Sin categoría

Papá sin complejos: Mi hijo quiere más a su madre

11 enero, 2012

Supongo que todos
hemos visto y sufrido que alguien le haga a nuestros hijos la famosa pregunta:
¿a quién quieres más, a mamá o a papá?
No sé por qué hay
gente que disfruta con esta pregunta, bajo mi punto de vista es un poco
dura para los niños, creo que les somete a cierta presión, al tener que
elegir algo que puede que incluso no entiendan.
En nuestro caso, ya han
sido varias veces las que ha sucedido. Y hasta ahora, el niño ha salido
bastante airoso, con ese toque diplomático que tiene: “a los dos igual”.  El chico es listo, y siempre que le
preguntamos por algo que deba elegir (juguetes, comidas favoritas, etc… ) el tío
sale diciendo que los dos. Es mejor así, dice. 
Y yo me parto con él.
Pero el otro día….
ante la dichosa pregunta dijo su famoso “a los dos igual”, y tras una breve
pausa añadió “bueno, un poco más a mamá”.
Pensareis que voy a
decir que se me vino el mundo abajo, o cosas por el estilo, nada de eso. Creo
que es lo más normal del mundo. Un padre no puede competir (ni debe hacerlo)
con la madre por el amor de su hijo. Creo que de la misma forma que las madres
tienen un vínculo especial con los hijos, por haberlos tenido dentro, haberlos
parido, etc… los hijos deben sentir algo más de amor por la madre, al menos
hasta una cierta edad, donde entren en juego otras cosas como la relación
diaria, la convivencia. Y más, cuando el niño en cuestión está la mayor
parte del día con la madre, y el padre solo está visible los fines de semana,
los festivos, y unas pocas horas por la tarde.
Si bien es cierto
que yo me esfuerzo mucho por estar con mi hijo, por interesarme por sus cosas
del día a día y que juego muchísimo con él, y que soy el inventor del “ataque
besucón
” (consiste en agarrarle, inmovilizarle y llenarle la cara de
besos, algo que le encanta y con lo que se parte de la risa), también es cierto que cuando el niño no se encuentra bien, es su madre
quien le da más cariño, y es a ella a quien recurre cuando tiene algún problema
serio (ya sea hambre, dolor, o que un lapicero no tiene punta). 
Al final, mi
relación con él, a pesar de que es muy buena, podría ser definida como
la relación que tiene con su mejor amigo de juegos, con “algo más”. Sé que me
quiere, y sé que me echa mucho de menos cuando tengo que irme a trabajar, o tengo que viajar y que
pregunta por mí continuamente si falto de casa, pero también sé que si se tiene que quedar en el hospital,
será a su madre a quien reclame.
Y los padres
debemos ser conscientes de que es así, y no sentir celos, ni nada por el
estilo. Si te rechaza un beso (a pesar de que a su madre no le rechace ni uno
solo) debemos pensar que es por algo relacionado con la autoafirmación de su
personalidad. No pensemos en el niño (ni en la madre) como rivales, con los que
hay que competir por el cariño. A cada uno lo suyo y en su momento.  Es ley de vida. Cuando sean mayores ya
llegará “nuestro momento”. Al menos yo lo veo así. 
Por Papá sin Complejos.

You Might Also Like

26 Comments

  • Reply Jeza Bel 11 enero, 2012 at 18:06

    Pues llevas razón….pero es raro que los hombres piensen eso…normalmente si que se busca esa competitividad, que a mí parecer, es una auténtica chorrada!!!

    Bueno, y la preguntita, a mí me pone de mala leche, qué pesados son….sería conveniente enseñarles a decir ¿y a usted qué le importa?

    Besos familia sin complejos!!!

  • Reply La Escribidora (antes Milky Time) 11 enero, 2012 at 18:10

    Siempre es interesante leer la opinión de un papá. Muy interesante y lindo. Me encantó el post.

  • Reply Tricius 11 enero, 2012 at 18:57

    Me ha gustado mucho como has expuesto la situación, mi hijo todavia no se ha tenido que enfrentar a esa pregunta tan terrible…
    En mi caso casi todo es igual, salvo cuando esta malito, si tiene mucha fiebre mis brazos son sun únicos amigos, si le duele un oido o la garganta son los de sus papá.

