Sin categoría

Novela Histórica: Toti Martínez de Lezea

14 mayo, 2010
Gracias a Laky y su blog Libros que hay que leer, he redescubierto mi interés por la novela histórica. Hace ya unas semanas escribía ella acerca de la escritora Toti Martínez de Lezea. Por revistas de libros y por webs de tiendas de libros, había oído hablar de la autora, pero no había leído nada de ella. Como os mencioné, últimamente no saco tiempo para mi. Estoy algo bloqueada, esa es la verdad, porque el día tiene horas, pero me está costando un poco centrarme.

El caso es que la biblioteca a la que suelo ir es algo caótica. Y ayer fuimos a otra que no nos pilla muy lejos de casa. Una biblioteca mucho mejor organizada, tanto la zona infantil como el resto, un personal encantador. De hecho uno de los bibliotecarios estaba ayudando a una mamá que quería llevar por primera vez a su hijo allí, entiendo que era pequeñito, y buscaba un cuento relacionado con una primera visita a una biblioteca. El hombre buscó por estanterías, por títulos, ayudó en todo lo que pudo a esta mamá. Da gusto topar con gente amable, la verdad.

Bueno, que me lío. El caso es que en mi biblioteca habitual fue misión imposible encontrar siquiera a la autora. Y ayer, en un boleo, encontré este libro en la otra biblioteca. ¡Qué emoción!, no dudé en llevármelo. Había otros tres más, y todo apunta a que los iré leyendo poco a poco.

Anoche solo pude leer 6 o 7 páginas. Mi cansancio era grande y muy temprano decidí acostarme. Y hoy a pesar de niño, casa, comida, lloros varios (que hoy tocaban) y demás, me he plantado en la mitad del libro sin darme cuenta.

Y es curioso porque Laky reconoce que esta novela es de la que menos le gustaron. No quiero imaginar como pueden ser las otras.

El caso es que escribo esto primero para agradecer a Laky su recomendación. Y segundo para confesar que …. “estoy algo cansada”, como diría la de la copla. Mi cansancio más mental que físico no me dejan aprovechar el tiempo como debiera. Quizá una cosa tan sencilla y barata como leer un libro de la biblioteca me haga salir de este letargo (intelectual) en el que ando sumida.

You Might Also Like

13 Comments

  • Reply Una mamá (contra) corriente 14 mayo, 2010 at 18:49

    Si sales del letargo mental, danos la receta. Yo no tengo ganas ya ni de leer chick lit xDDDD

  • Reply Treintañera con hijo 14 mayo, 2010 at 19:11

    Tengo a esta autora apuntada para mi próxima visita a biblioteca. Yo no la conocia pero también a través de Laky he decidido leerme algo de ella y espero que me guste tanto como a ti.

    Mama (contra)corriente yo también he pasado una época que no me apetecia leer nada pero he decidido salir de ella y parece que me voy animando. Parece ser que cuanto más leo más me apetece.

  • Reply Tifoidea 14 mayo, 2010 at 19:58

    Yo tengo a la autora en mi lista también gracias a Laky que ha escrito montones de opiniones sobre sus libros. Pero me pasa igual que a tí que en la biblio que voy regularmente no tienen nada de ella o si lo tienen estaba cogido porque no he sido capaz de encontrar nada y por Bookmooch dos cuartas partes de lo mismo. A ver si consigo ir la semana que viene a la biblio de Retiro y miro a ver si tienen algo, porque también le tengo ganas.
    Lo del letargo mental lo comprendo, pero siempre que me ha ocurrido me he obligado a leer un poquito, aunque sea un cómic, una revista, lo que sea y eso a la larga te desentumece mentalmente. Es un truquito que me contó una persona muy querida, que lamentablemente murió y que en su enfermedad se servía de este pequeño truco para no decaer. 🙂
    Otra persona también muy importante, mi madre, utilizaba esta técnica de leer lo que podía en cada momento, si era un libro un libro, si era un Mortadelo pues eso también era válido.

    Por cierto, como ves ya estoy de vuelta. Aunque no al 100%, pero todo se andará.

    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com

  • Reply Belen Pardo 14 mayo, 2010 at 20:07

    Mamá contra corriente, la receta créeme no la tengo, pero hago pequeños intentos de cuando en cuando. No lo he conseguido aún, pero no me doy por vencida. Aunque esta vez, al menos con este libro he hecho grandes progresos.

    Treinteañera estoy de acuerdo, cuanto más se lee más apetece.

    Tifoidea, no sabes la alegría que me has dado, me has hecho sonreir al final de un día más que complicado. Creo que tienes mucha razón en esos pequeños trucos para no decaer. Confieso que llevo semanas haciendo pequeños pinitos, leyendo a poquitos, y eso hace que me vaya centrando un poquito. Pero con lo que yo he sido… uf! no sabéis lo que me está costando.
    Yo tampoco estoy al 100%, podría afirmar que no llego ni al 60%, pero soy muy terca…. Y este libro me le acabo el fin de semana.

