Sin categoría

Papá sin complejos se estrena: Yo también quiero conciliar, ¿puedo?

29 diciembre, 2011
Este blog no sería lo que es, ni mamá sin complejos existiría de no ser porque papá sin complejos me dio un empujoncito. Fue él quien me enseñó a usar blogger, quien hizo el primer boceto del blog, quien me animo a escribir y contar nuestra historia. 

Ávido lector de blogs de maternidad, fiel seguidor de algunas blogueras, está metido hasta las cejas en el mundo de la crianza, la ma/paternidad, el apego, la lactancia, y todo lo que implica querer a un hijo sin reservas.

Ahora quiero cederle un cachito de este blog, que en definitiva es tan suyo como mío. Porque tiene mucho que decir, mucho que contar y porque además quiero compartir con él también este espacio. 

Es tu turno papá, porque tu también eres un papá sin complejos: 


Mamá sin complejos lleva un tiempo diciéndome que escriba en su blog. A mi la idea me apetecía mucho, pero tengo un problema: se me agolpan las ideas pero no acabo de estructurar como escribirlo. Así que ahí voy. Me lanzo a improvisar sobre la marcha y a ver que sale.
Vivimos unos tiempos en que la conciliación está de moda. Todo el mundo habla de ella, pero poca gente hace nada por trabajar por ella. Yo, como padre responsable (al menos un poco) intento que el trabajo no abarque toda mi vida, para poder dedicárselo a mi hijo. Y digo intento por que, francamente, lo consigo a medias. En mi trabajo saben que para mí la familia es más importante que el trabajo y así se lo dije en persona a mi director tras las vacaciones de verano, que quisieron cancelar el día anterior de su comienzo, a pesar de que las solicité con dos meses de antelación. Ante mi negativa a cancelarlas y a que me marché “sin permiso” el jefe se mosqueó mucho hasta el punto de que yo pensé que me iba a echar. Pero no fue así. Se limitó a echarme un rapapolvo y a decirme que si, que la familia era muy importante, que la vida personal lo era, pero que “sin trabajo no hay vida personal”, y que “a ver como te pagas la hipoteca sin trabajo”, etc…
En fin…, afortunadamente se limitó a eso, y como en estos últimos meses, parte de un proyecto ha dependido de mi, pues no me echó. Pero se que me la tiene guardada.  
Eso si, a pesar de las vacaciones, las llamadas a mi móvil fueron  prácticamente diarias, tuve que enviar varios correos electrónicos, y organizar ciertas cosillas. 
Estos días de Navidad también estoy de vacaciones, y la tónica es similar. Llamadas diarias, correos varios, y para colmo, guardia en el fin de semana de  Nochebuena y Navidad a pesar de estar de vacaciones. 40 horas  de guardia que se compensarán con un viernes que me cogeré libre sabe Dios cuando. 
Ya me he dispersado…. estaba hablando de que intento conciliar. Tengo la fea costumbre de intentar irme a mi hora. O al menos solo media hora después. Me gusta no tener que trabajar en casa. Pero lo hago, por que si no hago algunas cosas en casa, luego en la oficina no hago otras. Por que trabajo hay. Para varias personas. No me extraña que haya paro, ya que hago el trabajo de 2 ó 3 personas. Eso si, lo hago todo mal, trapicheando, y como diríamos en el colegio: para sacar un aprobado raspado. Y así nos va. Creo que este es el mal de las empresas y los empresarios españoles. Vamos sacando el trabajo incumpliendo plazos, prometiendo cosas que sabemos que no vamos a poder hacer, en vez de hacer las cosas bien. En vez de hacer los trabajos con calidad, los hacemos para salir al paso.  
Y sigo con la conciliación. Me gusta ir al médico con el niño. Creo que tanto el padre como la madre deben involucrarse en este tipo de cosas. Y me gustaría ir a llevar al niño al cole, ir a las reuniones con la profesora, ir con él a sus actividades extra escolares… pero a eso ya no puedo, porque como coinciden con el extenso horario laboral (de 8 a 18:00, con 1’5 horas para comer – que en realidad son 40 minutos y luego sigues currando -) pues ya no es posible. Pero claro, con esta clase de empresarios, a ver como les dices que te vas 40 minutos antes por que te han sobrado de la hora de la comida. 
Y luego está el tema de los viajes, que de vez en cuando toca ir de viaje y estar fuera de casa varios días, dejando a Mamá sin Complejos sola con el niño y con su trabajo, claro. Da igual lo que haya en la casa de uno. El trabajo es lo primero y si tienes que estar fuera una semana, lo estás. Total, te voy a pagar…. lo mismo que si no viajas…. Ni una compensación para poder conciliar. ¡¡NI UNA!!
Supongo que en el fondo soy un privilegiado. Como dicen algunos: no te quejes, que tienes trabajo. ¡¡Y encima sales a las 18:00!!! Yo salgo más tarde, y gano menos… Pues si, seguramente habrá gente que curre mucho más que yo, que gane menos que yo, y que tenga más problemas que yo (hipotecas impagables, etc…) Pues si, no digo yo que no, pero ya sabéis.. mal de muchos….  Lo que tendríamos que hacer TODOS es rebelarnos contra esta situación. Y cuando digo rebelión no quiero decir que tomemos medidas drásticas. Basta con que todos hagamos lo mismo. Todos salgamos a nuestra hora. Todos dejemos de trabajar en casa (y yo debería ser el primero en dejar de hacer esto) y todos dejemos de bajarnos los pantalones continuamente. En el momento que uno cede, el resto está vendido.  Y lo digo por propia experiencia. Tengo dos compañeros en el trabajo que tienen jornada reducida. Salen a las 15:00. Pero en casa siguen currando hasta bien entrada la noche. Y mientras tanto, mi jefe encantado, por que pagando menos sueldo, tienen el mismo rendimiento que si tuvieran jornada completa. 
Y mientras sigamos así, no tenemos nada que hacer. Lo malo es que se nos avecinan tiempos chungos, pero chungos de verdad, y con la amenaza constante de ir al paro, a ver quien es el guapo que no agacha la cabeza, y aguanta lo que haya que aguantar. 
La conciliación la hacemos entre todos. Pero debemos hacer más por ella los que la queremos. Por que los empresarios no van a hacer absolutamente nada por conciliar (salvo alguna excepción, que no dudo que la haya, pero que no la conozco). Los trabajadores deben concienciarse de ello y pensar en sus derechos y reclamarlos, sin descuidar sus obligaciones, pero sin dejar que los pisoteen. 
Joder, parezco de un sindicato…

