Sin categoría

Tabaco, niños y empatía

16 agosto, 2012
Hace unos días salía en prensa una noticia que alarmaba a muchos consumidores: “Mercadona retira 11 de sus productos cosméticos a petición de Sanidad“. ¡Qué revuelo! Preocupación absoluta, incluso leía a madres por la red alteradísimas pues uno de los productos retirados (o mejorados según la cadena de supermercados) ha sido la crema especial para pieles atópicas que daban a sus hijos (me falta un emoticono de manos llevadas a la cabeza). 
Nos preocupa la salud de nuestros hijos, está claro. Queremos lo mejor para ellos, evitarles comidas basura (nota mental: tengo pendiente hablar de esto), ofrecerles los mejores productos, los más efectivos, etc, etc, etc. Parece que vivimos en una sociedad muy pulcra, muy informada, muy preventiva. Pero este verano me he encontrado con acciones que me han sorprendido y me han hecho pensar. 
Hoy quiero hablar sobre el tabaco, las familias y los niños. Aviso, soy muy radical en este tema. Me parece que el tabaco es un mal de todos y no solo de las personas fumadoras, se trata de una cuestión de salud pública y no de derechos como gusta últimamente decir. Yo puedo respetar que tu fumes, en definitiva cada uno con su vida, su cuerpo y su salud hace lo que quiere. Pero si tu cigarro afecta a mi salud, lo respiro yo o me molesta, entonces ya hablamos de que el problema, también es mío. 
Hace cincuenta años no se disponía de información acerca de los nocivos efectos del tabaco. Fumar estaba de moda, era estiloso, atractivo. Hoy conocemos los devastadores efectos que causa, tanto para la salud del fumador como para quienes están a su alrededor: fumadores pasivos. Papá sin complejos conoce bien esto que hablo, él ha sido un fumador pasivo en su niñez. Por fortuna (y digo esto con tristeza) su padre pasaba mucho tiempo fuera de casa trabajando, así que se libraba del humo persistente de su cigarro. Aún hoy mi suegro enciende los cigarros alegremente delante de todos a pesar de que el médico le ha prohibido terminantemente fumar, a pesar de que mi suegra es asmática crónica, a pesar de que su nieto ande cerca. Siempre fumó delante de sus hijos y su mujer, así que considera que es lo más normal del mundo. Mi suegro tiene 81 años, una educación muy diferente y es difícil que comprenda algunas cosas. No le excuso, pero hasta puedo llegar a comprenderle. 
Pero ni comprendo, ni justifico a aquellas familias de hoy en día que se encienden el cigarro en presencia de sus hijos. Este verano he visto más fumadores que en mi lugar de residencia habitual, es curioso, pero así ha sido. Madres que empujan los carritos de sus bebés cigarro en mano mientras el humo va cayendo lentamente encima de la carita de su tierno bebé. Madres que colocaban histéricamente una sombrilla en el cochecito, cigarro en mano, preocupadísima por los efectos del sol en la piel de su criatura, pero sin preocupación alguna por el humo que estaba tragando. Padres y madres a la mesa con sus hijos, encendiéndose el pitillo después de comer y compartiendo el humo con sus nenes, mientras éstos aspiraban, acostumbrados. 
A mi me molesta el tabaco, soy asmática, y respirar humo de tabaco puede suponer tener que utilizar un inhalador. Eso es problema mío, me dirán muchos, bueno insisto que el tabaco es tóxico. Pero que mi hijo tenga que aspirar el humo de otros me pone enferma. Y claro, si a esas personas les importa un pimiento que sus hijos sean fumadores pasivos, imaginad lo que les importa que lo aspiren los hijos ajenos. 
En el hotel donde estuvimos alojados este verano, intentar pasar la sobremesa en la terraza con un café era casi imposible. Los fumadores se agolpaban a encender medio histéricos sus pitillos, y daba igual quien estuviese cerca, daba igual si molestaban. Y entonces tienes que escuchar aquello de “tenemos derecho”. Señoras y señores, esto no es una cuestión de derechos, es mucho más. Como decía al principio es una cuestión de salud pública, una cuestión incluso de educación y respeto por el prójimo. Yo no voy a poner una cruz sobre una persona porque fuma, en absoluto. Pero no tolero la falta de respeto, la falta de empatía. 
Al final quienes no fumamos somos hasta mirados mal. Si se me ocurre decir a un fumador que me está molestando, me miran mal, incrédulos incluso y me dicen que tienen derecho…… Pues sí, tendrán derecho pero lo que no hay en este país es empatía. 
No quiero que mi hijo respire el humo del tabaco, y para ello tengo que renunciar a comer en una terraza, pasear por ciertos sitios, estar en determinadas zonas del parque, y así un largo etc. Entonces, ¿quién pierde derechos? Y todo por algo que en definitiva es nocivo para la salud. 

