Sin categoría

La conciliación es tarea de todos

11 abril, 2014
Ese mantra me repito yo una y otra vez y se lo digo a todo aquel que quiere escucharme a ver si sirve de algo. Pero la realidad, la triste verdad es que no vale para nada. Aunque la conciliación es tarea de todos, sólo unos pocos nos lo creemos. Así nos luce el pelo claro.
Un día más aquí estoy con mi niño en casa mientras intento sacar mi trabajo adelante. Soy afortunada. Mi trabajo me permite una gran flexibilidad gracias a la cual las vacaciones escolares no son un problema para nosotros. Ayer les dieron las vacaciones de Pascua, un jueves, dejando que el viernes se convierta en una verdadera carrera de obstáculos para muchas familias. 
¿Qué es conciliar? Yo creo que conciliar no es pedirse un día como hoy de vacaciones, tampoco es dejar a los niños en cualquier casa (abuelos, familiares, amigos, vecinos) para poder marcharte a trabajar. Conciliar es adaptar los horarios escolares a los horarios laborales. Y cuando digo horarios, también me refiero al calendario por supuesto. 
Es obvio que no siempre es posible. La próxima semana, por ejemplo, hay 3 días complicados y por mucho que se intentara tener horarios razonables sería inviable que esos días no se trabajaran. Pero un día como hoy es un problema en toda regla. 
¿Cómo podríamos evitar que unos días de vacaciones fueran un problema? Se me ocurren algunas ideas: 
– Flexibilizando horarios.
– Permitiendo el teletrabajo.
– Dejando abiertos los colegios con actividades lúdicas para estos días. 
La última opción es la que menos me gusta, lo confieso. Pero entiendo que es una alternativa eficaz. Hay centros que ofrecen este servicio, pero son contados, con pocas plazas y un gran número de niños se quedan fuera, con lo cual el problema sigue existiendo. El sistema actual de petición de plazas es absolutamente ineficaz y las familias en los periodos vacacionales (Navidad, Pascua, verano) encuentran verdaderas dificultades. Si los centros permanecieran abiertos, con personal especializado, tendríamos un problema menos.

Pero el teletrabajo, por ejemplo, es posible en muchos casos, y sin embargo es una opción poco contemplada. Mi marido, sin ir más lejos, podría estar en casa trabajando estos días, pero estoy segura que sus jefes se rasgarían las vestiduras si se lo propusiera.

La conciliación es una utopía todavía en este país. Pensar en horarios razonables o en otras alternativas alejadas del ‘trabajo de culo pegado a la silla horas y horas’ se hace complicado. 
¿Cómo os apañáis vosotros? ¿En vuestro caso la conciliación es posible?

You Might Also Like

11 Comments

  • Reply UrbanMon 11 abril, 2014 at 09:30

    En mi caso la "conciliación" pasa por abusar de los abuelos, pero esto no es conciliar. Es dejar tus responsabilidades a otros para que te resuelvan la papeleta.
    Hasta que los que mandan no se impliquen, mal lo llevamos.

    • Reply Catalina Echeverry 12 abril, 2014 at 14:14

      Y no se van a implicar Urban… es lo más triste de todo. No lo harán porque van metidos en su cortoplacismo y no les conviene. …

  • Reply Arual 11 abril, 2014 at 10:56

    A mí ahora con el marido en el paro se me han acabado los problemas de conciliación… Triste es pero hay que ver el lado bueno de las cosas.

  • Reply maria 11 abril, 2014 at 12:33

    Yo, en agosto, doy al luz a mi enano y no tendré problemas porque estoy en el paro; lo más gracioso de todo es que la empresa me despidió cuando se entero de que tenía intención de quedarme embarazada…en fin, con eso lo digo todo!

  • Reply Bichilla 11 abril, 2014 at 15:29

    Para mí no es exactamente así. La conciliación no es adaptar los horarios escolares a los laborales sino al contrario: adaptar los horarios laborales a los escolares. No es justo que los niños paguen porque a los adultos nos dé la gana.

    Habría que poner nuestro actual sistema económico-social patas arriba, es cierto. Es necesario un cambio profundo, supongo que se tardarían décadas en conseguir algo visible. Pero es así como debería ser. Menos trabajo, más gente trabajando, una sociedad quizá un poco menos rica pero más feliz. Por desgracia no está sólo en la mano de padres y madres, sino como dicen más arriba, también de los que mandan, y a ellos no les interesa.

  • Reply Mo 11 abril, 2014 at 15:51

    Yo no concilio en sentido estricto, lo que tengo es mucha suerte de contar con la ayuda de la madre de Mr. X. Lo malo es que mi trabajo ha de ser presencial sí o sí, y encima en horario comercial…Chungo, chungo.
    Un besote.

  • Reply duermefeliz 12 abril, 2014 at 04:35

    Eso no existe!!! Jejeje!

  • Reply Catalina Echeverry 12 abril, 2014 at 14:12

    Sabes? Creo que esto de la conciliación es otra de esas trampas en espiral que nos hemos dejado tender. Y mira quien lo dice: una que lleva batallando con el tema desde que se volvió madre. En España el tema es mucho más complejo, porque se trata de cambiar muchos tópicos en torno a la productividad y los horarios… y pareciera ser que ésto sólo nos importa a unos cuantos.

    Un abrazo amiga.

  • Reply Preparando la llegada del bebé 13 abril, 2014 at 20:09

    Pues yo simplemente no concilio. Por suerte o por desgracia mi chico está en paro desde hace casi un año y es él el que lo lleva a la guardería, lo recoge y se queda con él toda la tarde hasta que llego sobre las 20h. El problema lo vamos a tener cuando encuentre trabajo porque no podemos contar ni con abuelas ni con otros familiares. Vamos que no sé cómo lo vamos a hacer!

  • Reply Yaiza 15 abril, 2014 at 17:51

    Pues nosotros conciliamos si se le puede llamar eso trabajando el papi de mañanas en jornada continúa y yo desde que nació peluchin reduciendo a media jornada y trabajando por la tarde.
    Es lo que hay.

  • Leave a Reply