Sin categoría

Rozando lo imposible

18 septiembre, 2012
Así vive mi niño, rozando lo imposible, desafiando el límite de lo que cualquier adulto podría soportar. Los niños que padecen alguna enfermedad, alguna disfunción o se enfrentan a alguna adversidad así hacen, demuestran su fortaleza día a día.
Ha superado un fin de semana donde la temperatura que más hemos visto en el termómetro ha sido la de 39 grados, se ha sobrepuesto a una jaqueca importante, ha vencido al bicho en 48 horas. Ayer corría por la tarde por el parque como si la película no fuera con él. 
Y fue ayer cuando decidí que debía darle una oportunidad, debía conceder a ese maldito dolor la oportunidad de quedarse. Cuando en diciembre tuvimos el primer ingreso después de varios años de no oler las camas de hospital, el neurocirujano nos dijo algo que en aquel entonces me pareció aberrante: “si hay dolor, habrá que tratarlo”. ¿Tratar el dolor de un niño?, Nooo, me dije yo -ilusa-, quiero calidad de vida, no quiero evitar el quirófano. Hoy la opción de tratar el dolor me parece la mejor entre las mejores.
Quise darle una oportunidad y ver, sin miedo, hasta dónde puede llegar el dolor y hasta dónde puede soportar mi niño. Una vez superada la fiebre, se acabó la analgesia. ¿Por qué? quiero observar si le altera el apetito, si le altera el sueño, si el dolor aumenta con la actividad física, si aumenta al fijar la vista en la pantalla de la TV, quiero ver si cede, cómo, cuándo, de qué manera. Todo eso quiero saberlo, y quiero saber su intensidad de dolor y cómo cambia a lo largo del día. Ya os enseñé mi escala de dolor. Rayo la ha aceptado muy bien, y hoy ha marcado hasta cuatro dolores distintos. Un dolor leve y soportable por la mañana, un dolor medio al llegar del colegio. Un dolor más acentuado pero soportable otra vez al irnos al parque. Y un dolor importante estando en el parque, eso sí, corriendo como un poseso. Cuando ha parado, poco a poco a retomado su nivel de dolor medio moderado muy soportable. 
Y todo esto lo hemos hecho sin enmascarar, sin analgésicos. Él tampoco los ha pedido. Después de todo lo que os cuento, ha cenado como un campeón y ahora  ve el fútbol en el sofá plácidamente con su padre. 
Es evidente que debemos encontrar una solución a lo que está sucediendo, pero también es evidente que el dolor no le impide realizar la vida de un niño normal de cinco años. Ni le impide o altera la comida o el sueño. 
No soy tonta, sé que así no puede vivir, por mucho miedo que yo sienta. Pero debo seguir poniéndole al límite y comprobar. Solo así sabré que no me precipito, solo así podré ver que la única solución pasa por lo inevitable. 
Un amigo no hace mucho me preguntó algo que me sorprendió, cuando le contaba cómo estaba: “¿Pero él es feliz?” Sí, mi hijo es inmensamente feliz. Y con eso me quedo con su felicidad. Ya conseguiremos un mayor bienestar, pero a pesar de los pesares hemos conseguido que este niño sea feliz. 

You Might Also Like

17 Comments

  • Reply Mamamedusi 18 septiembre, 2012 at 19:48

    Me parece muy bien lo que estas haciendo, haces bien en ver hasta que punto puede pasar tu hijo sin medicación, y eso es algo que solo se comprueba pasando por ello.
    Y lo último que dices me parece lo mas importante, si él es feliz, entonces todo merece la pena.
    Mucho ánimo mamá valiente, un fuerte abrazo

  • Reply La Madre Tigre 18 septiembre, 2012 at 20:04

    Cada vez que te leo me quedo sin palabras. Llena de admiración por ti y por ese niño tuyo tan luchador y valiente como su madre. Mucha suerte y mucho ànimo.

  • Reply Un saltamontes en mi cama 18 septiembre, 2012 at 20:35

    Belén yo también me quedo medio muda. Rayo parece un niño fuerte y sin embargo vivís con una situación delicada a diario. Un abrazo fuerte. Sin duda si es feliz ya tiene mucho ganado.

  • Reply Mo 18 septiembre, 2012 at 20:37

    Eres muy valiente, te estás enfrentando al problema con objetividad y eso es muy difícil cuando el corazón está implicado.
    Ánimos y besotes!

  • Reply Eloisa Lopez 18 septiembre, 2012 at 20:40

    ¡¡Qué gran logro de todos conseguir que Rayo sea un niño feliz en unas circunstancias tan adversas!! Estáis hechos unos padrazos y vuestro hijo es todo un luchador que os devuelve todo lo que le dais multiplicado por mil. Ánimo familia, que si conseguís ser felices y tener tanta templanza en estos malos momentos, seguro que cuando todo vaya mejorando os encontrareis flotando en una nube.
    Os envío un gran abrazo.