  • Reply Suu 11 enero, 2012 at 20:32

    Qué razón tienes y me encanta lo bien que te has explicado. Vas a tener que hacerlo más a menudo, estoy cogiendo el gustillo de leerte!!!

  • Reply misteriosa 11 enero, 2012 at 21:53

    Estoy de acuerdo, excepto con la generalización que haces de que "siempre debe ser así (que sean las madres las preferidas)". Mi primera hija cogió como figura de apego a su padre, a pesar de que era yo la que tenía la baja maternal y le daba el pecho. Pero no le daba ese amor infinito e incondicional que se supone dan todas las madres. Más bien, como quedé tan hecha birria después del embarazo y el parto, yo hacía las cosas porque había que hacerlas, mientras que cuando llegaba él, enseguida la cogía en brazos, la consolaba, le cantaba… En fin, menos horas pero mejor aprovechadas. Así que cuando se caía o tenía "pupa", siempre buscó a su papito. Y como dices, yo lo entiendo, sé lo que pasó y por qué pasó, y por eso entiendo lo importante que es su papito para ella, y ella para él. En cambio, con la segunda fue distinto, como yo estaba bien todo fluyó normal, y es como más "mía". Un saludo, me alegro de que te hayas animado a escribir tan a menudo.

  • Reply Elva 11 enero, 2012 at 22:40

    La preguntita es odiosa, espero que mi piojo no tenga que pasar por ella. Me ha encantado lo del ataque besucón.
    un abrazo

  • Reply Carol 11 enero, 2012 at 23:59

    Qué bien que seáis cada vez más lo papás que os dáis cuenta de estas cosas. Es bueno ser conscientes de esto para no entrar en competencias tontas y tampoco sentirse mal porque los niños también os quieren con locura.
    Dicho pregunta, a mi me la hacía mi padre, ahora que lo pienso tendría que haberle contestado lo que no quería oir en vez de decirle que a los dos igual.
    Un abrazo

  • Reply Belen Pardo 12 enero, 2012 at 06:23

    La opinión de "la madre" 🙂 :Es cierto que el nene y yo tenemos un vínculo único, desde que nació, suena idílico y casi divino pero es así, nos miramos y no existe nadie más, yo sé lo que necesita y él sabe lo que yo necesito. Dependemos el uno del otro y el otro del uno. Es más que un amor, es una conexión absoluta. Papá sin complejos siempre ha estado ahí para él, pero ha sido con el paso del tiempo, cuando se ha ido haciendo más mayor cuando han "perfeccionado" su relación. Os aseguro que a día de hoy El Peque adora a su padre, le quiere con locura, le necesita, le extraña sino está. Cuando viaja se enfada y hasta llora porque le echa en falta. Pero luego el mamoncete no se lo demuestra tanto como a mi. Al final del día me habrá dicho 40 veces que me quiere, sin exagerar. Me abraza, me besa, me toca, me mira a cada momento. Pero a su padre le venera y le quiere cada día más.
    Nuestra relación venía ya dada, empezó cuando estaba en mi vientre, y cuando nació supimos que éramos el uno para el otro.
    La relación con su padre ha ido creciendo hasta llegar a lo que es hoy.

  • Reply MamaEncantada 12 enero, 2012 at 07:33

    Me encanta como lo has explicado. Creo que tienes razón, los niños sienten veneración por el padre pero normalmente cuando aún son pequeños quieren más a mamá.
    Es genial que lo veas así, no todos los padres son capaces de hacerlo. Yo creo que es algo normal y no hay porqué echarse las manos a la cabeza como hacen algunos.
    Ya te digo, me encanta tu exposicion y tu forma tan sencilla y natural de verlo

  • Reply Padre en reducción 12 enero, 2012 at 07:45

    Hola papasncomplejos como tu dices llegara tu momento sobre todo a partir de los seis años que poco a poco también quieren estar solos a ratos y comienzan su "vida social".

