Sin categoría

¡Vamos a cocinar! Mi receta de pollo a la cerveza

20 febrero, 2015

Hoy nos ponemos el delantal porque vamos a cocinar un poquito. No sólo de reflexiones maternales vive este blog, ¡hay que comer! Y quiero proponeros una de esas recetas que te sirven igual para quedar de lujo que para salir al paso porque no tienes tiempo (o ganas o ambas cosas) de cocinar. 
No valen excusas de “se me da fatal cocinar“, “es súper difícil” porque no cuelan. Es una receta fácil y queda riquísima. ¡Prometido! 
Se trata de traseros de pollo a la cerveza. Una receta con la que se chuparán los dedos. 
Ingredientes para 4 personas
4 traseros de pollo (pide al pollero que te quite la piel)
3 ó 4 dientes de ajo
Tomillo
2 hojas de laurel
1 lata de Cerveza
Preparación
Dora los traseros para que queden más jugosos. Un vuelta y vuelta bastará, incorpóralos a la bandeja de horno. Añade los ajos en láminas, las hojas de laurel, un poco de tomillo (si tienes alguna rama fresca mejor que mejor) y la cerveza. 
Con el horno precalentado (calor arriba y abajo) a 200º mete la bandeja durante aproximadamente una hora. Ve dando la vuelta a los traseros y comprobando cómo se van haciendo. Si notas que se quedan muy secos, puedes añadir media lata de cerveza más. Cuando la salsa vaya quedando espesa ha llegado el momento de sacarlos. 
Acompañamiento
Puedes aprovechar que el horno está encendido y hacer unas patatas asadas. Escógelas de tamaño mediano, lávalas bien y envuélvelas en papel albal. Incorpora un poco de tomillo en rama, albahaca, pimienta, sal o cualquier especia que te apetezca. Mételo al horno mientras se esté haciendo el pollo y cuando lo sirvas sácalas del papel, pártelas por la mitad y añade un chorrito de aceite de oliva virgen. 
También puedes optar por algo verde. A mi me encanta la ensalada de lechuga batavia, manzana y maíz. Lo puedes aderezar con salsa de yogur. 
Esta misma receta la puedes hacer con un pollo entero o con muslitos. Y como ves es de las de meter en el horno y olvidar. Lo puedes hacer también de víspera, y tendrás la comida lista con sólo calentar en el microondas. 
Me encantan este tipo de platos porque me dejan tiempo para trabajar, para estar con Rayo o irnos por ahí sin pesar en algo muy elaborado. 
¿Tienes alguna receta de este tipo? Tiene que ser fácil, sin mucho trabajo y que quede siempre riquísima. Soy toda oídos 🙂 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Mami Reciente Cuenta 20 febrero, 2015 at 14:27

    Ummmmm, que rico y fácil!! me apunto la receta. A ver que tal!!
    Saludos

  • Reply Ester Muñoz 23 febrero, 2015 at 07:27

    Yo me la apunto también. Me encantan esas de meter al horno y olvidar 🙂

    Te doy una para un acompañamiento de carnes o pescado, que además puedes hacer antes, y luego solo darles el toque final.
    Cuece patatas no muy grandes en agua con sal gorda. Cuando estén cocidas, las sacas y que se sequen con el mismo calor que tienen. (esto puedes hacer antes).
    Colocalas en una bandeja o recipiente para el horno una al lado de la otra y las chafas por arriba un poco con un tenedor (para que se rompa un poco la piel). Rocías con aceite de oliva, sal y especias (ajo en polvo por ejemplo, o tomillo). Mételas al horno unos minutos. Están deliciosas.

    Y otra de acompañamiento que también va muy bien con un lomo asado o una pechuga. Cueces arroz solo con sal, escurres, chorrito de aceite en crudo y ajo en polvo.

  • Leave a Reply