  • Reply yo misma 18 septiembre, 2012 at 22:19

    Madre mia, te admiro por lo bien que lo estáis llevando, sois un ejemplo de templanza.
    Toda nuestra energía positiva para vosotros.
    Besos!

  • Reply Marisunflowers 18 septiembre, 2012 at 22:46

    Creo que tu amigo dio en el clavo, porque la felicidad es el mejor "termómetro" de la calidad de vida. Hay gente muy sana cuya vida es lamntable, pues es infeliz; y personas muriéndose con una alta calidad de vida, porque han sido, son y piensan seguir siendo felices hasta el final.

    Si Rayo es feliz, entonces la situación no es desesperada. El día que creas que algo le quita la felicidad (y da igual si es el dolor o cualuier otra cosa), ya verás como cualquier preciovte parece asumible por hacerlo desaparecer.

    Mucho ánimo. Espero que todo vaya bien y Rayo siga siendo un chico feliz, con unos padres felices por verle así.

  • Reply Marisunflowers 18 septiembre, 2012 at 22:47

    Creo que tu amigo dio en el clavo, porque la felicidad es el mejor "termómetro" de la calidad de vida. Hay gente muy sana cuya vida es lamntable, pues es infeliz; y personas muriéndose con una alta calidad de vida, porque han sido, son y piensan seguir siendo felices hasta el final.

    Si Rayo es feliz, entonces la situación no es desesperada. El día que creas que algo le quita la felicidad (y da igual si es el dolor o cualuier otra cosa), ya verás como cualquier preciovte parece asumible por hacerlo desaparecer.

    Mucho ánimo. Espero que todo vaya bien y Rayo siga siendo un chico feliz, con unos padres felices por verle así.

  • Reply Marisunflowers 18 septiembre, 2012 at 22:47

    Creo que tu amigo dio en el clavo, porque la felicidad es el mejor "termómetro" de la calidad de vida. Hay gente muy sana cuya vida es lamntable, pues es infeliz; y personas muriéndose con una alta calidad de vida, porque han sido, son y piensan seguir siendo felices hasta el final.

    Si Rayo es feliz, entonces la situación no es desesperada. El día que creas que algo le quita la felicidad (y da igual si es el dolor o cualuier otra cosa), ya verás como cualquier preciovte parece asumible por hacerlo desaparecer.

    Mucho ánimo. Espero que todo vaya bien y Rayo siga siendo un chico feliz, con unos padres felices por verle así.

  • Reply Carolina 19 septiembre, 2012 at 03:33

    Un abrazo desde el otro lado del oceano, eres una mujer inspiradora y tu hijo un valiente. Si nuestros hijos son seres buenos y felices entonces vamos por el camino correcto.

  • Reply Anónimo 19 septiembre, 2012 at 05:31

    animo Belen…….que tu hijo sea feliz es lo mas importante……el comentario de marisunflowers me ha encantado…..la felicidad no siempre depende de causas externas….SOLO EXISTE UN DEBER, LA FELICIDAD…….
    Un abrazo enorme

    ORANGE

  • Reply Berlin30 19 septiembre, 2012 at 06:36

    Sois muy valientes los dos. Que Rayo sea tan feliz a pesar de las dificultades es todo un ejemplo.

  • Reply Papalobo 19 septiembre, 2012 at 22:33

    Cada día que pasa me sorprenden más estos pequeños héroes.

    Un abrazo muy grande

  • Reply Rojilla 20 septiembre, 2012 at 05:47

    Si tu niño es feliz y haces lo q tu instinto t pide… Es lo mejor q puedes hacer.
    Besos guapa

  • Reply Catalina de mamatambiensabe 20 septiembre, 2012 at 11:32

    Son inmensamente felices, porque han crecido rodeados de amor, mimos, respeto y comprensión… Tu Rayo, al igual que todos los niños enfermos que han recibido y se han nutrido de amor materno, tienen la fuerza y el cúmulo de amor necesario para ser felices a pesar de la adversidad. Un beso enorme… sabes que te acompaño.

  • Reply Zary 20 septiembre, 2012 at 13:20

    Que inspirador y valiente. Un abrazo!

  • Reply Kika y Luka 20 septiembre, 2012 at 22:05

    Acabo de leer lo que le ocurre a tu hijo y quería decirte que lamento mucho todo lo que sufre él y tú, de verdad. Lo que decidáis será la mejor opción porque queréis lo mejor para él. Mucho ánimo y un abrazo.

  • Leave a Reply