Sin categoría

Semana Mundial de la Lactancia Materna: porque todas podemos

3 agosto, 2011

Estamos en la Semana Mundial de la Lactancia Materna como casi todos sabéis. Salvo en España que se celebrará en octubre. Y con el post de hoy quiero hacer mi pequeño homenaje. Muchas han sido las mamás que han escrito sobre el tema. Y lo que yo más valoro son las historias personales, aquellas donde la mujer cuenta sin pudor su historia de lactancia. Da igual si ha sido buena, mala o regular, todas sirven y de todas se aprende. Compartir tu historia ayuda a otras madres a mejorar, a saber más y todo ello nos une y nos hace sentir en compañía.
El lema de esta semana es: comunícate, porque compartir hace que los fantasmas que puedan rodear a la lactancia desaparezcan.
Hace ahora un año contaba yo mi historia de lactancia en dos partes. Aquí os contaba como empezó todo, cuando mi pequeño nació, nuestras dificultades, las zancadillas que la vida nos puso. Superados los primeros baches del camino la lactancia fue maravillosa, podéis leerlo aquí. Pero tristemente los problemas de salud acabaron definitivamente con ella. Aunque no me quejo, en absoluto. Mi hijo y yo hemos disfrutado de 15 maravillosos meses de lactancia. Yo he sido feliz ofreciéndole mi pecho y él ha sido feliz lactando.
Muchas son las madres que tienen dudas con respecto a la lactancia materna. Muchas piensan que no pueden, que no valen, lo que yo quiero difundir es una idea que hoy reflejaba maravillosamente bien Eloísa en su blog Una Maternidad Diferente. La mujer solo necesita confianza en sí misma, entre todos (Gracias Eloísa por tus hermosas palabras) debemos empoderar a la mujer. Si la mujer sabe que puede, podrá. Pero nuestro sistema social ha corrompido muchas veces hasta nuestros deseos. ¿O no sabemos todos de maravillosas madres que quieren pero se encuentran trabas por el camino que no pueden o no saben resolver?.
Mamá (contra) corriente escribió un post ayer muy revelador, y del que podemos y debemos sacar moraleja. Nos explicaba las razones por las cuáles no acudió a un grupo de lactancia a solicitar ayuda, una ayuda que necesitaba y que no sabía cómo ni a quién pedir. El motivo principal de no acudir fue el miedo. Cuando alguien como yo lee esto, una mujer empeñada en ayudar a quien lo solicite, empeñada en estudiar todo lo relacionado con la maternidad, crianza, lactancia, me duele en el alma comprobar que hay madres que tienen miedo de pedir ayuda. Pero si la lectura del post es interesante, y totalmente recomendable, los comentarios no tienen desperdicio. Madres que confiesan haber sentido no solo miedo, sino también el desprecio y la falta de interés de ciertos grupos que se llaman de ayuda.
Como miembro de una Asociación de Lactancia, y conocedora de varios grupos me sorprende lo que cuentan. Pero como conozco a estas madres, sé de su veracidad. Los grupos que yo conozco, llevados por asesoras estupendas, formadas, competentes y ante todo madres amorosas son todo ayuda, apoyo y comprensión. La labor de una asesora de lactancia en primer lugar es no juzgar y además respetar en todo momento las decisiones que la madre tome, ya sean optar por la lactancia materna, mixta o artificial. Nuestro deber y nuestra pretensión ha de ser simplemente ayudar e informar. Así lo veo yo, y así intento hacerlo.
Pero como estudiosa de la lactancia materna que soy tomo muy en consideración lo que en este blog amigo cuentan muchas madres. Mi intención no es que se nos vea como mujeres que juzgamos o criticamos a aquellas que tienen dificultades, ni que se nos vea como un grupo cerrado que solo acepta a otras madres lactantes. Muy lejos de la realidad. Y si en algún momento esa ha sido la imagen que se ha visto, mucho trabajo hay por delante.
Hablo por mi, pero sé que muchas otras mujeres se sentirán identificadas. Mi intención no es solo intentar, en la medida de mis posibilidades, ayudar a cualquier mujer que así lo solicite con la lactancia de su cachorro, sino también informar y asesorar a toda mujer embarazada para que pueda manejar toda la información necesaria.
En cualquier caso, y como ya todos sabéis, las puertas de mi blog, mi casa, están siempre abiertas para todo el que quiera entrar, pedir ayuda, apoyo o diálogo.

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply Carol 3 agosto, 2011 at 13:54

    Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Me gusta saber que alguien como tú tiene sus puertas abiertas para ayudar a quien lo necesite.
    Mi error fue no haber acudido a estos grupos antes de tener a mi hija en mis brazos, pero bueno, a pesar de todo lo que nos costó (ya lo conté hace poco) a día de hoy disfrutamos de una lactancia maravillosa.