    Recuerdo cuando el mayor de tenia los seis años y estábamos todos hablando y le dije mira a mama ¿no te parece la mas guapa del mundo? a lo que el respondió… no papa la mas guapa es Claudia de mi clase. Ese momento se que fue "durillo" para mi mujer.

    Supongo que cada de edad tiene sus cosas buenas y malas.

    saludos y cuidaros.

  • Reply Rocío 12 enero, 2012 at 08:25

    Me ha gustado mucho esta entrada papa sin complejos, excelente explicado y muy de acuerdo tambien, en mi caso me pasa igual, aunque con mi madre tengo un vinculo especial con mi padre se ha ido formando con el dia a dia y llega a ser igual de importante.
    Por cierto que horrible pregunta la que se hace al os niños para elegir, no tiene sentido ninguno. Besos

  • Reply mama de parrulin 12 enero, 2012 at 08:35

    También está el momento contrario, cuando te dicen que quieren más a papá, porque claro, con papá todo son juegos, juergas y alegrías varias, con mamá también los hay pero además están los baños, las comidas y demás asuntos que pueden en ocasiones volverse peliagudos y general alguna peleilla. La madre tiende a sentirse mal "yo estoy aquí con él todo el día y para el papá todo son fiestas".
    En fin, que lo importante es que se sienta el niño querido por los dos, no lo que el niño prefiera querer más un día u otro.

  • Reply teresavet 12 enero, 2012 at 10:26

    Pues mi niña quiere más a su papá, en estos momentos (para su desgracia). Cuando era más pequeña, no quería separarse de mí, pero ahora lleva unos meses que sin su papá no se va a ningún sitio, quiere que la lleve en brazos, que juegue todo el rato con ello… el pobre papá está agotadísimo. También es verdad que dicen que las niñas hacen antes más vínculo con el padre que los niños, que lo desarrollan algo más tarde.

  • Reply Mo 12 enero, 2012 at 11:05

    Yo creo que es normal que de chiquitines tengan más apego a la madre, pero con el tiempo eso cambia. Lo que es genial es que tú te lo tomes así, sin que te genere mal rollo…Vuestro hijo tiene unos papis fantásticos. Besos!

  • Reply Vanessa 12 enero, 2012 at 15:49

    hola papá sin complejos, me ha encantado como has expresado claramente el amor que tienen los niños a sus papas! Yo te confirmo que mi bebe de 14 meses me quiere a mí ante todo, pero está claro que a Papi y demás familia también les quiere, lo que pasa es que pienso que tiene ese vínculo/apego hacía mí, pero que en unos añitos se le pasará y no llorará cuando tenga que estar con papi porque mama tenga cosas que hacer. Saludos.

  • Reply Mamá (contra) corriente 12 enero, 2012 at 16:28

    ¡Qué bonito!

    Bueno, yo creo que querer se quiere igual, lo que pasa que son amores distintos. Como una mamá no hay nada, pero el papel del padre es muy importante. Puede que busque a mamá cuando está malito pero para jugar seguramente busque a su papi.

  • Reply superamatxu 12 enero, 2012 at 18:00

    La verdad es que así es. Lo has explicado muy bien.

  • Reply unaterapeutatemprana 12 enero, 2012 at 21:59

    mmm, como soy novata en esto creo que estoy teniendo algún problemilla para comentar, lo siento!! Decía que, en el Centro donde trabajo, la presencia e implicación de los papás es cada vez mayor y nos encanta. Y que la relación de los niños con ellos es diferente a la que tienen con las mamás, pero complementaria.Te ha quedado un post muy bonito. Perdón por el follón de comentarios borrados 🙁

  • Reply Papa Sin Complejos 13 enero, 2012 at 06:01

    Antes que nada os doy las gracias por la acogida. La verdad, no esperaba que las cosas que cuento os llegaran a interesar tanto. A ver si me voy soltando escribiendo y saco huecos para organizar las ideas que tengo por ahí.

