tu presente es muy positivo!!! Feliz año!!!

  • Reply Pettro 29 diciembre, 2012 at 23:52

    Feliz año nuevo! enhorabuena por ese hijo tan maravilloso y por todas las cosas buenas que tienes!

  • Reply unaterapeutatemprana 30 diciembre, 2012 at 16:21

    Pues en un balance que termina con un mensaje llego de fuerza, optimismo y pura vida, como tú.
    Que vaya todo fenomenal, aquí seguiremos compartiendo.
    Un besito.

  • Reply teresavet 30 diciembre, 2012 at 19:49

    El 2012 ha sido un año difícil, pero de estos años es de donde se sacan los aprendizajes, y cuando nos damos cuenta de las cosas que de verdad nos importan en la vida.
    Y además, siempre puedes pensar ¡el año que viene será mejor! y eso está ya a la vuelta de la esquina.
    Un abrazo muy fuerte y ¡feliz 2013!

  • Reply Padre en reducción de jornada 1 enero, 2013 at 20:12

    ¿Qué mas se puede pedir? A mi me parece un plan 10.

  • Reply Lau (Bulubú) 2 enero, 2013 at 02:56

    Que hermosas palabras!!!!! Hermos balance! o creo que de todo se aprende y que todo nos deja algo. Yo también hice un balance de un año complejo para mi, mas que nada en cuanto a mi maternidad,
    Te mando un beso! Que el 2013 sea hermoso!
    Soy Lau de bulubu.blogspot.com.ar

  • Reply maria isabel fernandez garrote 10 enero, 2013 at 22:09

    yo tambien en este año he ganado seguridad y serenidad!! plantando todo bien, una consigue llegar a sus objetivos!!

  • Reply MateoySamuel 7 abril, 2013 at 04:57

    Belén que lindas palabras la tuyas mientras más leo tus "articulos"?? (así se llaman?? sino corrijan porfa) más empatia siento y mas identificada con mujeres que viven cosas similares a la mía

  • Leave a Reply