Por papá sin complejos.

You Might Also Like

22 Comments

  • Reply Maria 29 diciembre, 2011 at 14:23

    Me ha encantado la participación de papa sin complejos!!!! Es un gustazo leer a un papi tan involucrado en la crianza de su hijo y teniendo tan claras sus prioridades. Te doy toda la razón cuando dices que las empresas se están aprovechando de la crisis para obligar a los trabajadores a trabajar mucho mas y q encima uno no se puede ni quejar!! Que rabia! Un besito

  • Reply Tricius 29 diciembre, 2011 at 14:35

    Me ha gustado mucho leer a Pspa sin complejos y aquí estoy yo pensando en q hoy mi marido tenía la tarde libre, le tocaba x derecho los dos últimos jueves del año y q no va a venir xq le han colocado una reunión de 5 a 7
    "teníamos entradas para el teatro" le dice el pobre a su jefe, "pues q vaya con los abuelos veras q contento " le ha contestado ….

  • Reply Belen Pardo 29 diciembre, 2011 at 14:46

    María, gracias por tus palabras. Malos tiempos estos para los trabajadores….

    Tricius, sencillamente despreciable… siento muchísimo que papá hoy no pueda disfrutar del teatro con vosotros. Ánimo y un beso enorme.

  • Reply Anónimo 29 diciembre, 2011 at 14:48

    A través de este blog un fuerte aplauso para papá sin complejos.

    Mi marido es igual que tú.Creo que el post podía haberlo escrito él pero después de unas cuantas reprimendas del jefe a las cuales mi marido le respondió que su familia estaba antes que cualquier cosa y que le explicara en qué no cumplía él con su trabajo,todo va mejor y ya no tiembla cuando le dice a su jefe que una tarde no va trabajar porque tiene que hablar con la profesora o porque me acompaña a urgencias a llevar a nuestra hija,porque sabe que en su trabajo cumple,al igual que tú,como 3 trabajadores, con horas extras que nunca se compensarán,con dias de vacaciones perdidas y regaladas a la empresa de las que nunca disfrutará y dando el 200 % siempre.

