Sin categoría

Sentimientos

19 agosto, 2010
Desde que mi hijo era muy bebé tuve claro que era un niño extremadamente sensible. Todos los bebés necesitan a sus madres, tenerlas cerca, tocarlas, acariciarlas. Pero mi hijo necesitaba un contacto especial. Me miraba con esos ojos de amor infinito, me buscaba.
En el hospital ya una auxiliar de enfermería me lo advirtió. Él no pedía brazos, no era un niño llorón, pero ansiaba contacto y tener a alguien cerca a quien mirar.
Y así hemos seguido, así hemos crecido. Bien es cierto que nosotros, su padre y yo, hemos fomentado toda expresión posible de sentimientos. Y aunque en nuestras casas y con nuestras respectivas familias nunca hemos sido muy expresivos o sentimentales, en nuestra casa y con nuestro hijo somos como un algodón de azúcar, empalagosos a rabiar.
Así que como el peque era un algodón potencial, y los padres lo fomentan, resulta que mi hijo es todo sentimiento. Su faceta emocional se desarrolla a mil por hora y sus comportamientos sorprenden para su edad.
El nacimiento de mi sobrina, la Princesa, ha sido todo un acontecimiento en su vida. En los últimos meses de embarazo se le hablaba mucho de ella, le explicábamos quien era, como iba a ser, le intentamos poner en situación para que no se llevara muchas sorpresas cuando naciera. Y realmente todos esperábamos una pequeña reacción de celos, pelusilla. Al fin y al cabo es, o mejor dicho, era el único niño de la familia, y solo tiene 3 años. Pero nos ha sorprendido a todos por su madurez y por la (me atrevo a decir) pureza de sus sentimientos.
Desde el primer momento que la vio pude verle sonreir, una sonrisa llena de ternura y calidez. Y esa sonrisa es la que continúa mostrando cada vez que la ve. Siempre que vamos a verles, su primera intención es mirar a su prima, asomarse a los brazos de Tata, o a su cuna para verla, tocarla y por supuestísimo besarla. Y todo lo hace con una delicadeza extrema, con su tierna sonrisa en el rostro. Puede llegar a mil por hora (como ayer), dando voces, o enfadado, o nervioso, que en cuanto la Princesa está delante de él, sabe que debe hablar en susurros. Os aseguro que se comporta mejor delante del bebé que muchos adultos que he visto desfilar por casa de mi hermana.
Pero esto no solo ocurre con su prima. Adora, por ejemplo, a su mejor amigo. Su amigo es un niño de un carácter muy parecido al suyo. A veces la madre del nene y yo decimos que parecen hermanos de lo similares que son. Cada vez que le ve se le ilumina la cara, no porque tenga a alguien para jugar, sino porque le quiere, y así me lo dice : -«Mamá, quiero muchísimo a Amigo».
Amigo es algo mayor que mi peque, y está pasando una fase algo despegada. Tanta inactividad veraniega pasa factura, e insisto, que los niños pasan por fases. El caso es que el Peque cada vez que ve a Amigo se tira a él para abrazarle, besarle…. y Amigo se siente agobiado. La otra tarde estaba pensativo y me preguntó: -«Mamá, ¿por qué Amigo está ahora siempre enfadado?. Le expliqué que a veces uno se aburre mucho y se enfada con los demás. Pero anda el pobre preocupado.
Con todo esto me he dado cuenta de lo mucho que puede llegar a sufrir mi hijo por cosas normales de niños. Para él mostrar los sentimientos, querer, demostrarlo, es lo habitual, lo normal, lo que debe ser. Y creo que le va a tocar aprender que no todo el mundo es así. Y que a veces aunque te quieran no te lo demuestran efusivamente.
Pensaba que con el paso del tiempo, al hacerse mayor todas esas muestras de amor hacia su padre y hacia mi irían pasando, pero no, es al contrario. Nos besa, nos abraza, nos dice que nos quiere, todo eso como unas cuarenta veces al día, prometo no exagerar.
Y realmente me siento orgullosa de él, pero temo que por esa sensibilidad tan exagerada pueda sufrir.