  • Reply Suu 3 agosto, 2011 at 14:09

    Es necesario que la gente se eche una mano entre sí y gracias a gente como tú es posible. Yo siempre me ofrezco a echar una mano y eso que yo sigo teniendo problemas de lactancia, pero seguimos adelante y pasan los meses y los años. Un apoyo es muy importante, aunque sea vía mail y espero que mucha gente obtenga el tuyo

  • Reply @Mousikh 3 agosto, 2011 at 14:13

    Yo siento que las cosas están cambiando. Ojalá tu post anime y sirva de ayuda a otras mamis. Sin duda, dar de mamar es una experiencia única y maravillosa para cualquier madre y es una pena que la falta de apoyo e información frustre tantas lactancias. Gracias por poner tu granito de arena.

  • Reply Mamá Nortina 3 agosto, 2011 at 14:41

    Es super valorable tu actitud y entrega sobre ayudar con el tema de la lactancia. ¡Felicitaciones!.
    ¡Un abrazo!

  • Reply Mamá (contra) corriente 3 agosto, 2011 at 14:56

    Muy emocionante tu entrada, Belén, mucho mucho.

    No sé si las cosas están cambiando o es mi percepción… o todo a la vez. Pero creo que es todo un descubrimiento haber dado con gente tan maravillosa que desempeña una labor altruista de inmenso valor y eso es algo que no hay que dejar de alabar ni un sólo día.

    Gracias.

  • Reply Eloísa 3 agosto, 2011 at 15:44

    Tu reflexión también es impagable, Belén. Estoy emocionada con todo lo que estoy leyendo con esta Semana Muncial de la Lactancia y creo que esta reflexión sobre los grupos de apoyo es muy enriquecedora, porque no solo nos beneficia a nosotras en nuestra labor y en la calidad de nuestra atención como asesoras, sino que también nos acerca a esas mamás más reticentes o con miedo, superando algunas barreras que hasta ahora parecían insalvables.
    ¡¡¡Qué a gustito me siento en este rinconcito de la blogosfera maternal!!!

  • Reply Maria 3 agosto, 2011 at 21:33

    Con gente como tu asesorando estoy segura de que la cosa mejoraría muchísimo, yo tan solo fui a un par de reuniones de la liga de la leche, ya había nacido la gordi y la verdad me vinieron muy bien para asentar mis pensamientos y darme ese chute de confianza que a veces es necesario. Las dos chicas que organiza an el grupo eran encantadoras pero si q es verdad q en una de las reuniones una habitual de ellas no fue demasiado comprensiva con una chica, menos mal que entre las dos organizadoras y algunas mas fueron capaces de echarle una mano… Eres un cielo Belen y estoy segura de que vas a ayudar y dar el apoyo necesario a muchas mujeres. Un besazo

  • Reply Belen Pardo 4 agosto, 2011 at 07:31

    Carol, yo no creo que fuera un error, es que ahora sabes más 🙂 A pesar de todo creo que no te ha ido nada mal, como bien dices disfrutas de una lactancia y una crianza maravillosas.

    Suu, Los apoyos son indispensables, en la red, de la familia, amigos, indispensables.

    @Mousikh, yo también lo creo, hablando es como todos podemos mejorar, detectar carencias, vencer barreras. La información es vital, normaliza las cosas, y de eso se trata, de normalizar, no de ser la excepción.

    Mamá Nortina, la maternidad es maravillosa y vivimos en un mundo donde parece un estorbo. Si todas aportamos un poquito estoy segura que algo podremos cambiar.

    Mamá (contra) corriente, mil gracias por tus palabras. Yo creo que las cosas cambian si entre todos trabajamos para que cambie. Y al igual que tu, creo que algo estamos consiguiendo.

    Eloísa, yo también estoy un rato agusto en este rincón, es acogedor, es tranquilo y enriquece cada día. Gracias por tus palabras. Si con todo esto podemos acercarnos a más madres, será un maravilloso logro.

    María, Hay personas fantásticas que a día de hoy asesoran. La pena es que haya madres que se hayan topado con mujeres poco comprensivas. Yo tengo la suerte de conocer a mujeres que lo dan todo sin pedir nada a cambio y para colmo, son mis maestras, no puedo ser más afortunada.

  • Reply Silvia 10 agosto, 2011 at 18:34

    Voy a escribir un post sobre mi lactancia materna. Ya lo hice al inicio de mi blog pero desarrollaré más en profundida el tema porque me produce mucha ambivalencia: por un lado me siento orgullosa de haberlo intentado y por otro me arrepiento de haber tirado tan pronto la toalla…
    Ya escribiré sobre ello y espero tu opinión. Sabes que me interesa muchísimo

  • Leave a Reply