    Comparto contigo que los empresarios se aprovechan de la situación pero peor es que te digan otros trabajadores: "al menos tienes trabajo"y continuen permitiendo situaciones totalmente injustas.

  • Reply misteriosa 29 diciembre, 2011 at 15:09

    Lo puedes decir más alto pero no más claro. ¡Me ha encantado tu post! Y no digo nada más porque quería escribir mi propio post sobre conciliación un día de estos,así que me ahorro soltarte un tostón. Besos

  • Reply Mo 29 diciembre, 2011 at 17:23

    Papá sin complejos, te animo a que escribas más a menudo, porque lo haces divinamente. Y lo que explicas es tan triste como cierto. Tenemos unos horarios laborales desquiciantes, unas condiciones que dan pena y…y en fin, que ojalá se consiga lo que deseamos, hay que ponerse a ello en serio.

  • Reply lamamadeunabruja 29 diciembre, 2011 at 17:27

    Encantada de conocerte Papá sin complejos!!! Poco más puedo añadir a todo lo que has dicho, estoy totalmente de acuerdo contigo, y por cierto me da una rabia terrible eso de "tenemos que dar gracias por tener trabajo" gracias a quien?? a quien nos contrata? digo yo que si lo hace es porque sale ganando y no por hacernos un favor, no??
    Ánimo y pásate más por aquí!!

  • Reply Niviuk 29 diciembre, 2011 at 17:43

    pienso lo mismo, pero cuando pido a los demas que hagan lo mismo que yo, que no es pedir, sino ejercer tus derechos me miran como si me hubieran salido 3 cabezas.
    Como activista en materia de conciliación puedo contar que ya me han despedido de dos trabajos ( a razon de un despido por hijo). El año que viene va a ser interesante porque me espera el despido definitivo (el intento estando embarazada no les salio bien, claro) y ellos siguen alegando que "me iba a mi hora" y no cumplía… ejem.
    Nada, a seguir luchando por estas cosas. Hay que creer que al final conseguiremos que nuestros hijos si sepan que es conciliar de verdad.
    Encantada de leerte, por cierto.

  • Reply MaGiA 29 diciembre, 2011 at 17:59

    Me ha encantado leerte, además de por lo que dices (que tristemente me suena muuucho) porque me parece importante que cada vez más hombres se pronuncien públicamente sobre conciliación, para que quede claro que la familia no es solo cosa de mujeres.
    Estoy de acuerdo contigo en que si TODOS perdieramos el miedo y comenzaramos a decir NOes a las peticiones irracionales las cosas cambiarían… ¡a TODOS no nos pueden despedir!
    Abrazos conciliadores!

  • Reply superamatxu 29 diciembre, 2011 at 19:31

    ¡Bienvenido papá sin complejos! Lo malo de este país es que parece que el que sale más tarde es el que más curra y el que más implicado está con la empresa, cuando igual se ha pasado el resto del día tocándose la napia… En otros países está mal visto quedarse hasta tarde, es símbolo de que durante el horario no se ha rendido lo debido. Pero aquí no parece verse de ese modo.
    En fin, saludos, de otra persona que trata de conciliar.

  • Reply Anónimo 29 diciembre, 2011 at 21:41

    Después de leerte, estoy totalmente de acuerdo. Pero por experiencia sé que se aplica lo de mucho ruido y pocas nueces, en el sentido de que muchos (o todos) se quejan y luego no hacen nada, bueno sí, quedarse horas, decir sí bwuana al jefe, llevarse curro a casa y todo esto incluso lo hace gente que se ha pedido la reducción de jornada por guarda legal, con la que estás ultraprotegido contra despido a no ser que la cages bien cagada. (¿Para qué diablos se la piden entonces?). Estoy muy orgullosa de mi marido, porque tiene el valor de luchar por estar con sus hijos. Ateniendose a sus derechos se ha pedido una reducción de jornada, por supuesto le tratan como si de repente hubiese mutado en Satán y le han dicho y hecho de todo, a pesar de que hace el trabajo de 8 horas en 6. Pero sus compañeros son de los que se quedan gratis 1-2 horas todos los días, y dan las gracias por ello, aunque rinden poco, ya que hacen 20pausas de fumeteo-café y lo que surja. A la empresa lo que le gusta es tener esclavitos, no les importa si rindes más o menos. Es de locos. Pero mi marido está solo, nadie levanta el culo de su silla a su hora y se va. Nadie se atreve en un departamento de 50 personas. En el trabajo lo pasa bastante mal, pero todos los días está con sus hijos a las cuatro de la tarde y eso lo compensa.