You Might Also Like

16 Comments

  • Reply Mamareciente 19 agosto, 2010 at 06:52

    Qué tierno imaginarle con tu sobri! Yo creo que todas tenemos ese miedo a que sufran por cosas normales, como tú dices. Al principio podemos protegerles siempre, pero yo también pienso que un día ira por ejemplo al colegio, y habrá algún niño que se meta con él, o en definitiva le pasarán cosas, y yo no podré ( ni deberé) estr allí siempre…:-(

  • Reply mamadejulio 19 agosto, 2010 at 08:05

    Entiendo tu temor, no todos los peques son como el tuyo. Julito a sus dos años tiene un caracter muy parecido al tuyo, en el parque se acerca a los peques a tocarles despacito, pero la mayoria se apartan o le empujan incluso. Yo estoy deseando que mi peque me diga Te quiero, cada vez que pienso en cuando me lo dira, me acuerdo de tu peque.
    Que bonito ese amor que siente por tu sobrina, debe ser precioso poder ver eso.

  • Reply Anatema 19 agosto, 2010 at 08:58

    Tu hijo es, como yo digo, "intenso". El mío es igual, para lo bueno y para lo malo. El problema es que cuando es para lo malo se hace notar mucho. Sufre, más y sus reacciones negativas son tan notables como las positivas. Algunas veces le digo a mi marido que no quiero que sea tan intenso y el me dice ¿que quieres? ha salido a tí, tu eres igual. Y es cierto. Y precisamente por eso, porque se lo que se sufre no quiero que el pase por lo mismo. Pero luego pienso en como las personas como yo somos también capaces de disfrutar intensamente con la cosa más sencilla y pienso en mi hijo y se que esa parte también la tiene y sé que eso es parte del juego, somos intensos para todo. Yo ya soy mayor y he aprendido a racionalizar las cosas y sobre todo a evitar que gente de fuera me hiera (incluso a gente ajena a mi puedo dar una imagen de fría)y espero que mi hijo consiga eso también con el tiempo, ya verás como tu hijo también lo consigue, pero sin dejar de demostrar cariño a sus serés queridos.
    Una vez me encontraba muy disgustada y decía que yo queria ser una persona superficial de esas a las que nada afecta que van a su bola y no sé paran en nada y alguien me dijo "sí, es cierto, sufres más por algunas cosas, pero también disfrutas mucho más con las cosas buenas, sencillas, sabes sacarle el jugo a todo, así que simplemente eres así y eso es bueno si piensas que muchas personas pasan por la vida con una existencia controlada y plana". 🙂
    Así que enhorabuena por tu niño intenso, ya verás como poco a poco el sabe controlar esa tristeza que le producen ciertas cosas y como se vuelca siempre en vosotros, al fin y al cabo os cuenta lo que siente y eso es muy bueno, poder confiar en vosotros y abrirse, no sé si cambiará, pero mi hijo con 7 años sigue siendo igual. 🙂

    http://lallavedelbaul.wordpress.com
    http://escalpeloliterario.wordpress.com
    http://chefsdeandarporcasa.wordpress.com

  • Reply Belen Pardo 19 agosto, 2010 at 09:10

    Mamáreciente, es cierto, a veces quisiéramos protegerles de todo, pero eso no es sano ni para ellos ni para nosotras, pero duele ver que ellos sufren, verdad?

    Mamádejulio, cuando oigas a tu hijo decirte que te quiere, no necesitarás nada más de esta vida, te lo aseguro. Es lo más hermoso del mundo.

    Anatema, tienes mucha razón en lo que dices, su intensidad es para lo bueno y para lo malo. Lo bueno lo disfruta de una manera bárbara, pero como sufre mi niño ante la adversidad o ante aquello que no puede controlar.
    Es cierto que nosotros fomentamos ese clima de confianza en casa y así seguiremos, y eso le ayudará a superar los baches del camino, a aprender, a racionalizar y sobre todo a saber que nosotros siempre seremos su refugio.Realmente espero que no cambie, que un niño sea capaz de tener estos sentimientos es maravilloso y al mismo tiempo muy importante. Es señal de unos cimientos emocionales firmes y estoy feliz por ello. Queda mucho trabajo por hacer, pero para eso soy su madre…. y también está su padre desde luego. Todo lo que haya que hacer lo hacemos con gusto y nos sentimos felices por ello.Así que espero que mi hijo, al igual que el tuyo, no cambie.

  • Reply mamadejulio 19 agosto, 2010 at 09:49

    Tienes un premio en mi blog¡¡

  • Reply Suu 19 agosto, 2010 at 10:03

    Qué bonitos sentimientos!!!
    La verdad que en la época que vivimos es difícil encontrar esos sentimientos tan puros.

    Mi bichito es mucho más pequeña que el tuyo, pero es todo mimos y cariños. Cuando a veces estoy en el baño haciendo pis, se acerca, apoya su cabeza en mi pierna y me abraza con sus bracitos. Es tan dulce!!!

