Sin categoría

Qué haces si piensas que tu hijo puede estar siendo maltratado

24 marzo, 2010
Ayer sentí escalofríos viendo las noticias por la noche. Un nuevo caso del maltrato infantil a cargo de una cuidadora. Se descubrió gracias a que los padres habían instalado cámaras por la casa y descubrieron que la cuidadora propinaba a la criatura palizas, golpes, continuamente. Pero parece que la señal de alarma fue un moratón con el que apareció el niño un día en el ojo. Vaya cuajo el de esos padres, ¿no? tener la sospecha fundada de que están maltratando a tu hijo, y dejarle de nuevo en manos de esa mujer, para poder grabar esas pruebas. Yo, personalmente, creo que no podría hacerlo, la despediría, la buscaría las cosquillas, haría que confesara, cualquier cosa con tal de no volver a dejar a mi hijo en sus manos.

Pero los signos de maltrato se notan, no solo en secuelas físicas. Salieron otros casos, mucho más escalofriantes si cabe. Salía el caso de una mujer que perdió a su bebé con 14 meses. Hace 14 años de ello, sigue en juicio por el tema. Esto sucedió en una guardería no autorizada, vamos que era ilegal, la señora directora montó el chiringuito en un pueblo y claro, ¿tú cómo sabes que no está legalizada? Con un cartelón fuera que pone Guardería, dibujitos de Pepito Grillo y demás personajes infantiles, no era un secreto. Pero parece que repasaron los papeles cuando sucedió la desgracia. Creo que contaban (perdonad si el dato no es exacto, pero me impactó tanto la noticia que me quedé en babia) que fue condenada a 3 años por homicidio involuntario y 5 años de inhabilitación. ¿Pero de verdad alguien puede creerse que se la condene a 5 años de inhabilitación? Esa mujer no debería poder coger de nuevo a un niño en su vida. La ley en este caso no protege al más débil.

Otros casos eran contados por algunos padres. El caso de un niño que al dibujar personas separaba las manos del resto del cuerpo. Descubrieron el motivo rápidamente. En la escuela infantil donde su hijo iba el castigo consistía en que debía poner las manitas estiradas en el suelo, y el resto de compañeros le pasaban por encima pisoteándole.

Pero insisto, hay señales que nos alertan de que algo sucede. Al principio pueden ser muy leves, muy ténues. Y no olvidemos que el pequeño pensará que es culpa suya. Le harán creer que se porta mal y que es el responsable de que le suceda algo tan malo. Si de repente el niño cambia su comportamiento alegre, no quiere jugar, se encierra, se esconde, deja de hablar, reacciona con temor ante cualquier tono de voz alto, empieza a dormir mal, eneuresis, pesadillas que antes no tuvo. Insisto en que son señales leves, pero como padres conocemos a nuestros hijos y si hay un cambio en su conducta debemos saber por qué. Hay veces que algo sucede con los compañeros, algo sucede en clase, cosas normales de niños, pero si estamos atentos podremos ayudarles, y ellos verán que estás con ellos, que no les dejas, que le quieres apoyar. Y si por desgracia algo realmente malo sucediera, podrías pararlo a tiempo.

Afortunadamente estos casos ocurren en un bajo porcentaje, pero cuando hay alguien más que cuida a tu hijo, ya sea en casa, en la guardería o en el colegio, debemos estar muy bien informadas de quien es, qué hacen en clase, cómo va todo. No se trata de aparcar a nuestros hijos y ya se encargarán ellos. La responsabilidad es nuestra durante todas las horas del día aunque no estemos con ellos.

Y con esto no digo que esas madres hayan sido irresponsables, por supuesto que no. Pobres familias, han debido pasar un calvario. A veces todo es tan sútil que es muy complicado detectarlo. Lo que digo es que la experiencia negativa de estas personas debe siempre servir.

Todos deberíamos exigir a las autoridades condenas sin piedad hacia este tipo de personas sin alma que son capaces de dañar a una criatura.

You Might Also Like

16 Comments

  • Reply Una mamá (contra) corriente 24 marzo, 2010 at 07:49

    Yo lo vi en Sálvame. Y estoy de acuerdo con lo que dijo Belén Esteban (si no lo he dicho antes, es mi heroína jajajaja): no entiendo a esos padres. Yo si tengo sospechas, la despido. Pero si pongo una cámara oculta y descubro el pastel, yo no la llevo a los tribunales, no, a la que tienen que llevarme es a mi. Si cuando dicen que por un hijo ma-tas…yo lo digo completamente en serio, la iba a dar una somanta palos que no se iba a acercar a un niño en su p* vida.

  • Reply Belen Pardo 24 marzo, 2010 at 08:10

    Por eso digo yo lo del cuajo de esos padres. Yo es que si tengo sospechas, ya no del matrato, sino de que no lo cuida bien, la echo de inmediato. A veces somos demasiado correctos creo yo.