    Misteriosa: con ese “los hijos deben sentir algo más de amor por la madre” no quería decir que tenga que ser así, si no que deduzco que hay algo en ellos que los une más que con los padres. Vamos, que es un error gramatical como la copa de un pino. Debería haber sido “deben de sentir”. Es más, espero que me conozcáis con el tiempo, pero si algo soy yo es una persona que huye de las generalizaciones. Por ejemplo, es obvio que no todos los políticos son iguales (bueno, esto me lo estoy pensando últimamente).
    Es obvio que cada niño es un mundo, y que las circunstancias de cada uno hacen que las cosas fluyan como tu dices de formas diferentes.

    Elva: también tenemos la versión “ataque lametón”, pero este es más pringoso. Hazte a la idea…

    Padre en reducción: ya van varias veces que le digo a Mama Sin Complejos cuando la veo asfixiada por la insistencia del niño en que estemos con él, que dentro de poco se nos pondrá un candado en su cuarto y no nos dejará entrar. Tengo claro que llegará un día en que nos irá “apartando”, así que hay que aprovechar ahora. Por otro lado, lo que no sabe él, es que cuando se lo ponga él por dentro, le pondré yo otro por fuera, y ya verás que risas nos pasamos… Lo de elegir a otra en vez de a la madre, ufff… eso si que tiene que ser un momento puñetero..

    Mama de parrulin: eh eh!!! Que yo también baño al niño!! De hecho, para mi no es una obligación. Es casi un lujo. Es el momento del día en el que le tengo delante de mi, relativamente quieto, y le puedo preguntar por sus cosas. Cuando era bebé yo me bañaba con él prácticamente todos los días, y aun hoy, en ocasiones nos duchamos juntos. Pero si, eso de que el padre es el de los juegos, la diversión etc, es típico. De hecho en nuestro caso también es así. Yo soy más el que juega bruto y mamá la que impone las obligaciones. Aunque yo también le regaño y le impongo cosas, ojo. De hecho, a veces es mamá la que me frena a mi por que considera que me paso.

    Teresavet: es que son agotadores.. Yo los fines de semana acabo deseando ir a trabajar, jajaja.

    Unaterapeutatemprana: y más papás tenían que ir a tu centro y al resto de centros. Y al médico, y a las vacunas, y a las tutorías de clase, y… pero claro, la cosa está complicada, y aunque se van dando pasitos, aun queda mucho por hacer. Y bueno, algunos pasitos de los que estamos dando son para atrás, que esa es otra..

  • Reply Maria 13 enero, 2012 at 11:38

    Estoy de acuerdo que en los primeros meses, quizás los dos primeros años, los niños necesiten y "quieran" más a la madre pero tb creo que si el padre se esfuerza (yo se que tu lo haces, por eso estas construyendo un vinculo maravilloso con el nene) el vinculo que se desarrolle entre padre-hij@ puede ser igual que el que tiene con la madre. Abril hasta hace bien poco solo quería conmigo, ahora hay muchos momentos en los que busca al padre, para jugar, para besar, para leer, para bañarse… están creando algo muy especial entre ellos. Quizas las madres tengamos ese vinculo de 2nacimiento" y nuestro esfuerzo sea a mantenerlo y a fortalecerlo, vosotros lo teneis un poco más dificil porque teneis que ir creando ese vinculo pero… no es acaso maravilloso?

  • Reply London 13 enero, 2012 at 21:47

    Pues tienes toda la razón, el vínculo de una madre con su hijo es innato, llevamos conociéndonos 9 meses. Pero vosotros también estáis ahí, aguantáis como campeones en un segundo plano y os ganáis el cariño de vuestros hijos a pulso día a día y con mucho esfuerzo. Y eso es mucho, aunque tiene su recompensa.

    Mis hijas se mueren de amor por su padre, se les ilumina la cara y preguntan constantemente por papá. Vale que a la primera necesidad siempre salen corriendo a por mamá. Pero papá es el guay, es el compañero de juegos, el cómplice, es el protector frente a la mami… es algo muy especial.

    Nunca entenderé esa pregunta, como la que le hacen a mi hija mayor, ¿a quien quieres mas a la hermanita o al hermanito? me horroriza!

