Sin categoría

¿Se puede seguir siendo una super woman cuando nos convertimos en madres?

1 octubre, 2013

Me gusta mucho leer a Pilar Martínez en su blog Maternidad Continuum. Difícil será que no la conozcas, pero si acabas de aterrizar por la blogosfera, corre rauda a su blog porque aprenderás muchísimo de ella y con ella.

En el último post habla de ese complejo de super woman que muchas tenemos… tienen. ¿Vosotras lo tenéis? Yo sí, aunque bien es cierto que antes era mucho más acusado que ahora. Es inevitable. Llegamos a la maternidad sintiéndonos todopoderosas: alcanzando interesantes metas profesionales, capaces de organizar una casa, una oficina y hasta al vecino del quinto si nos lo proponemos. Y de repente entramos en un mundo aparte, el de la maternidad, y nos creemos que todo funcionará igual, que podremos con todo, que ya nos organizaremos, que sólo necesitamos pensar como hacerlo. Pero no, aquí rigen otras normas y a algunas les cuesta -nos cuesta- aceptarlo.

Y es que cuando un bebé irrumpe en nuestras ordenadas y perfectas vidas, también llega el caos. Y es un buen momento para meter a la cocktelera todas nuestras metas, aspiraciones, prioridades y recolocar lo que sea necesario.

¿Tu bebé no te deja tiempo para hacer otras cosas? Piensa que el cuidado de un bebé es una tarea 24×7 y efectivamente deja poco margen de acción. ¿Por qué infravaloras el cuidado de tu hijo? Lo que será necesario será ver cómo organizar el resto de cosas mejor, con más ayuda, con menos exigencia y con más lógica.

La realidad es que el tiempo coloca todo de nuevo en su sitio y aunque un hijo requiere de una atención y un tiempo especial siempre, a medida que crecen y maduran todo ese caos inicial acaba por pasar y a nosotras se nos pone sonrisa de nostalgia cuando lo recordamos. Y aunque no lo creáis, se acaba por echar de menos.

¿Os estáis volviendo locas?, ¿no os habéis duchado aún hoy?, ¿vuestra casa es un estercolero? ¿Qué podéis hacer?:

– Si tienes madre o suegra pídela amablemente que te limpie un poco y te traiga un tupper de sopa. No te cortes, ella se sentirá bien y tu mejor tras la rica sopa, ¡¡créeme!! Son válidas también vecinas amorosas y bien dispuestas. No tengas complejos y ¡a por ellas!

– ¿Algunos amigos te piden poder visitaros? Acepta las visitas con cuentagotas y pon dos condiciones: que traigan comida y que la estancia no dure más de una hora. Tanto tu bebé como tú necesitáis intimidad, descanso y horarios decentes.

– Pídele a tu pareja que haga la compra cuando salga del trabajo, y de paso que eche alguna cosita super rica, super calórica que te suba el ánimo y te haga desear que vuelva a casa cuanto antes 😉

– ¿Tu bebé se está echando una siestita? ¡¡Imítale!! Descansa un poco y acurrúcate contra él, sólo con olerle te sentirás de cine.

– ¿No te has duchado? Cero estrés, ponte ropa limpia, hazte una coleta, y muy dignamente pasa el día hasta que llegue el padre de la criatura. Entonces te haces -lo que llama mi madre- un lavao del gato y en santiamén te sentirás mucho mejor.

– Sal a pasear, aprovecha el sol, te subirá el ánimo. Y no te preocupes si vas hecha un adefesio, piensa que todas las miradas se las llevará tu chiquitín. A ti te miraban -y a la tripa- cuando estabas embarazada, ahora tu bebé será el centro de atención. Puedes llevar pelos de loca, ni lo notarán.

Y el mejor de los consejos que puedo darte es que no pienses en los demás, en lo que pensarán, en lo que creerán, en lo que opinarán. No nos interesa. Disfruta de ese momento, porque ese caos forma parte de tu puerperio, de tu crianza, de tu maternidad. Es tuyo y sólo tuyo. Mira a tu bebé un instante, piérdete en su olor, en su imagen, en sus manitas, en su pecho y dime si cambiarías eso por recoger el salón. ¿A que no?

Puedes seguir intentando ser una super woman si quieres, aunque yo te recomiendo que seas madre y mujer, a secas, que ya es bastante. 