    Me encantan estos niños, son puro amor

  • Reply Treintañera con hijo 19 agosto, 2010 at 10:58

    Me encantan los niños que muestran sus sentimientos sin más. Yo soy una persona que le cuesta mucho mostrar sus sentimientos aunque soy muy sensible y al principio de conocerme puedo parecer una persona fria y distante cuando para nada soy así. Mi hijo y mi marido son las dos únicas personas con las que soy capaz de mostrarme tal y como soy en realidad asi que al pobre le tengo frito a abrazos y besos, tanto que a veces ya me dice :"quita mama".

  • Reply Evelyn JEab 19 agosto, 2010 at 11:00

    que belleza de hijo por favor !! en mi casa pasa igual,mis hijos son super afectivos, empalagan de tanto beso y abrazo hasta entre ellos mismos, solo que el mayor agobia a lpequeño de tanto beso, y la verdad me da un poco de miedo porque en si le gustan mucho los niños grandes y cuando corre a abarzarlos y besarlos ellos lo apartan, yo he tenido esa sensacion de resentemiento a veces cuando veo la escena pero bueno…ya continuará creciendo mi chico y me imagino aunque lo dudo que ira cambiando su expresividad !!
    un abrazo hermoso post!!

  • Reply LAKY 19 agosto, 2010 at 11:30

    Tu hijo es tan amoroso que tiene amor para dar y repartir. Nunca le serán demasiadas las personas a las que darle su cariño; por eso está tan encantado con su primita. Qué amor de niño!

  • Reply Crisis 19 agosto, 2010 at 11:34

    Otro premio que te mando desde mi blog para tu colección!! 😉

  • Reply imenosd 19 agosto, 2010 at 13:22

    Todo esto está muy bien, pero cuando llega un domingo y te pones a pasear con él por el parque, y él se adelanta 30 metros con su bici, se para, se gira y grita a los cuatro vientos: ¡Papá, te quiero mucho!,… pues como que se te suben los colores…

    Lo reconozco, al principio pasas un poco de verguenza, pero ya me he acostumbrado y me siento orgulloso y me parto de la risa con él.

  • Reply Belen Pardo 19 agosto, 2010 at 13:24

    Mamádejulio, de nuevo gracias por tu premio.

    Suu, mejor que sea cariñosa. Hay que fomentar el cariño y su expresión. Los niños a estas edades son pura emoción, y para su desarrollo es maravilloso fomentar la expresión de los sentimientos.

    Treinteañera, cada uno es como es. A veces nos ponemos máscaras para ocultar nuestro verdadero yo por cosas que han sucedido en nuestras vidas. Pero si con tu marido y tu hijo te muestras tal como eres, es todo un logro. Eso es lo que ve tu hijo, y es lo más importante.

    Evelyn, que bonito que tus hijos también sean así. A veces a una madre le cuesta ver como su hijo es rechazado. Por desgracia es ley de vida. Pero es hermoso que sean tan expresivos, porque yo creo que eso también les ayudará en sus vidas.

    Laky, gracias. Es verdad que nunca es suficiente cariño para él.

    Crisis, mil gracias por tu premio. Eres un sol.

  • Reply Belen Pardo 19 agosto, 2010 at 13:26

    imenosd, nos hemos cruzado, JAJAJAJAJAJA.

    Es verdad, o en la Biblioteca, o en el Mercado, o por la calle: – "Oye Mamá, Te quiero mucho". Y se queda tan ancho.

  • Reply ana maría 20 agosto, 2010 at 09:51

    Ojalá no pierda esa pureza de sentimientos! El día que el mio me diga te quiero ese día…me muero de gusto.

  • Reply Vane 28 agosto, 2010 at 23:21

    Ojala todos fueramos así, más puros y no tan "sucios" con tan malas ideas. Sufrirá, y sufriréis, porque la vida es muy hermosa, pero a veces muy muy dura. Espero que no se lleve demasiados chascos.

    Enhorabuena por ese algodoncito de azúcar (a mi me chifla 😉 )

  • Reply superamatxu 3 septiembre, 2010 at 21:48

    ¡Qué bonito artículo! Me parece estupendo que tu hijo sea así, creo que expresar los propios sentimientos no sólo es maravilloso para los que te rodean, sino que también es saludable. ¿Que puede sufrir por ello? También puede sufrir alguien que va de duro y que no demuestra lo que siente, porque que no lo demuestre no significa que no sienta.
    Así que no te preocupes tanto y disfruta de ese niño tan cariñoso que tienes!

  • Leave a Reply