  • Reply Papalobo 29 diciembre, 2011 at 22:37

    Encantado de que te hayas animado a escribir y espero que no sea tu última entrada.
    Sobre este tema en cuestión creo que sólo se puede decir que todos debemos esforzarnos para ir ganando la guerra a base de pequeñas batallas!
    Ánimo!!

  • Reply Carol 29 diciembre, 2011 at 22:45

    Encantada de leerte papá sin complejos.
    Me gusta ver que los papás tambien se involucran, porque la conciliación es cosa de todos.
    Un abrazo

  • Reply kira permanyer 30 diciembre, 2011 at 11:10

    Bienvenido papa! me gustaria felicitarte por compartir tus pensamientos.
    De todas maneras, discrepo de tu discurso. Esa situación que tu reflejas es la que sufrimos las mujeres dia a dia, sin embargo vamos al pediatra, extraescolares, etc.. porque no damos opción. Es angustioso pensar que pueden despedirte, que ese ascenso no va a ser para ti porque no duermes en la oficina, que cobras menos porque no haces de mujerviveeneldespacho pero hemos elegido. Hemos elegido estar al lado de nuestros hijos. Aunque durmamos 6 horas máximo, y nuestro dia no nos permita pegar el culo al sofá. Ese es el dia a dia de la mujer trabajadora. Ese es mi dia. Tengo un cargo de responsabilidad, pero todos saben que mi horario no puede condicionar el de mis hijos. Y salgo a las 17h. No puedo disfrutar toda la tarde, pero te aseguro que no hago una hora de más. Y si tengo que trabajar por la noche no me siento como tu: me siento afortunada de que me permitan flexibilizar mi horario. Todo depende de como te sientas dentro de la empresa. Yo me siento muy bien. Y trabajo mucho, pero no me importa. Un abrazo!

  • Reply LA TETA REINA 30 diciembre, 2011 at 13:59

    Vaya colaboración de lujo!!!, te leí el otro día pero no pude comentar y hoy voy de refilón.

    Las pequeñas victorias en este ambito van tan despacito que casi ni se saborean.
    En mi trabajo las cosas ahora están un pelín mejor. Al menos hemos conseguido a base de hacerlo todas, que si te coges el permiso por lactancia todo seguido ya nadie (o casi) te mire mal o te hagan la cruz de por vida. Pero vamos a paso de tortuga…

    De todas formas querría hacer un pequeño apunte al tema de la conciliación y el trabajo.
    Desde los blogs, principalmente de maternidad, siempre hablamos de la conciliación desde el punto de vista del trabajador, logicamente, pero también hay que ponerse a veces en la piel del empresario, sobre todo del pequeño empresario, el cual tampoco cuenta con muchas ayudas.
    Para mí el mayor culpable de todo esto es el tercero en discordia, el todo poderoso, el intocable, o sea el Estado, que es el que provoca, la mayoría de las veces, estos enfrentamientos entre el trabajador y el empresario.

    Creo que todos estaremos de acuerdo en que si la unión empresario-trabajador fuera de confianza, voluntad y entrega, de forma recíproca, el resultado sería mejor para todos.
    Por suerte muchas empresas ya se están dando cuenta de ello, pero son las menos y mientras el Estado no ayude a crear y reforzar esa relación, no vamos a conseguir nada realmente importante.

    Y sientiéndolo mucho tengo que cortar porque aunque esto da para mucho, se me agota el tiempo.
    Un beso fuerte a los 3 y feliz año!!!!

  • Reply Mamá 30 diciembre, 2011 at 18:05

    Chicos, ya sabéis que soy muy fan de mamá sin complejos (pero mucho, mucho…), y a partir de ahora, también de papá sin complejos, que ya intuía yo que tenía que ser un tío comprometido… pues sí, revolución!!!! eso me digo yo día tras día. Nos creemos que lo tenemos todo hecho y no, definitivamente ¡NO! En la medida de lo posible tenemos que cambiar nuestro entorno, nuestra casa, nuestro trabajo y a nuestros jefes, para intentar hacer un mundo mejor y luchar por lo más importante de nuestras vidas: nuestras familias… si no lo hacemos por ellos, por nosotros, estaremos perdidos. No a los chantajes (que con el rollo de "en los tiempos que corren tienes suerte de tener trabajo"… parece que debemos algo al mundo por trabajar, por ser buenos profesionales… hay que joderse!) y sí a poner los puntos sobre las ies de vez en cuando.

