Crianza Familia

Cuándo hablar de sexo con nuestros hijos

31 enero, 2017

Los niños crecen y comienzan a tener inquietudes, dudas y preguntas. Ya no somos su única fuente de estimulación, ahora también participa el colegio, los amigos, profesores y mucho más. Se nos van escapando entre los dedos, adquiriendo independencia y madurando. En definitiva, es como debe ser. Se hacen mayores y se va también desarrollando su sexualidad, sin prisas, a poquitos, pero ahí está, es un hecho que no podemos ni debemos negar.

Cuando hablar de sexo con nuestros hijos

Cuando haces esta pregunta son pocos los padres que no tuercen el gesto. Señal de que arrastramos incómodos tabúes de nuestra infancia. Porque, ¿tú cuándo hablaste de sexo con tus padres? Seguro que pocos podréis contestarme a esa pregunta. Yo al menos no lo hice. Hablé con mi madre de mi menstruación, cuando llegó, de lo que implicaba, y poquito más. Del resto debían encargarse otros, seguramente esperaban que el colegio cumpliera esa función. Aunque los verdaderos encargados eran los amigos, los hermanos mayores…. en definitiva otros niños.

Quiero creer que los tiempos han cambiado mucho en materia de educación y a estas alturas los padres no nos ponemos colorados por hablar de sexo con nuestros hijos. Pero la triste verdad es que la teoría está un pelín alejada de la práctica. Este pasado verano una amiga me arrojaba a su hijo a los brazos con la pregunta de cómo se queda embarazada una mujer. La criatura pensaba que con tres tristes besos (eso sí con lengua) podíamos concebir. Su excusa fue que yo lo explicaba todo mucho mejor.

Cuáles son las reglas básicas

Tanto para hablar de sexo como de cualquier otro tema que les inquiete o del que duden creo que es importante seguir tres reglas básicas:

  1. Ser sinceros. La sexualidad es un proceso natural y hermoso que no debemos esconder a nuestros hijos. Si te sientes avergonzado, háztelo mirar, igual arrastras tabúes de tu infancia que vendría bien eliminar o superar. Recuerda que esto no ha hecho más que empezar. Tenemos toda una adolescencia por delante. ¿No prefieres que tu hijo/a acuda a ti ante cualquier duda?
  2. No evites el tema o hagas como mi amiga, haciendo que otros le contesten. Da igual la edad que tenga tu hijo, si te hace una pregunta intenta contestar de manera sencilla y con términos que pueda comprender según su edad. No se trata de que le pongas el vídeo de National Geographic sobre la concepción y el nacimiento a la primera de cambio.
  3. Contesta sólo aquello que te pregunte. Piensa que va a recibir información alucinante y nueva y necesitará tiempo para procesar y comprender. Ya volverá a ti con más preguntas cuando asuma lo aprendido.

 

Siempre he intentado ser sincera y transparente con Rayo en este tema. Comenzó haciendo preguntas sobre las diferencias evidentes entre el sexo femenino y masculino, sobre por qué los adultos teníamos vello y los niños no…. Poco a poco ha ido ahondando más, consultando dudas, haciendo muchas preguntas. No ha sido cuestión de un día, sino de muchos días a lo largo de los últimos años. A día de hoy tiene una visión bastante clara, aunque lógicamente le queda por aprender. Lo que más me ha gustado de todo esto es que ante cualquier cosa que escucha en el colegio o cualquier barbaridad que cuentan sus amigos, él viene, me lo dice y contrasta versiones. Sabe donde encontrar la información fiable, en casa, y pregunta sin tapujos. Hemos creado algo muy importante: la libertad para hablar en casa con absoluta confianza.

Y vosotros, ¿habéis hablado de sexo con vuestros hijos?, ¿os habéis planteado como tratarlo cuando llegue el momento?

 

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Marisa, la estresada 1 febrero, 2017 at 12:48

    Si pudiésemos hablar de sexo como hablamos del resto de temas, el mundo sería “mas mejor” lo más divertido es cuando las preguntas no llegan en el momento oportuno. Cuando comes con las abuelas, en un autobús lleno de gente….
    Yo les decía… En casa te lo explico, y ahí si, “a echarle valor”

  • Reply Mariola 2 febrero, 2017 at 09:53

    Hola Belén! Me ha gustado mucho tu post. Te quería preguntar si has utilizado algún libro en concreto para dar las explicaciones (cada una a su tiempo), y sobre qué edad. Últimamente he estado mirando y hay gran variedad… por si me puedes guiar un poco. Gracias!!

    • Reply Belén Pardo 3 febrero, 2017 at 13:12

      Hola Mariola, gracias por tu comentario y por visitarme 🙂 Pues para ser sincera no, no he utilizado ningún libro. Me he guiado por el sentido común y por las tres premisas que comentaba en el post. Es importante hablarles con un lenguaje claro que puedan entender y dar la información que piden, sólo esa. Si siguen teniendo dudas ya seguirán preguntando y tú podrás ir adaptándote a lo que necesitan.

  • Reply Anónimo 2 febrero, 2017 at 11:33

    Reconozco que a mi me da mucho apuro hablar con mi hijo de sexo.
    Tendré que poner en práctica lo que dices.

  • Reply Laura 6 febrero, 2017 at 13:12

    “Hemos creado algo muy importante: la libertad para hablar en casa con absoluta confianza.”. Sin duda, LA BASE PARA TODO, tanto lo que hay, como lo que vendrá, con nuestros hijos, y hasta con el resto de humanos.

    Felicidades, mi más sincera admiración por vuestra naturalidad, y por vuestro valor a la hora de cambiar cómo lo hicieron con nosotros nuestros padres y hacerlo distinto vosotros con vuestro hijo. Todo sea dicho… a mí al menos mis padres me compraron un librillo al respecto, que eso sí, ni siquiera era claro, lo ponía todo muy difuso. Pero es que mis padres ni se pusieron a ver el libro conmigo y mis hermanos. Simplemente lo compraron, nos lo dejaron por ahí, y esperaron a que la mezcla entre el libro y la información de los amigos en el colegio nos iluminara. Si les dejamos hoy en día así, a su aire y de la mano de cómo ilustra el sexo internet… ufff. Hay que echarle valor. Aunque suene absurdo: “esforzarnos por ser naturales”. Poner esa base de confianza y respeto para hablar de sexo y de todo lo que necesiten. Y lo demás entonces sí que vendrá con naturalidad. Y ellos lo vivirán también con naturalidad y sin expectativas irreales y frustrantes.

    Gracias por tu post!!!

    • Reply Belén Pardo 6 febrero, 2017 at 13:40

      Gracias a ti por tu comentario. Afortunadamente las familias hemos avanzado, al menos algunas. Es vital establecer este clima de confianza en el hogar para hablar, no sólo de sexo, sino de otros muchos temas que serán tan importantes durante la adolescencia. Un abrazo 🙂

    Leave a Reply