Sin categoría

Misión casi imposible: pedir cita en el centro de salud

10 abril, 2010
Para no perder la tónica desde que el año empezó, este mes también toca visitar al pediatra. Desde enero, cada mes hemos sido portadores de anginas, placas, faringitis, tos de perro, fiebre…. Infección de las vías altas, vamos. Abril no lo habíamos marcado en el calendario, pero ya estábamos tardando, el jueves empezó con el «cof, cof, cof». Era muy leve, pero no me olía nada bien. No me equivoqué, ayer el «cof, cof, cof» sonaba fatal, y primera alarma: «mamá me duele la garganta». ¡Ala! llega el viernes y al nene le encanta empezar con un proceso catarral, vírico, infeccioso, o lo que sea.
Así que a llamar al centro de salud tocan. Era la una de la tarde, sabía que sería difícil que pudieran darme cita para por la tarde, pero había que intentarlo. Primera llamada…. no lo cogen. Segunda llamada ….. no lo cogen. Tercera llamada …. no lo cogen. Esto es como para unas prisas. Estarán muy ocupadas, pensé. Habrá mucha gente en los mostradores, pensé también. Intento una última vez, cuarta llamada, ¡lo cogen!, bravo.
– Centro de salud, buenos días (voz desganada y aburrida).
– Buenos días, quería pedir cita para esta tarde con el Dr. …
– ¿Cómo se llama el paciente?
– Fulanito de tal.
– Espere un momento.
En ese momento tapa el auricular, o mejor dicho medio tapa y se oye una voz en off:
– oye que le tengo que decir eso a mi sobrina, lo del infojob. Qué le dijeron a tu hija, ¿en serio? …..
Tapan mejor el altavoz y ya no puedo oir el resto de la interesante e importantísima conversación que mantenía con sus compañeras. Regresa a la línea:
– Buenos días
– (cómo que buenos días si soy la de antes). Ehhhhh hola, quería pedir cita con el Dr. ….
– Nombre del paciente
– (¿es que no lo has apuntado tía perra?). Ehhhh Fulanito de tal. (Discutir con ella puede suponer que no me cita, no me ayude …. así que me la tengo que tragar por el bien de mi niño).
– Uys pues el Dr. … tiene completo esta tarde, tendrá que ser el lunes.
– Mira, el niño está bastante mal (no está tan mal, pero bueno), y al ser viernes me gustaría que le viera el Dr., pueden ser anginas.
– Pues entonces vente de urgencias. Nos lo dices en el mostrador y ya está. De todos modos por si no vienes te doy cita para el lunes.
Esa fue nuestra conversación telefónica. A mi me pareció surrealista. Primero por lo ocupada que la pobre debía estar para no atender tres llamadas, hacerme esperar mientras ella trata su tema personal, que debía ser importantísimo, y hacerme repetir todo de nuevo. Y segundo porque da igual que me de cita o no, yo voy y listos.
Ha habido veces que nos hemos tenido que presentar en el centro de salud para pedir cita porque ha sido imposible que nos contesten al teléfono. Prometo que no estoy exagerando.
Nos presentamos allí a las 4,30 horas de la tarde. El Doctor empieza la consulta una hora antes. Supuse que aunque tuviera gente siendo primera hora no nos harían esperar mucho.
Nos quedamos de piedra cuando vimos que había un paciente dentro, y la sala de espera estaba … ¡vacía!. ¿Cómo se puede explicar? Vale que por ser viernes alguien ha faltado a su cita, pero dudo mucho que varios pacientes de la misma hora falten. Increíble.
El Doctor nos atendió sin problemas. Por cierto, el niño tiene faringitis, en consulta el médico solo vió la garganta un poco irritada, y nos dijo que evolucionaría en las horas siguientes. Y sí, ha evolucionado, faringitis de la buena, de la de tos de perro a lo bestia, y de la que le cuesta respirar. Afortunadamente sin fiebre y con muchas ganas de jugar.
No entiendo lo que sucede con este Centro de Salud, no sé si será igual en todos. ¿Los vuestros funcionan bien?

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply Una mamá (contra) corriente 10 abril, 2010 at 08:24

    ¡Acabas de darme en mi fibra sensible!.

    En mi ambulatorio NUNCA cogen el teléfono. O comunica sin parar o suena y suena y suena y nunca lo cogen.

