Sin categoría

Me gusta dormir con ellos

9 marzo, 2012
Me gusta meterme en la cama y verle ahí a mi lado, durmiendo plácido y confiado, sintiendo su tranquila respiración. Me gusta comprobar con mi mano en mitad de la noche que está arropado. Me gusta girarme a un lado, tocar a uno y girarme al otro y comprobar que también está. Me gusta dormir con papá sin complejos y con el Peque.
Cuando se puso malito hace unas semanas hicimos la «operación colecho«, y pusimos su cama en nuestro dormitorio. En las últimas ocasiones después no hemos tenido prisa por quitarla, y a él le encanta dormir en nuestra habitación. Suele ser él quien se fija el día en que quiere volver a su cuarto. Esta vez se ha alargado más por la recaída que tuvo hace unos días. Y ahora aunque ya está perfectamente ha decidido esperar un poquito más porque se siente tremendamente agusto durmiendo a nuestro lado. 
Sí, me gusta dormir con él, me siento más segura, más tranquila. Él ya es mayor, duerme fenomenal en su cuarto, no da un solo problema, pero adoro despertar en mitad de la noche y oirle respirar. 
Cuando trasladamos al peque a su cuarto, a sus casi 2 años, yo estaba un poco agobiada, muy cansada y casi insomne. No podía dormir bien, patadas, tirones de pelo, me echaba de la cama, ….. Colechamos desde que mi chiquitín tenía pocos meses, fue papá sin complejos quien me animó a meterle en la cama. A mi me daba miedo, siendo tan pequeño, apenas un bebé de 2 meses, por si le aplastaba. Pero después de casi quedarme dormida con él en brazos mientras mamaba decidí que el riesgo real era que se me cayera de los brazos. Desde ese día el nene tuvo «barra libre» y dormíamos a las mil maravillas, aparte de muy felices.
Pero siempre fue un niño inquieto y no paraba de moverse en la noche. Y no sé por qué no se me ocurrió una medida alternativa. El cansancio no me dejaba pensar con claridad, supongo. El caso es que él se fue a su habitación muy contento y venía cada noche, o a la mañana siguiente a nuestra cama. 
Adoptamos la medida de poner la cama al lado de la nuestra ya de bien mayor cuando estaba malito. Tenerle en medio era inviable, pues cuando se mete en la cama conmigo se pone literalmente encima de mi, y claro, ¿quién duerme así?. Fue la mejor solución. 
Ahora, a sus 5 años, nos hemos acostumbrado a dormir así, y dormimos todos muy bien, esa es la verdad. Sí, me gusta mucho dormir los tres juntos. 
He escrito en varias ocasiones sobre el colecho y sus ventajas. Pero este post lo escribo para haceros una recomendación, si queréis colechar con vuestro hijo, lo mejor es que desde el principio busquéis una solución que os haga estar a todos cómodos. Si es muy bebé poner la cunita pegada a la cama sin barrera, de tal modo que el bebé pueda rodar de su cuna a la cama. Si es más mayor intentad poner una camita al lado, un colchón, lo que sea, pero facilitando el descanso tanto de los padres como del niño. 
Ahora, mirando atrás, me recuerdo deseando que se fuera a su habitación. Y hoy, confieso que no me apetece que se marche de nuestro cuarto. 

You Might Also Like

14 Comments

  • Reply Maria 9 marzo, 2012 at 07:56

    Ay que entrada tan bonita Belen!!! A mi me encanta dormir con la gordita, es una sensacion tan bonita tenerla al lado y poderla achuchar!

  • Reply Cocinando entre Olivos 9 marzo, 2012 at 08:10

    El grande se fue instalando poco a poco hasta los 18 meses que se fue a su cuarto. Entre semana se tiene que dormir en la cama de mamá y luego cuando llega su padre hace la operación traslado.
    Con el chico ha sido diferente, los primeros meses, creo que dos, ha dormido en el moisés junto a mi lado, pero luego ya directamente a nuestra cama, en medio de los dos, y ahí sigue, este como es más pequeño y no se mueve no sé hasta cuando se quedará…
    Echo de menos mi cama!!! Pero muchas noches echo de menos al grande, me pregunto cómo estará y que me gustaría tener una cama inmensa para todos jajaja

  • Reply Mo 9 marzo, 2012 at 10:47

    Para nosotros, poner su cuna en sidecar cuando tenía unos 6 meses fue la solución ideal, y así seguimos. Como dices, oirlo respirar tranquilo a tu lado es totalmente terapéutico. Un besote!

  • Reply desmadreando 9 marzo, 2012 at 11:39

    Se oye delicioso a pesar de la incomodidad.Yo nunca lo logré. No por que no quisiera pero mi Critter es muy inquieta y rodaba y gemía y no estaba a gusto. Era pasarla al moisés y feliz. Ahora incluso cuando lo intento para lograr dormir 5 min más me quita el edredón y me empuja para que me levante. Así que ya sabré lo que es el colecho cuando sea mayor y quiera ella venir– o no.