You Might Also Like

20 Comments

  • Reply Esther 16 agosto, 2012 at 07:15

    Qué razón tienes, me pone mala el borregueo con lo de los productos Deliplus, mientras además de lo del tabaco, por ejemplo, mucha gente da cosas de comer a sus hijos sin molestarse ni en mirar la etiqueta, solo porque la tele dice que es bueno (hombre, claro, es la publicidad de la marca) y resulta que están cebando a los niños, venga ya!

  • Reply Suu 16 agosto, 2012 at 07:19

    Yo he sido fumadora y tengo que entornar el mía culpa en muchos sentidos. Ahora que veo a padres fumando con sus hijos al lado no concibo cómo pueden hacer eso, no me entra en la cabeza y no entiendo cómo pueden fumar cerca de sus hijos.

    Ahora, que entiendo que debe de ser complicado no poder fumar en ningún sitio y el único lugar donde se pueda deba ser en la terraza. En invierno no molestan y es en verano cuando, si yo quiero comer con mis hijos en una terraza se tienen que tragar el humo de los demás.

    Yo intento ver qué mesas hay justo al lado y si me conviene sentarme o no. Soy selectiva y no me importa dejar de ir a un sitio si no puedo estar a gusto con mis hijos.

    Creo que existe muchísima falta de empatía por parte de los fumadores, pero recordemos que ellos pueden fumar al aire libre y es la cantidad de mesas que ponen los restaurantes, apiñadas, lo que hace que el humo llegue a las mesas circundantes.

  • Reply yo misma 16 agosto, 2012 at 07:45

    Yo también he sido fumadora pero si que he tenido siempre en cuenta a los niños, nunca he fumado delante de ellos ya que considero que los adultos tenemos capacidad de elección pero ellos suelen ir donde les llevan sus padres. Dejé de fumar hace mucho y desde que soy madre no llevo a mis peques a ningún sitio con humo.

  • Reply batallitasdemama 16 agosto, 2012 at 10:44

    Me pasa lo mismo, miro quien esta sentado en la terraza para no sentarnos al lado, me da asquito pasar por las puertas de los centros comerciales, donde todo el mundo fuma. También me sorprende la gente que va con niños bebes y fumando. Es una causa de muerte subita que a mi me preocupa mucho. Pero si dices algo tu eres la histerica.

  • Reply David Stoks 16 agosto, 2012 at 10:49

    Hace tiempo ví un anuncio que lo encontré muy cierto. En el anuncio se veía a un adulto haciendo diferentes cosas y a su hijo que lo imitaba en todo. Creo que esto es muy cierto y creo que lo que los hijos ven en casa es lo que acaban haciendo. No creo que ningún padre quiera ver a sus hijos fumando, entonces creo que lo correcto sería que los padres (si fuman) no fumaran en presencia de sus hijos porqué les estan dando mal ejemplo.

  • Reply Anónimo 16 agosto, 2012 at 12:02

    Pocas veces puedo estar mas de acuerdo en algo contigo.

    Yo soy absolutamente intolerante con el tabaco pues me he topado en su mayoria con fumadores intolerantes. Empezando por mi propio padre que toda la vida ha fumado delante mio y sigue haciendolo.

    A mi el humo me molesta mucho y ademas me da un dolor de cabeza insoportable. Pero si en una terraza comento a un amigo o familiar que me molesta el humo, se enfada y me dicen que soy yo la intolerante y que no es culpa suya para donde sople el viento.
    Ahora vivo independizada y en mi casa no se fuma, esta terminantemente prohibido aunque mi padre, mi suegra y demas familiares me llamen de todo por mi intolerancia. Segun ellos los trato como apestados por obligarlos a salir al tendedero o a la calle.
    La intolerancia es mia por no dejarles fumar o suya por no entender que no quiero que mi sofa y MI casa huela a tabaco?

    Para mi la ley antitabaco supuso una liberacion pues habia dejado de ir a muchos sitios por la nube de humo que conllevaba, he podido volver a disfrutar de un tapeo o una cena en tranquilidad.

    Y respecto al tema infantil, creo que es por la falta de empatia por la que tienen que ponerse estas leyes tan estrictas. A mi me da igual que un niño vea una persona fumar, esto no va a determinar que sea fumador sino la educacion al respecto que le den sus padres. Pero si se permite fumar en los parques y zonas infantiles, la gente no apagara sus cigarrillos cuando un peque este cerca y el niño acabara respirando el humo.
    Si los fumadores entendieran que salir a fumar a la calle no es quedarte justo en la puerta para apestar a todos, no tendrian que legislar a cuantos metros de un hospital se permite fumar.