You Might Also Like

13 Comments

  • Reply desmadreando 1 octubre, 2013 at 11:34

    Y así es…se echa tanto de menos ¡que voy corriendo a por otro desmadre de los buenos! Eso si…no hay que negar que cuando miramos atrás nos acordamos solo de lo bueno…pero también es cierto decir que hay una etapa deliciosa cuando son un pelín mayores, se comunican, te cogen a besos, interactúas y comienzan a ser personitas…. Yo estoy en esa etapa y ¡eso me hace sentir superwoman! Ver que todo el tiempo y el desmadre invertido da frutos 😛 Un besote desmadroso

  • Reply mistrucosparaeducar 1 octubre, 2013 at 13:01

    Pues iba a levantarme para seguir después de comer, pero voy a acomodarme en el sofá cinco minutitos más,…

  • Reply Anuke 1 octubre, 2013 at 13:25

    Me encanta esta entrada! estoy totalmente de acuerdo en todo! Lo aplicaré todo, todo!
    Bess.

  • Reply teresavet 1 octubre, 2013 at 15:36

    A mí es que me parece que toda madre es una superwoman… "sólo" con cuidar de un bebé 24h, dar de mamar o preparar bibes, cambiar pañales, despertarse cada tres o cuatro horas (y eso si tienes suerte…). Como para tener tiempo para otra cosa.
    Y eso con el primero, con el segundo multiplicas tareas, y las madres de familia numerosa… las ponía un altar a cada una.
    Luego ya, si te da tiempo a una ducha, fregar un baño, hacer una comida… puntos extra.
    Me voy a achuchar a mis peques, que hace por lo menos diez minutos que no lo hago. ¡Un beso!

  • Reply Cocinando entre Olivos 1 octubre, 2013 at 18:23

    Con los dos terremotos que tengo por casa, cada mujer me parece más una superwoman, con un hijo sólo, con dos…y si son más, las admiro profundamente. A veces, queremos más de lo que podemos y cuando no podemos hacer todo lo que queremos podemos llegar a tener problemas con nosotras mismas.

  • Reply MadreYMas 1 octubre, 2013 at 18:33

    Preciosa entrada, Belén.

    Tomo nota de todo lo que comentas. Esta vez pienso aplicarlo al pie de la letra.

    Beso.

  • Reply Montsequibu 2 octubre, 2013 at 09:33

    Me encantaaaa, cuánta razón!

  • Reply Noelia MímateMímale 3 octubre, 2013 at 10:56

    Totalmente de acuerdo! Pero es muy difícil "conformar" a la superwoman que llevamos dentro, creo que el equilibrio está en aceptar y ser feliz con la nueva situación, ponernos metas razonables y sobre todo disfrutar de ese pequiñín que ha puesto nuestra vida del revés. Aunque sea un topicazo, ¡crecen súper rpido!

  • Reply una mama practica 3 octubre, 2013 at 11:15

    Me encanta! Mi primer paso creo que es dejar de intentar “super women”, olvidarnos de esterotipos de madres guapas, exitosas, felices, relajadas… Porque los estereotipos son eso, ideas preconcebidas y alejadas de la realidad. Y a partir de ahi, cada una construir su equilibrio familiar y personal, en el que te sientas bien y feliz a tu manera. Ignorar lo que otros dicen u opinan, y contar con el apoyo de la pareja, que no es que “te ayude,” es que el hijo es 50% tuyo y 50% suyo creo yo. Y se trata de compartir, co-gestionar, no ayudar. Y que nosotras seamos conscientes de que esta bien y es importante, querer seguir manteniendo ese “yo” que va mas alla de “soy madre.” Cuando tenemos un bebe volvemos a renacer en cierta manera, pero eso no significa que nuestro yo anterior tenga que desaparecer. Se tendra que adaptar en algunos aspectos, pero no por eso debe desaparecer o renunciar a su ser. Ni mucho menos. Me encantan tus consejos Belen, como de costumbre 🙂 Un besado

  • Reply maryeta 3 octubre, 2013 at 14:17

    Ainsss cómo te entiendo ahora !!!! yo también pensaba que lo iba a tener todo controlado, jajaja, me río de mi ocurrencia…
    Das muy buenos consejos.
    Un besote.

  • Reply Pilar de Maternidadcontinuum 4 octubre, 2013 at 09:55

    Aysss ahora me he sentado a leerte y tengo que decir dos cosas:
    1. me ha encantado el artículo, los consejos y lo del lava del gato juas juas
    2. mil gracias por nombrarme linda ¡es un honor!!! <3
    Es complicado renunciar a ser una superwoman es cierto, sobretodo las que hemos sido unas controladoras exitosas como yo jeje pero mira, relativizar las cosas, el buen humor y el apoyo pueden ayudar 🙂
    Un besazo enorme linda!!

  • Reply unaterapeutatemprana 4 octubre, 2013 at 15:54

    Qué bonito escribes siempre Belén. Todas las mamás recientes deberían leer esto.
    Un beso.

  • Reply Anónimo 7 octubre, 2013 at 09:35

    Hola, gracias por hacerme sentir tan bien, cuando a veces pienso que yo soy la rarita, y con vosotras reconozco que simplemente soy una mas, gracias

  • Leave a Reply