    No te exagero si te digo que he puesto una queja por cada vez que he llamado y no he podido dar con ellos, probablemente unas quince veces, quizá más. Tantas reclamaciones puse y tan seguidas que mi doctora de cabecera me comentó que la directora médica del ambulatorio le había pedido que hablara conmigo. Que me pidiera que no pusiera más reclamaciones porque eso constaba en no sé qué sitio y al final iban a tener problemas.

    ¿No es alucinante?. Las respuestas que me daban a cada una de mis reclamaciones no tenían desperdicio. Siempre con evasivas… como si no se leyeran el texto… me decían que habían mejorado el servicio y sigue igual.

    En fin, hace mucho que no les pongo ninguna reclamación porque, afortunadamente, ahora no voy muy amenudo y, además, han puesto lo de pedir cita por Internet.

    Ah, y lo que te hicieron a ti al teléfono, muy típico.

    Yo si llamo un viernes siempre siempre siempre me dan cita para el martes o incluso para el miércoles. Y luego es lo que tu dices, que vas a la consulta y no hay nadie en la sala de espera. Yo tampoco lo entiendo.

  • Reply Tifoidea 10 abril, 2010 at 08:46

    Pues yo entonces tengo suerte. Por ahora no he tenido problema para pedir cita. sí es cierto que algunas veces me toca insistir un poco porque está comunicando, pero nada fuera de lo normal. Además nosotros podemos también pedir cita por Internet que es bastante más cómodo si no es superurgente (que te tengan que ver con un margen de dos horas).

    Lo de los retrasos en la consulta es ya tema aparte. La pediatra suele ser muy puntual, pero mi doctora por ejemplo siempre va con retraso, pero es que se toma el tiempo necesario con cada paciente y claro como te citan con una diferencia de 5 minutos si la mujer necesita 10 minutos para ver a un paciente pues ya está el retraso. 🙂

    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com

  • Reply Tifoidea 10 abril, 2010 at 08:48

    Jo se me olvidaba. Espero que tu peque se mejore pronto. Al menos si está con ganas de jugar, algo es algo, aunque el pobre estará molesto. Pero es que cuando los ves derrumbados en el sofa, da una pena horrible.

    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com

  • Reply Treintañera con hijo 10 abril, 2010 at 10:05

    Pues mi ambulatorio igual, 20 llamadas y no cogen el teléfono y cuando lo cogen siempre te dan cita para tres días después. Yo he optado si no me corre prisa por pedir cita por internet que ya se puede: https://www.citaprevia.sanidadmadrid.org/

  • Reply Belen Pardo 10 abril, 2010 at 12:36

    Yo soy asidua de la cita previa por internet, jamás llamo a no ser que sea, como ayer, algo para el día. Por internet llegado a un cupo no permite más citas, pero llamando, ellos tienen algún margen más, te cuelan en alguna hora. Pero yo creo que los viernes no les va bien meter a nadie más, porque sino no es comprensible ver una sala de espera vacía.

    Veo que no soy la única que sufre los defectos burocráticos de la sanidad. Estamos apañados.

  • Reply mamadejulio 10 abril, 2010 at 20:58

    Debido al gran pediatra q teniamos por la seguridad social cuando el peque cumplio los 3 meses nos cambiamos a uno privado. Las veces q le tuve q llevar al ambulatorio antes de cambiarnos costaba un monton q cogieran el telefono pero la cita nos la daban para el dia siguiente, asi q considero q no esta mal. En el q nosotros vamos la cita me la dan para el dia, asi q en eso tengo suerte, espero q me dure este pediatra por mucho tiempo.
    Espero q tu peque se recupere pronto, por lo menos el pobre tiene ganas de jugar q ya es algo, pq cuando no tienen ganas ni de eso dan una penita…

  • Reply Magda Pérez Hervás 11 abril, 2010 at 17:54

    espero que tu peque se ponga bueno rapidito y que no tengais que hacer uso de la cita medica, de nuevo.

    Pues donde estamos no nos cuesta tanto pedir cita medica, aunque por suerte acudimos en muyyy poquisimas ocasiones. Pero la cita la dan para dos o tres dias.

    Cuando vivia en Villalba era terrible, mejor ir a ventanilla que no estar dos horas al telefono. Y las citas… tambien eternas.

  • Reply Chelo 11 abril, 2010 at 18:50

    Qué se mejore el peque…
    Yo si al cita es programada, la pido por internet, si es una "urgencia" por teléfono, claro y aunque normalmente no tengo grandes problemas, alguna vez me he visto en situaciones como la que describes y te entiendo, es desesperante!!

  • Leave a Reply