    Y no son sus derechos, ellos tienen derecho a matarse como prefieran, pero no a perjudicar la salud y bienestar de los demas, que tambien tenemos derecho a ello.

    Un saludo, Lucia

  • Reply Berlin30 16 agosto, 2012 at 13:43

    Un tema que me toca mucho la fibra, muy controvertido, es verdad, y en el fondo pienso que no debería existir ni tan siquiera debate porque creo el tabaco debería estar prohibido completamente. Sé que sería muy difícil prohibirlo porque hay mucha gente enganchada, o que no querría dejarlo, que se defendería diciendo que están en su derecho de elegir lo que le hacen a sus cuerpo, etc. Pero en el momento que esa elección afecta a los demás, como es el caso del tabaco, ya no es sólo SU derecho. Y por mucho que digan, ni siquiera con la ley antitabaco actual, se respeta el derecho de los no fumadores al 100% porque para eso falta mucha concienciación y mucha educación. Otro tema del que se podría hablar es el gasto sanitario que causa el tabaquismo, que sale del bolsillo de todos cuando los fumadores elijen fumar ellos mismos. Uff, ya digo que es un tema muuuy difícil, con muchos puntos de vista, todos respetables, aunque sé que el mío pueda parecer muy radical y a más de uno le molestará. Entiendo que cualquier persona fumadora en su interior sabe que fumar es malo y que sería mejor no fumar, pero que también se sentirán atacados y por eso muchas veces se defienden acusando a los no fumadores o excusándose en lo de estar en su derecho. Simplemente me gustaría que cada uno fuese más responsable con su vida y su salud, y por supuesto con la de los demás.

  • Reply Mama medusi 16 agosto, 2012 at 19:10

    Totalmente de acuerdo, y es una pena porque lo ideal es que no se comercializara el tabaco, pero eso no va a suceder porque hay muchos intereses.
    Y cuando parecía que la ley estaba de la mano de los no fumadores, sucede lo que dices en tu post, que al final hay sitios en los que no puedes estar por el tema del tabaco como en una terraza, que entrar a un centro comercial se convierta en tener que cruzar una horrible nube de humo, o que nada mas salir del metro, en la puerta el de delante tuyo, se encienda ansioso el cigarro y te tragues todo el humo de esa primera calada…
    Yo odio el tabaco, en mi casa no se fuma y espero que mi hijo no lo haga en el futuro, al menos no le vamos a dar ejemplo y le contaremos siempre como a consecuencia de ello, su bisabuelo pasó por una enfermedad con triste final y su abuelo esta luchando actualmente contra ella.

  • Reply Carol 16 agosto, 2012 at 21:49

    La verdad es que yo también soy un poco radical en esto y comparto todo lo que dices.
    Nunca he fumado y por suerte mis padres tampoco. Mi pareja sí, y fue con el nacimiento de nuestra hija cuando dejó de fumar tras haberlo intentado anteriormente varias veces.

    Hoy mismo en el parque me veía huyendo del abuelo cigarro en mano con su nieto. Uf, que mala leche me ponen.

    Entiendo que le resulte difícil dejar de fumar, pues es un vicio difícil de dejar (aunque no imposible), pero muchos de los fumadores demuestran una total falta de respeto. Como dices, si no tienen respeto por las personas a las que quieren (su hijos en este caso), ¿qué respeto van a tener por los demás?

    Un abrazo

  • Reply La Gallina Pintadita Carmen 17 agosto, 2012 at 00:37

    Pues aquí tengo que decir que estoy completamente de acuerdo contigo pero que tengo al enemigo en casa. Mi marido fuma. Mil veces le he dicho que lo deje, si no por el por nuestro hijo, pero ni por esas. Se preocupa mucho de no fumar cerca de nuestro hijo ni de otros y es de las pocas personas que antes que observa un gesto de molestia de las personas cercanas mientras fuma, tira el cigarro y santas pascuas. A mi me molesta muchísimo y eso que fumé durante una época. Le digo mil veces que es un ejemplo pésimo para nuestro hijo. Que con que poder moral le va a decir dentro de unos años que no fume por que es mal si lo ha visto hacerlo a el durante años, aunque se cuide de hacerlo sin que lo vea mucho los niños no son tontos.
    Total, que es difícil

  • Reply Rebe 17 agosto, 2012 at 07:23

    Opino como tu.
    He sido fumadora muchos años y por suerte conseguí deshacerme del vicio antes de mi maternidad. A dia de hoy me molesta mucho el humo del tabaco, lo evito y no me siento nunca cerca de nadie que fuma.
    Ahora con la nueva ley da gusto, puedes ir a un bar y volver a tu ca sin apestarte a tabaco, incluso puedes ir con niños.
    Mi padre fuma, aunque lo ha vuelto a dejar por millonésima vez (veremos lo que le dura) tiene prohibido fumar delante de mis hijas por lo que queda excluido cuando quiere fumar. No quiero ese ejemplo en mi familia. No quiero que mis hijas vean como algo normal el hecho de fumar.