  • Reply kira permanyer 9 marzo, 2012 at 11:56

    Pues yo os voy a confesar que no puedo dormir con el peque! RONCA!!!! JAJAJA Es imposible. No veas como ronca. Le hemos hecho pruebas de carnó y no tiene. Simplemente tiene las anginas muy gordas y cuando duerme le oprimen el paso del aire. Cuando sea algo mayor (sobre los 6 o 7 años) en teoria dejan de ser tan grandes. Asi que no disfruto como tu! jajajaj cuando en medio de la noche me llama, me tumbo a su lado rezando para que se duerma pronto y volver a mi cuarto… parece un camión!!jajajajaja
    Un poco de humor a una entrada tan linda.

  • Reply teresavet 9 marzo, 2012 at 13:14

    Nosotros tuvimos su cuna sidecar hasta que cumplió los dos años. Me pasaba como a tí, que no dormía conmigo, dormía SOBRE MÍ, y yo no pegaba ojo.
    Cuando empezó a salirse de la cuna la pasamos a su camita, en su cuarto (que está pegadito al nuestro, y la oyes respirar).
    Ahora, si da mala noche, o está malita, en el segundo viaje la traemos a la cama, y duerme entre los dos (bueno, pegadita a mí, normalmente).
    Dependiendo de la noche, es una gozada o una pesadilla… 😉
    Pero da muchísimo gusto despertarse y tenerla ahí al lado, que te dé besitos y te toque la cara con sus manitas.

  • Reply Preparando la llegada del bebé 9 marzo, 2012 at 15:31

    Pues yo estoy deseando dormir con él pero a él no le gusta. Tiene ahora 6 meses y medio y cada vez que lo he intentado se pone a renegar e incluso a llorar. Entonces lo paso a su cunita que la tengo al lado y se duerme sin problemas. Sólo en dos ocasiones he dormido con él, en concreto fueron por la tarde "una siestecita" y me encantó. Oír su respiración, olerle, verle su carita durmiento, sentir su calor, …
    Me parece increíble que en la revisión del niño sano me dieran un folio de "Educación del sueño en el niño". Os pongo literalmente lo que indica de lactantes de 4 a 6 meses: …Tras el baño y la toma deben poner despierto al niño en su cuna, en su propia habitación. El niño debe asociar el sueño con unas rutinas…
    ¿Qué os parece?

  • Reply London 9 marzo, 2012 at 22:57

    Yo confieso que me encanta tener a mis niños en mi cama y tenerlos cerquita a cada momento. Lástima que casi exclusivamente es la mayor la que hace eso y se mueve tanto que al final uno de los dos acaba en su cama…. Pero cuando papi se va a trabajar las dos que ya se van despertando vienen corriendo a mi cama al último sueñecito antes de levantarnos.

  • Reply La Gallina Pintadita 9 marzo, 2012 at 23:02

    A nosotros, una camita al lado de la nuestra no nos cabe, ni cuna ni na. Así que en la cama con nosotros el tiempo que sea, que a mi me encanta, aunque a su papi un poco menos. Por ahora no hay más cama en casa que la de los tres. Ya veremos cuanto duramos.

  • Reply energia positiva 9 marzo, 2012 at 23:20

    Mi pequeñin ya duerme en su habitación en su camita,aunque algunas noches se despierta y me llama para que duerma con él.
    Reconozco que es agotador porque apenas duermo en su camita los dos apretaditos, pero cuando hace varias noches que el peque duerme de un tirón y no me llama, me muero de ganas de irme con él a abrazarle y arroparle. Dormir con los hijos es algo que te llena de energía y de paz. Hay que probarlo

  • Reply Paris 10 marzo, 2012 at 22:20

    Te entiendo muy bien, yo la tengo aún en mi habitación y no me apetece cambiarla, pero confieso que aunque practico el colecho…no me resulta cómodo, porque yo no duermo nada! jajaja ella sí…la mayoría de las veces.
    Un besazo

  • Reply Princesa Fol 12 marzo, 2012 at 16:44

    Es algo que me vuelve loca de emoción cuando me despierto de noche y poder abrazarme al príncipe o si tengo a las princesas a ellas…me pasaría la vida así!
    Bonito post!

  • Reply Eloísa 14 marzo, 2012 at 22:17

    Pues eso, qué viva la república independiente de nuestra casa y la capital situada en la habitación familiar donde todos dormimos democráticamente arrejuntados. Parafraseando a Sarai Llamas: en mi cama somos cuatro. A mi me encanta también dormirme y achucharme con mis peques y con mi osito grande, aunque tenga días en los que me tienta dormir en el sofá yo solita 😉

  • Reply Eloísa 14 marzo, 2012 at 22:17

    Pues eso, qué viva la república independiente de nuestra casa y la capital situada en la habitación familiar donde todos dormimos democráticamente arrejuntados. Parafraseando a Sarai Llamas: en mi cama somos cuatro. A mi me encanta también dormirme y achucharme con mis peques y con mi osito grande, aunque tenga días en los que me tienta dormir en el sofá yo solita 😉

  • Leave a Reply