Sin categoría

Si las infecciones de orina han llamado a tu puerta…. ¡sigue leyendo!

14 agosto, 2013
Imagen Pixabay

Nunca había padecido infecciones de orina graves, ni frecuentes, ni recurrentes…. hasta hace año y medio. De repente empecé a sentir molestias que acabaron con mis huesos en el centro de salud donde sin ninguna prueba o análisis, me dieron una receta de antibiótico de amplio espectro. Los síntomas cedieron rápidamente pero aquello sólo fue el principio de una larga historia. 

Sólo un mes después los síntomas regresaban, y de nuevo la misma operación: médico, receta, farmacia, síntomas que cesan….. Y vuelta a empezar. En esta ocasión sí hubo analítica de orina para detectar y llamar por su nombre a las bacterias a las cuales nos enfrentábamos. Tras seis meses, seis tipos de antibióticos y dos analíticas de orina mi doctora de cabecera decidió que aquello se le iba de las manos y me remitió al urólogo. El especialista, con un don de gentes sin igual, me interrogó sin pudor acerca de mis hábitos de higiene y poco menos que me atribuyó la culpa de esas infecciones de repetición. No me recetó antibióticos, no me hizo analítica alguna, me dio unas pautas de higiene (que por supuesto ya conocía y seguía), me sugirió beber muchos líquidos repartidos a lo largo del día (cosa que también hacía) y me recomendó tomar arándano rojo para favorecer la eliminación de dichas bacterias. Así estuvimos dos meses. No había síntomas, pero en una analítica posterior de comprobación la bacteria E-coli seguía ahí, debía haberse construido un chalet con vistas vamos. 
Fue entonces cuando el urólogo decidió aplicar terapia de choque: un mes a base de un antibiótico de los fuertes. Sólo aguanté 20 días, los efectos secundarios pudieron conmigo y dejé de tomarlo. A pesar de ese tiempo, no hizo efecto. La bacteria no tenía intención de irse pero el médico no buscaba otra solución que no pasara por la toma de antibióticos. 
Toda esta experiencia me ha hecho aprender mucho y me ha hecho conocerme un poquito mejor. Comencé a darme cuenta que los momentos donde comenzaba de nuevo a sentir molestias coincidían con mi ciclo, sucedían o durante la ovulación o días antes de tener la regla. Después he sabido que  la carga hormonal de esos días puede influir directamente en lo ácido de la orina, modificar el pH y por tanto favorecer la aparición de infección. 
También sé ahora que de la misma manera que una persona puede tener predisposición a los dolores de cabeza, otras pueden sufrir cierta irritación en la vejiga sin tener infección. 
Igualmente he sabido que un suelo pélvico deteriorado puede hacer que la vejiga baje lo cual cree una especie de codo donde la orina puede quedar almacenada, evitando que la vejiga se vacíe por completo y favoreciendo la infección. 
He descubierto qué cosas ayudan, además de los tan manidos antibióticos, que aunque necesarios, no siempre solucionan y erradican el problema.

Aquí tenéis mi kit anti-cistitis

  • Arándano rojo: un imprescindible que te ayudará a eliminar y controlar las infecciones. El arándano ayudará a que la bacteria se desprenda de las paredes donde se queda adherida, y ello facilitará su eliminación. Puedes tomarlo en cápsulas (de venta en farmacias), de este modo te aseguras el aporte diario necesario. Si los encuentras y te gustan el arándano fresco o seco también va muy bien (puedes encontrarlo en supermercados o herbolarios). 
  • Beber mucho líquido: nada de bebidas azucaradas, zumos, etc. Aguita clara y cristalina. Pero repartida a lo largo del día. Un truco, toma un vaso de agua cada hora, aproximadamente. De este modo lograrás beber lo que necesitas sin esfuerzo.
  • Es importante volver la orina más ácida y lo podemos conseguir con métodos naturales: exprimiendo un poco de zumo de limón en un vaso de agua (podemos tomar un par de vasos al día). También tomando un vaso de zumo de arándanos al día. 
  • Si después del parto notas que tu suelo pélvico está deteriorado consulta con un fisioterapeuta especializado en este tema, te ayudará a trabajar la zona y evitarás consecuencias más graves o desagradables, como puede ser esta.
  • La acupuntura ayuda. En un intento desesperado por probar cualquier método que pudiera por fin darme la solución, di con esta técnica. Muy recomendable para esto y casi para cualquier cosa. 
  • Si estás embarazada debes saber que hay una mayor propensión a las infecciones. Ante la más mínima molestia acude a tu médico, pero pásate por la farmacia y compra arándano rojo. Como dirían en un blog de moda o belleza, ¡todo un must! 😉 
¿Cuánto tiempo se debe tomar arándano rojo? 