  • Reply Un saltamontes en mi cama 17 agosto, 2012 at 14:12

    Con los niños cerca yo lo paso mal. Los fumadores no se dan cuenta, pero tienen impregnado el olor en la ropa, en las manos… está por todos lados. .

  • Reply Nereida 19 agosto, 2012 at 18:38

    Ayer mismo hablaba de esto con mi marido, porque estoy harta de ir a la playa y apartar las colillas de la arena. Además de incívicos, guarros, y no es que yo lo diga por decir, es que así lo demuestran.

  • Reply Alison 20 agosto, 2012 at 22:16

    jo al leerte me siento identificada odio el tabaco

  • Reply Alison 20 agosto, 2012 at 22:16

    jo al leerte me siento identificada odio el tabaco

  • Reply Cocinando entre Olivos 21 agosto, 2012 at 08:44

    Uyyyyy que vengo calentita de las vacaciones, he tenido que soportar cómo mis cuñados alegremente fumaban sin parar, uno tras otro….y no exagero delante de mis niños, y sobrino, al menos he conseguido que no se fume dentro, pero parece que como fuera no pasa nada pues ala a fumar, y si me llevaba a los niños, la rara era yo. Pero si estamos fuera!!! Si, pero el humo le está llegando a mis hijos, y al tuyo también, pero parece que a ti eso no te importa.

  • Reply Cocinando entre Olivos 21 agosto, 2012 at 08:45

    Por cierto que acabo de enterarme por ti de lo de Deliplus, voy a ver que he pasado que no me he enterado de nada.

  • Reply Anónimo 22 agosto, 2012 at 10:23

    Yo soy fumadora y madre (un defecto grandísimo, lo sé, aunque no suelo pasar de 3 al día y a veces ni eso) En casa no fumo nunca desde que me equedé embarazada del primero. Mi marido no fuma así que los humos están fuera del hogar. Afortunadamente tenemos una fantástica ley que prohibe fumar en los restaurantes con lo cual podemos ir tranquilamente (aunque a mí, por mi adicción) me cueste muchísimo trabajo no fumar después de comer) Las terrazas tienes humo? sí. Pero bastante más perjudicial es estar en una terraza al lado de una calle con tráfico intenso y eso nadie lo evita. Es más, mucha gente se contamina a diario con miles y miles de partículas existentes en el aire y no ponen el grito en el cielo. De la misma manera que estoy de aduerdo contigo en que no hay que dramtatizar con el tema de mercadona, tampoco hay que hacerlo con el humo que está AL AIRE LIBRE! Podría enumerar tantas cosas que ahcen más daño a nuestros hijos en el día a día y que les damos sin excesiva preocupación…
    Un saludo, Lucía

  • Reply Yaiza 23 agosto, 2012 at 10:46

    tema peliagudo Belen. Yo nunca he fumado y me considero muyyy tolerante con los fumadores pero me tocan al fibra cuando me tachan de radical…..hay que joderse! como dices tu….qui´´en pierde derechos? yo que nunca he fumado y tengo que tragarme su humo? anda yaaa
    y como dice un comentario ,la salida del metro y comerte la primera bocanada del de delante me enferma,pero no le digas nada ehh! que esta en "su derecho"
    en finnnn
    ahhh,y al parque que vamos todos lso dias los papas/mamas se quedan al fondo fumando,pero lso niños revoloteando alrededor…. en finnnn
    besiños y te leo aunque no comente mucho

  • Reply Anónimo 17 noviembre, 2014 at 10:00

    Totalmente razonable, hay una falta de respeto por parte de algunos fumadores, no se por qué cojones tenemos que aguantar el humo que infecta nuestros pulmones. Y como digas algo o te quejes encima te ponen por raro o por delicado. A ver si se enteran los fumadores, que el humo es toxico que si se quieren joder los pulmones que fumen en sus casas y sin nadie delante que tenga que estar tragando el asqueroso humo, que no respetáis nada los fumadores de los cojones.

  • Leave a Reply