  • Reply Mamareciente 24 marzo, 2010 at 08:47

    uf, yo con esto me pocngo un poco visceral, como mamacontracorriente. No puedo cone stas cosas…

  • Reply mama en alemania 24 marzo, 2010 at 09:00

    Belén, tienes toda la razón.

    Ahora estoy en España y no tengo mis libros aquí, pero me has dado una idea estupenda para un post que quería abrir precisamente sobre este tema, recomendando, además, literatura muy útil (o por lo menos a mí me lo ha parecido). Viene a ampliar un poco esto que comentas sobre que los signos siempre están ahí y que tenemos la intuición necesaria para reconocerlos, pero que en nuestra sociedad está de "moda" negar las cosas (no puede ser, tiene buenas referencias, es un colegio estupendo, pero si este vecino es encantador, cómo puedo pensar algo así de él, seré una paranoica…etc.). También vienen "trucos" para entrevistar a nanis y demás…
    Bueno eso, que en cuanto vuelva a casa me pongo con el post, que estoy segura será muy útil para todas las que nos preocupamos por estos temas.

  • Reply Belen Pardo 24 marzo, 2010 at 09:02

    Genial mamá en alemania, espero entonces tu post para complementar este. Creo que es un tema importante y aunque nos ponga los pelos de punta a todas, debemos conocerlo para al más mínimo signo actuar.

  • Reply Tifoidea 24 marzo, 2010 at 09:13

    Bueno, te había escrito una parrafada de las mías y blogger ha vuelto a hacer de las suyas, así que se ha perdido todo lo que había escrito.
    Lo intento otra vez.
    Decía yo en el comentario que te había escrito. Que yo desde que nació mi hijo hago mías las palabras de Angelina Jolie "Desde que tengo hijos tengo motivos para matar".
    Y eso es lo que pienso yo. Si alguien le hace daño a mi hijo yo no espero a la justicia.
    Ahora te cuento mi experiencia con las guarderías. Hace muchísimos años, era yo muy jovencita estaba estudiando auxiliar de puericultura. Tenía que hacer las prácticas en una guardería y la cosa fue mal desde el principio. El primer día llegó una mamá con su niña y aviso a la monitora de la clase donde yo estaba de que la niña comía despacito y tenía problemas con la comida. Que si decía que no podía comer más había que dejarla o vomitaba. Ese mismo día a la hora de la comida y tras haber comido 5 cucharadas la niña, dijo que no más y la monitora en vez de parar le siguió dando. La niña vomitó y la monitora cogió con la cuchara lo que acaba de echar y se lo dio a la niña. A mi casi me da algo, le dije que parase que la madre había advertido que eso iba a pasar. La monitora paró y dejó a la niña allí llorando. Le limpie la cara, la cogí y sentadita encima de mí se fue calmando. La monitora había ido a hablar con la directora. Ese día cuando terminó mi turno la directora me dijo que hiciera el favor de no interferir en las clases y que no le quitara la autoridad a la monitora delante de los niños. A partir de ese momento aunque no me dejaban participar en las clases, vigilaba la hora de las comidas como un halcón y afortunadamente no se volvió a repetir, el caso.
    En los siguientes días pude observar otro caso, un niño que presentaba ligeros síntomas de autismo. El niño se pasaba el día solo en un rincón con los mocos colgando sin que nadie se preocupara de que participara en los juegos y sin que nadie le hablara. Yo (como no me dejaban participar de las clases) me sentaba a su lado, le limpiaba los mocos, le daba juguetes diferentes para que los tocara. etc..
    Lo más fuerte es que cuando llegaba la madre a recogerle le decían "Si, todo muy bien, es muy alegre, participa mucho, juega muy bien con los otros niños" Así que a mí se me volvía a quedar la cara de vaca mirando pasar el tren y un día que coincidí en la salida con la madre le conté lo que pasaba. Ese fue mi fin. Al día siguiente me dijeron que no volviera y a mis profesores les dijeron que no me firmaban las prácticas por que había sido irrespetuosa con las normas del centro.
    Siempre he sido abogada de pleitos pobres, va con mi carácter y más a la edad que tenía entonces. No me arrepiento de lo que hice porque pensaba "y si ese niño fuera mío" obviamente me hubiera gustado que alguien me dijera lo que estaba pasando.

    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com

  • Reply Mamareciente 24 marzo, 2010 at 11:14

    Ole por ti Tifoidea! Ojala todos fueran como tú. Y ojalá no hubiera centros como el que cuentas…es que de verdad me pongo mala con estas cosas.