Si sólo has tenido una infección seguramentecon un bote bastará, pero yo os recomendaría que pasado un mes, hicierais algún refuerzo para prevenir. En caso de infecciones de repetición, y según recomendación de mi urólogo, hacer un ciclo de tres meses y después descansar. Pero sin bajar la guardia, y ante la más mínima molestia volver a tomarlo. Eso sin despreciar el zumo de arándano, el zumo de limón o el arándano fresco y seco que nunca está de más seguir tomando. Y por supuesto si tienes dudas o molestias leves acude a tu médico.

Espero que mi experiencia os ayude. 

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply Mama medusi 14 agosto, 2013 at 08:04

    Hola guapa! No conocía las ventajas de los arándanos, me lo apunto por si lo necesitara o para aconsejarlo a quién lo necesite

    Mil gracias!

  • Reply Yolanda regalo perfecto 14 agosto, 2013 at 08:05

    Vaya, parece que es el cuento de nunca acabar.Gracias por los consejos!!

  • Reply Eloisa Lopez 18 agosto, 2013 at 20:33

    Una recopilación genial. Me alegro de que por fin tengas a las bacterias sitiadas y controladas 😉

  • Reply eliminar estrias 21 agosto, 2013 at 18:04

    Los remedios y productos naturales son muy efectivos para atacar y prevenir muchas de las enfermedades que nos aquejan, son muy faciles de conseguir y de utilizar, lo importante es conocer la funcion y la forma en como nos ayudan a cuidarnos. Muy buenos consejos Felicitaciones!

  • Reply Anónimo 10 septiembre, 2014 at 11:10

    Gracias por la información.La seguiré al pie de la letra, en un año he padecido cuatro y estoy cansada.

  • Reply Marina 27 noviembre, 2014 at 00:02

    Muy buena entrada!! Yo tuve infección hace poco y en la farmacia me recetaron unas cápsulas de la marca Sandoz bienestar que contenían lactobacillus, vitamina c, vitamina a y arándano rojo americano. Me fueron muy bien! También son aconseables para la candidiasis ya que fortalece la flora vaginal 😉

  • Reply Nerea 25 septiembre, 2015 at 22:19

    Me ha encantado el post. Desde hace 2 años tengo el mismo problema que cuentas y es una tortura. Lo cierto es que lo del ciclo menstrual no se me ha ocurrido pero es cierto que coincide. Voy a probar con los arandanos rojos a ver que tal me van.

    Muchas gracias por compartir,
    Ha sido muy útil!

  • Reply Nerea 25 septiembre, 2015 at 22:20

    Me ha encantado el post. Desde hace 2 años tengo el mismo problema que cuentas y es una tortura. Lo cierto es que lo del ciclo menstrual no se me ha ocurrido pero es cierto que coincide. Voy a probar con los arandanos rojos a ver que tal me van.

    Muchas gracias por compartir,
    Ha sido muy útil!

  • Reply Nerea 25 septiembre, 2015 at 22:20

    Me ha encantado el post. Desde hace 2 años tengo el mismo problema que cuentas y es una tortura. Lo cierto es que lo del ciclo menstrual no se me ha ocurrido pero es cierto que coincide. Voy a probar con los arandanos rojos a ver que tal me van.

    Muchas gracias por compartir,
    Ha sido muy útil!

  • Leave a Reply