  • Reply Caro 15 mayo, 2010 at 07:48

    Uf, Belén… tu sensación me es muy conocida…

    Y mi rescate en estos tiempos, definitivamente, es leer. Ahora no tengo ningún libro interesante a mano (el de Henci Goer ya lo terminé hace días), pero estoy esperando mi auto-regalo de cumpleaños en breve 🙂 dos libros, uno de ellos, de Toti Martínez de Lezea, Perlas para un collar, y estoy deseando que llegue. Aparte de este, ya me he leído otros dos de Toti, La Herbolera y La voz de Lug, y me encantaron los dos (sobre todo La Herbolera). El siguiente será el que tu te estás leyendo ahora 🙂

    Lo malo de leer… es que en los tiempos buenos disfruto, y en los no tan buenos, me sirven para esconderme del mundo. No tener que pensar en otras cosas. Y no sé en tu caso, pero en el mío hay muchas cosas que pensar y arreglar. No puedo esconderme para siempre detrás de un libro, por muy tentada que me sienta

  • Reply Belen Pardo 15 mayo, 2010 at 08:28

    Pues yo ahora estoy escondida del mundo Caro, no lo oculto. Pero no, una no puede esconderse detrás de un libro ni de nada. Pero si me da la oportunidad de relajarme, de pensar incluso mientras leo. Y la relajación me hace tener una nueva perspectiva, incluso más realista. Me ayuda a reflexionar. En fin cada uno busca los trucos para sentirse mejor, que duda cabe.

  • Reply Tifoidea 15 mayo, 2010 at 08:40

    Buf, veo que somos muchas las que pasamos por esta situación. A mi leer me ayuda mucho, también rescatar aficiones que tenía medio olvidadas, como el punto que ya te comenté. O cosas tan mecánicas como catalogar libros en Library Thing. No sé en realidad cosas que no me hagan interactuar con nadie, porque como yo digo en estos momentos me restiro a la Bat-cueva. Me hace bien y luego vuelvo con energia renovada. Creo sinceramente que este invierno que no acaba de irse nos está pasando factura a todos, o al menos a mí. Necesito sol, luz, calor. Necesito un verano ya.
    Me alegra mucho ver en el lado derecho de tu blog los dos nuevos apartados con los libros que estás leyendo tu y los de tu peque. Sobre todo este último porque la verdad es que no se comparte mucho lo que leen nuestros hijos. Aunque yo voy haciendo un listado en el escalpelo me has dado una idea para ponerlo también visible en el blog porque soy consciente de que por el foro tampoco está tan visible. 🙂
    Que bonita ilustración la del libro del pez Fernando.

    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com

  • Reply Caro 15 mayo, 2010 at 08:46

    Ay, mi niña, si lo de ocultarse era una crítica sólo dirigida hacia mí 🙂 en ningún momento quería decir que estuviéramos en el mismo caso.

    Y además, eres muy afortunada, puesto que te relaja e incluso puedes pensar mientras lo haces. Cuando las cosas no marchan, a mi sólo me relaja mientras lo hago, cerrar el libro me resulta doloroso porque tengo que 'bajar de la nube'. Incluso, de una manera muy infantil y egoista, me cabrea, porque yo lo que quiero es seguir en mi mundo. Vías de escape aprendidas desde la infancia…

    Disfruta mucho de la lectura y de tus ratitos para relajarte y pensar 🙂 estoy segura de que lo harás 🙂

  • Reply Belen Pardo 15 mayo, 2010 at 09:14

    Tifoidea, como sacamos cada dos semanas libros infantiles de la biblioteca, había pensado en comentar mediante una entrada los libros sacados, con una pequeña descripción. Y en el margen derecho destacar el que más le ha gustado esa semana. Estoy pendiente de contaros los libros sacados el jueves, porque hay uno que me gusta muchísimo, y el del Pez Fernando le ha gustado tanto que cada día lo leemos 3 o 4 veces, je, je. La biblioteca nos está aportando mucho, porque cuando vamos, no solo leemos los que nos llevamos, que suelen 2 o 3, sino que allí nos leemos otros tantos, y sale encantado.

    Caro, si no lo veo como crítica guapa, al revés, me identifico un montón y agradezco que me contéis que no soy la única, que vosotras también pasáis por estos momentos. No sabéis lo que me ayuda eso.

  • Reply LAKY 15 mayo, 2010 at 10:18

    Muchas gracias, preciosa. Pues sí, como dije, ése es precisamente el que menos me gustó de todos los libros que he leído de esta escritora. No es que esté mal, pero es que los otros están mucho mejor, ya verás cuando los leas. Si puedes, busca "La calle de la judería", para mí y para muchos, es el mejor de todos.
    Yo estoy pasando por una época en que no soy capaz de leer nada… Mira, me has dado una idea y voy a escribir ahora mismo un post sobre ello.
    Un besazo

  • Reply ana maría 16 mayo, 2010 at 08:11

    Es lo que más echo de menos…un buen libro. He sido una gran lectora desde pequeña y soy incapaz ahora, no puedo…y eso me desespera a veces.

  • Reply Belen Pardo 16 mayo, 2010 at 13:02

    Bueno está claro que no soy la única a la que le sucede esto de no concentrarse, de no poder leer y estar en parón mental. Gracias por vuestra sinceridad chicas, me ayuda un montón.

  • Reply Carmen 11 mayo, 2011 at 21:43

    Hola! Yo tengo este libro en casa a punto de ser devorado. Espero disfrutarlo tanto o más que tú…
    Besos,

  • Leave a Reply