  • Reply Belen Pardo 24 marzo, 2010 at 12:19

    Por desgracia Tifoidea no eres la primera ni la última que ha tenido que presenciar semejantes actuaciones. Yo sé de otros dos casos de primera mano. Uno de ellos contado por una profesora, penoso.
    Ojo, no digo que todos sean iguales, ni muchísimo menos y afortunadamente. Pero sí se de cosas como "su niña come divinamente y sola!! se lo come todo, sus dos platos y su postre" Y la niña perdía peso, en casa no comía nada de nada. La madre removió cielo y tierra, veinte veces a hablar con la directora, y nada, repetían la cantinela, hasta que exigió ver si era cierto eso de que su hija comía (sin que la niña supiera que estaba allí). Y que casualidad, ese día la niña no comió. En fin, que yo creo que debía haber inspecciones constantes porque es vergonzoso que ocurran situaciones como estas que contamos.

  • Reply mamadejulio 24 marzo, 2010 at 12:30

    Los pelos de punta¡¡¡¡esos temas me pueden. Mi peque empieza la guarderia en septiembre y leyendo estas cosas me pongo mala. Hay cosas q simplemente no me entran en la cabeza, como que pueda existir gente que los maltraten o esas guarderias…uffff no puedo.

  • Reply Belen Pardo 24 marzo, 2010 at 13:11

    Pues sí mamadejulio, yo tampoco puedo, pero debemos ser conocedoras de lo que ocurre por mucho que nos pueda doler o por mucho que nos pueda estremecer. De este modo ante cualquier signo de alarma sabremos actuar.
    Esa al menos es mi opinión.

  • Reply mama en alemania 24 marzo, 2010 at 13:24

    Tifoidea, no sabía que Angelina Jolie había dicho eso, pero tiene toda la razón… Joer, qué rabia me da no tener los libros a mano, pero también trata este tema (sobre la violencia que TODOS somos capaces de ejercer si tocan a nuestros hijos). De hecho, en uno de los libros, entre los casos reales que cuentan, hay uno en el que un tío intenta atacar a una mujer con su bebé de meses en brazos y una niña de 2 añitos correteando en mitad del campo… Pues os podéis imaginar cómo acabó el tío, jeje. Y el autor dice que si la tía hubiese estado sola, probablemente la hubieses conseguido victimizar, que el error del agresor fue atacar a una mujer con sus hijos ahí.

    Lo de las guarderías también me ha puesto los pelos de punta… Lo que no entiendo es como, aunque te pases el día con niños y eso te "anestesie" un poco la sensibilidad para con ellos, se puede llegar a ser tan inhumano. Yo es que de verdad que no entiendo cómo se puede ser tan cruel como para obligar a una niña a comerse su vomitado… 🙁

  • Reply mamadejulio 24 marzo, 2010 at 13:56

    Totalmente de acuerdo, yo creo q cuando pasan estas cosas te das cuenta, yo soy hipocondriaca con mi hijo, asi q notaria cualquier cambio por pequeño q fuera en su comportamiento habitual o al menos eso espero. Espero no tener q comprobarlo..

  • Reply Treintañera con hijo 24 marzo, 2010 at 15:28

    Cuando deje a mi hijo con cinco meses en la guarderia me preguntaba todos los días si le tratarían bien. No es que pensará que le fueran a tratar mal adrede pero con 8 bebes una persona y otra de apoyo que dudo que estuviera todo el día me creo que estaría bastante rato llorando todos, no solo el mio. Desde los 10 meses esta conmigo en casa pero aun asi las dos horas que lo dejo en la ludoteca algunos días me sigo preguntando si le trataran bien, el niño sale contento por lo que tengo que suponer que si¿pero tengo la seguridad al cien por cien? Algunas veces cuando les hacen algo los cambios son tan sutiles que los puedes achacar a otra cosa. Y por desgracia ellos todavía no tienen la capacidad de decirnos que les estan haciendo daño.
    Lo que no entiendo que pasa por las cabezas de las personas que son capaces de maltratar o abusar de un niño. Si un niño lo único que inspira es ternura y ganas de protegerle. Para mi que muy bien no pueden estar.

  • Reply Alba Arroyo 24 marzo, 2010 at 15:59

    Hola Belén!
    Pienso que aquí, a parte de los niños y las familias que sufren maltrato, es el colectivo de educadores. ¿Por qué la mala práctica de muy pocos tiene que mancharnos el nombre a todos? Me da muchísima rabia…

    Para colmo hay padres que denuncian por cualquier cosa… hago prácticas en un colegio en el que una maestra ha sido denunciada por decirle a los padres de un niño que era discapacitado (el chaval con 12 años tiene dificultades para sumar, no digo más).

    En fin, lamentable que ocurran estas cosas…

  • Reply Chelo 25 marzo, 2010 at 21:19

    se me ponen los pelos como escarpias, YO POR MIS HIJAS MA-TO, MA-TO

    ahí queda eso

  • Reply lobo 29 marzo, 2010 at 21:14

    Me considero una persona muy tranquila y racional pero me pasa un caso así y terminará deseando no haber nacido.

  • Leave a Reply