  • Reply @Mousikh 16 enero, 2012 at 08:03

    Me ha encantado tu post. Es genial que te hayas animado a escribir más. No entiendo esa manía de preguntar al niño a quien quiere más, ni establecer una especie de competencia entre papá y mamá. Yo creo que el papel de ambos es muy importante, pero durante los primeros años suelen tener una figura de apego y lo más normal es que esa seamos nosotras, por todo lo que tú dices.

  • Reply Anónimo 17 enero, 2012 at 16:20

    Odiosa preguntita: recuerdo que las brujas de mis tías paternas me la hacían con frecuencia (claramente para ver si yo decía 'papá'). Tengo una nena de un año y desde los dos o tres días quedó claro que tiraba más a su padre. A pesar de haber intentado rebalancear el tema, la cosa sigue igual. Si yo la despierto me mira en blanco pero si oye la voz de su padre se vuelve loca. Juego con ella, hago el tonto, le canto, le leo pero siempre tiene más gracia si lo hace su papá. Si tiene que escoger unos brazos, siempre son los de él. Mi madre me dice que me aguante, que yo le hice lo mismo a ella. A ratos cuesta mucho ser racional (sobre todo porque la que quería hijos era yo y no mi querido esposo) pero supongo que, por la razón que sea, mi hija y su padre tienen más afinidad, lo que no quiere decir que la niña no me quiera. Eso sí, estoy harta de que todo el mundo diga todo el rato 'lo lógico es que vaya con la madre', 'siempre debe ser la madre', 'todos prefieren a la madre, que es como tiene que ser', 'lo normal es', etc, etc. Quiere decir que tengo una relación anormal con mi hija? Lo de 'a quién quieres más' debe estar al caer… No quiero estar en competencia con mi marido!

  • Reply Padreenreduccion Padreenreduccion 17 enero, 2012 at 16:58

    Hola Anónima, mira lo primero me he encendido al ver lo de "Lo lógico es que se vaya con la madre"; eso me crispa es como las frases de "tiene 10 meses ya debería hablar," "tiene 18 meses ya debería caminar" y bla bla..

    Los niños tienen etapas el mío ha tenido épocas en las que solo papa podía sacarle del coche, meterle en el coche, acostarle todooooo papa. Luego sin venir a cuento se balancea todo otra vez. En mi opinión si intentas forzar que este mas contigo o juegue es peor.

    Parece que todo el mundo opina cuando somos padres y nuestro padres ni te cuento.. (lo que no quiere decir que algunos consejos sean buenos), por favor no te sientas mal por eso y mucho menos por la gente.

    No fuerces nada en mi opinión son etapas, en mi caso han durado algunas un mes o tres meses…

    Madre mia me puesto en plan súpernani.

  • Reply Anónimo 16 mayo, 2012 at 21:08

    hola mi hijo tiene año y 9 meses y esta en la etapa de que todo lo tiene que hacer el papa, el tiene que levantarlo,vestirlo,el lo tiene que alzar, el todooo 🙁 yo he encontrado esto porque buscaba si es normal que mi hijo prefiera a su padre y no a su madre "como debería ser".. creo que es porque soy un poco mas estricta que papa y mas regañona jejeje pero este comportamiento a veces duele cuando da picos a papa pero a mama le toca rogar por uno… y en vista de todos sus comentarios pues he llegado a la conclusión de que debe ser normal y me aliento en eso.

  • Reply Anónimo 9 abril, 2013 at 00:17

    Me llamaré anónima I para no confundirme con el otro anónimo.
    Entiendo perfectamente el pequeño resentimiento que tiene anónimo, pues a mi me pasa igual con mi hija. Siempre ha preferido al padre.
    Tiene ya 20 años y cuando casi no sabia ni contar hasta 10, ya decia que a su padre le queria un 8 y a mi un 7.
    En mi caso no ha ido por épocas, ni cada temporada ha variado; siempre ha sido así y por lo que veo será siempre así.
    A la madre que le ocurra le recomiendo paciencia porque aunque no se quiera se pasa mal. Por lo menos a mi me duele.
    Creo que puede ser como alguien comentaba, que si las madres estamos más encima y agobiamos un poco a los hijos ocurran este tipo de cosas.

  • Leave a Reply