    Enhorabuena familia!

    Besos

    Begoña

  • Reply London 30 diciembre, 2011 at 20:35

    Ayer leí y tus por y he buscado el momento perfecto para poder volver con calma acompañada del marido de London.

    El opina lo mismo que tu, ve injusto el abuso de los empresarios. El mismo ha sido de los que ha tenido que agachar la cabeza y echar 12-14 horas en la oficina mientras su horario es de 7 a 3. Según su jefe ahora tiene la recompensa, ahora hay menos trabajo y mas de 50 personas que antes estaban a su cargo ahora engrosan la lista del paro. ¿Quien es el listo que no se queda a terminar planos porque tiene la función de su hijo?¿quien es el listo que se va con una avería porque su hijo tenga pediatra? Imposible, han de cumplir plazos de entrega imposibles. Tanto esfuerzo se tendría que haber visto remunerado con una cuantía económica que no hemos visto por asumir responsabilidades de personal y una semana extra de vacaciones para navidad que no va a poder disfrutar. Eso sin hablar de obligarles a hacer horas extras durante un mes a cambio de poder disfrutar de la compañía de sus hijos durante 5 días laborables. ¿eso es conciliar?

    Y él se une a tí, es injusto y si todos cumpliera con sus obligaciones y sólo con las que pueden llevar otro gallo cantaría. Pero siempre alguien se ve vencido y lleva al resto detrás.

    Y encima dando gracias porque con los tiempos que corren el trabaja mientras yo cuido a nuestros hijos ahora que mi hija mayor está enferma.

  • Reply Suu 30 diciembre, 2011 at 21:46

    Pues si estás de mitin, yo me levanto y te aplaudo. Madre mía, qué comienzo!!! Me alegra poder leerte y que te unas a este mundillo, que sé que hasta ahora estabas en la sombra.

    Respecto a la conciliación mi marido tiene la suerte de que concilia. Entre hora y tres cuartos después para llevar a sus hijos a la guarde, me acompaña al médico, hospital y lo que pueda y gracias a que ahora puede partir un par de moscosos al año, puede ir a la guarde cuando hacen algo especial. Él tiene suerte y es una pena decir que es suerte en vez de decir que es lo normal.

    Ánimo y espero leerte más por aquí. Un beso enooooooooooooorme!!!

  • Reply Nik neuk 1 enero, 2012 at 21:44

    Ole, ole y ole.
    Ojalá haya esa rebelión!

  • Reply Padre en reducción 4 enero, 2012 at 07:52

    Hola papasincomplejos, apostaría a que eres informático o consultor.

    Parecía que estaba leyéndome a mi mismo hace dos años. Felicidades por decirle a tu jefe NO por lo de las vacaciones.

    Yo estoy en reducción pero de 15:00 a 21 es sagrado. Aunque es verdad que por la noche atiendo el correo y hago guardias.

    El problema es que se pasan dos pueblos con el asunto de la crisis y aunque la crisis termine ya han creado un precedente que costara quitar.

    felicidades por el post.

  • Reply Cocinando entre Olivos 4 enero, 2012 at 09:08

    Bienvenido!!!Me encanta tu participación, va a ser muy gratificante para todos. En cuanto a la entrada voy a a ver si te contesta alguien que sufre lo que cuentas…un abrazo

  • Reply Ana López Cadenas 26 febrero, 2012 at 13:24

    Me ha encantado tu iniciativa de padre-bloguero y me ha gustado mucho lo que has escrito hasta ahora.
    Yo también he iniciado mi pequeña andadura por la generación 2.0 y en mi último post he hecho referencia a los padres que están orgullosos de serlo y como para muestra sirve un botón me he tomado la libertad de recomendar tu blog a mis lectores.Si no estás de acuerdo y quieres que lo retire puedes escribirme a : analopezcadenas@gmail.com.De todas formas pásate por mi blog para ver si te gusta el post y luego decide.Un abrazo
    P.D.: Decidas lo que decidas seguiré leyendo el vuestro, me encanta.

    http://chupetetiritapintalabios.blogspot.com/2012_02_26_archive.html

  • Leave a Reply